ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Carta de La Tierra y La Nueva Era (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Carta de La Tierra y La Nueva Era (wiki) 


La "Carta de la Tierra", o bien como substituir los diez mandamientos


por Juan C. Sanahuja


del Lugar Web Mercaba



Con la pretensión de subordinar al Planeta a los "valores" del Alegato Cultural Dominante que desea imponer el Nuevo Orden Mundial múltiples organismos de la Organización de la Naciones Unidas, y paralelos, con la complicidad de muchos gobernantes nacionales, y contra los intereses de sus pueblos, preparan, mediante diferentes conferencias internacionales, "una sola agenda para el gobierno mundial"



Esta somete a los intereses de una minoría privilegiada al resto de la Población.


Altas instituciones internacionales, y con la participación de muy influyentes personajes ser reunieron a fines del año dos mil uno para prepararn la asamblea Rio + 10


Las declaraciones finales de estas asambleas, aparte de muchos lugares tópicos, en los que no se podría parar de estar conforme por ser generalidades de buena voluntad, no obstante incluyen conclusiones que traslucen las auténticas pretensiones de los objetivos de estos encuentros de la plutocracia mundial


En exactamente el mismo sentido, los alegatos de ciertas autoridades no vaticinan nada bueno. Se advierte en estos planteos la sombra de la Carta de la Tierra. Si bien no se la nombra es clara la referencia a ese "código de moral de la nueva era, que reemplazará a los Diez Mandamientos", conforme el ex--premier soviético M. Gorbachov.


De todas y cada una estas asambleas preparatorias pera esta Cima, llamada Río+10, convocada para el año, se puede finalizar que ha sido el instante escogido para "plantear al planeta" (imponer por la parte de los instrumentos del "sistema") nuevos principios éticos, que incluyan la obligatoriedad de someterse a los dictados de la llamada "gobernabilidad global". Una de nuestras esperanzas es que esa asamblea fracase por el enfrentamiento entre las tendencias más "socialistas" y las corrientes más "capitalistas", que se advierten en los organismos internacionales.


Cada año tiene para la Organización de la Naciones Unidas una meta, un propósito. En el año dos mil uno la finalidad declarada fue la de destruir la familia sustrayendo a los pequeños de la autoridad de sus progenitores, en nuestras páginas hemos seguido este proceso global que todavía no ha terminado. La meta de la Organización de la Naciones Unidas, y la constelación de ONG que con ella trabajan, era afianzar su propósito en la Cima de la Niñez programada para septiembre pasado. La asamblea fue suspendida por los delincuentes atentados terroristas de New York. La Cima sobre la Niñez, para celebrar los diez años de la segunda versión de la Convención de Derechos del Pequeño, se efectuará en mayo de este año.


Sin embargo, este año ya tenía fijado el propósito. Centrado en la Cima llamada de Río+10, (Sud Africa del veintiseis-ocho-dos mil dos al cuatro-nueve-dos mil dos, las datas precedentes eran del dos al once de septiembre), la meta es acabar de tejar los últimos pactos en orden a consolidar no solo las políticas de control de población sino más bien asimismo un nuevo orden social para el planeta entero.


En efecto, en la Cima Mundial sobre Desarrollo Sostenible (iniciales en inglés WSSD), -ese es su nombre oficial-, el proyecto de dominio mundial de los países del norte ha centrado una gran parte de sus esperanzas para imponer a todas y cada una de las naciones, con categoría de dogma, una tríada indisoluble: 1) nuevos derechos humanos (entre ellos los llamados "reproductivos", -anticoncepción y aborto-); dos) desarrollo sostenible (perspectiva de género, sociedades sostenible, salud sostenible, educación sostenible, etcétera); tres) conservación del medio ambiente para las generaciones futuras, (o sea, reservar una parte del planeta a fin de que lo exploten los países ricos).


Dándole unidad a estos 3 aspectos aparece ya un nuevo culto religioso o bien prácticamente religioso, llámese Carta de la Tierra o bien con cualquier otro nombre.


Aunque en bocetos siguientes de la Carta se ha tratado de moderar sus aseveraciones, repetimos lo que hace cierto tiempo publicamos en estas páginas, pues comprendemos que conserva su validez:


La Carta de la Tierra es un documento pensado dentro del Consejo de la Tierra que encabeza Maurice Strong, ex--subsecretario general de la Organización de la Naciones Unidas, conocido impulsor de políticas apremiantes de control de natalidad. Del mismo consejo forma parte el ex- premier soviético, que ahora vive en Suiza, Mikhail Gorbachov, creador de la organización Cruz Verde Internacional. Asimismo intervinieron, entre otros muchos, en su redacción el ex--Directivo General de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, Mercedes Insípida, y los fallecidos Paulo Freire y Preciosa Abzug, entonces presidente de WEDO, la Organización para el Desarrollo de las Mujeres y el Medio Entorno, una de las poderosas ONG con status consultivo en las Naciones Unidas, que busca, entre otras muchas cosas, el reconocimiento del aborto como derecho humano y la equiparación de las parejas homosexuales a las heterosexuales.


La Carta de la Tierra fue presentada y admitida por el Secretario General de las Naciones Unidas y también incluida entre los documentos a aprobar por los Jefes de Estado en la Cima de la Tierra+5 (Río+5, Reunión General de las Naciones Unidas, veintitres al veintisiete de junio de mil novecientos noventa y siete). Mas pese a que la carencia de tacto de los funcionarios del Consejo para el Desarrollo Social, hizo que la oposición del bloque de países llamado Conjunto de los setenta y siete hiciese fallar la iniciativa, la Carta de la Tierra no fue sepultada en el mes de junio de mil novecientos noventa y siete en la ciudad de Nueva York, sino prosigue de pie y disfruta de buena salud.


La Carta de la Tierra, como señala Gorbachov, es "el manifiesto de una nueva moral para el nuevo planeta", un auténtico "Decálogo de la Nueva Era", base para un código de conducta universal que va a deber regir al planeta desde el año dos mil. "Estos nuevos conceptos -afirmó el ex- premier soviético y ya antes jefe de la KGB-, se van a deber aplicar a todo el sistema de ideas, a la ética y a la moral y formarán un nuevo estilo de vida. El mecanismo que usaremos, va a ser el remplazo de los Diez Mandamientos, por los principios contenidos en esta Carta o bien Constitución de la Tierra".


La Carta de la Tierra es un manifiesto materialista y pagano, es más, panteísta, que entre otras muchas cosas procura supervisar férreamente la población mundial. Una de las explicaciones que le hallan los especialistas a este documento, es la de disfrazar de elevadas pretensiones, -por el bien de la humanidad-, el proyecto de transformar grandes extensiones del planeta en el almacén de materias primas que asegure el mantenimiento de los hábitos opulentos de consumo de unos pocos privilegiados.


Si no es de este modo, ¿por qué razón habla, con el habituado lenguaje antinatalista de la Organización de la Naciones Unidas, de modos de "reproducción que respeten los derechos humanos y las capacidades regenerativas de la tierra"?. ¿Se impondrán cuotas de población a determinadas zonas del planeta, para conservar los recursos naturales?.


¿Por qué razón la insistencia de la Carta en conceptos que la Organización de la Naciones Unidas emplea para disfrazar sus políticas de control de natalidad y sus proyectos de reingeniería social, como la equidad de género y la salud reproductiva y sexual de las pequeñas y las mujeres, como pre-requisitos para desarrollo sostenible?.


"La tierra, cada forma de vida y todos y cada uno de los seres vivientes tienen un valor intrínseco. Se debe asegurar el respeto y su cuidado", afirma la Carta en su primer punto. Mas, ¿se desprende de esto que solo el hombre tiene derechos absolutos, que le han sido dados por el Autor?, o bien al contrario, ¿las piedras, las plantas y los animales, tendrían exactamente los mismos "derechos" que el hombre?.


Como lo declararon en la ciudad de Río de Janeiro en mil novecientos noventa y siete, los articulistas de la Carta están prestos a transformarla en "la única agenda para el gobierno mundial", esto es, es un objetivo declarado, que la Carta es un proyecto totalitario, de imposición de una determinada ideología, que en su materialismo, en su ateísmo, y en su anhelo de control, coincide con el marxismo.


Desde hace cierto tiempo la opinión pública es sometida a un lavado de cerebro que trata de substituir el término de respeto debido a la naturaleza, de raíz principalmente cristiana, con los esquemas ecologistas de la nueva ideología del humanismo inmanentista.


Esta ideología no se priva de cultivar distintas formas de materialismo pseudo religioso, que asimiló ciertas manifestaciones de misticismo oriental, en ocasiones esotérico, y con eso intenta descristianizar la sociedad y también implantar un nuevo modo de interpretar toda la realidad. En los documentos internacionales tiene por nombre meridianamente a este empeño, proceso de reingeniería social.


El nuevo humanismo pretende salvar de un supuesto exterminio, por servirnos de un ejemplo, a las focas, ballenas, gorilas, manatíes, chitas, elefantes, diferentes especies de mariposas, osos y cabras montesas, por otro, no solo se justifica, sino se tiene como una obligación "natural" intentar y provocar un auténtico y propio holocausto con leyes que autorizan el despreciable crimen del aborto. Y esto representando a la paz y la armonía.


¿No es la matanza de millones de inocentes, el mayor atentado contra la paz? .


La nueva ideología se preocupa de las víctimas de la violencia, -asilados, fugitivos, excluidos y migrantes-, sometiendo a sus mujeres de manera compulsiva al aborto y a la esterilización, a fin de que no sumen más de la cuenta y pongan en alerta "la gobernabilidad global".


Por su ecologismo, la nueva ideología está impedida para distinguir entre el humano y la bestia. No es inusual, por poner un ejemplo, que en reportajes de T.V. sobre la vida silvestre, producidos por National Geographic, Audubon Society, la BBC, etcétera, se llame al chimpancé "nuestro hermano" o bien "nuestro primo" y, normalmente, no solo se culpe al hombre de ciertos desmanes que son determinados, sino se lo presente por definición como "el oponente" de la naturaleza -el máximo predador-, sin reconocer su dignidad trascendente y poniéndolo de pie de absoluta igualdad con los otros seres vivos, diferente de ellos solo por pequeños porcentajes de ADN.


La nueva ideología rompe lanzas por sostener la naturaleza íntegra, bosques, mares y montañas, mas ignora las naturales diferencias entre hombre y mujer, tratando de imponer unos nuevos derechos, contrarios a la naturaleza misma, basados en la teoría del género y la libre opción sexual.


La nueva ideología predica infatigablemente que el humano tiene como fin elevar propia calidad de vida, todavía a costa de la vida de los no nacidos, los enfermos y los viejos. Busca una utópica dicha intramundana, que el hombre solo con sus fuerzas jamás va a poder lograr. De este modo, reedita las teorías sobre el progreso sin fin de la humanidad.


A la vez, como quien conserva en un zoológico a un orangután albino, procura conservar lo que llama etnias autóctonas, condenando -anterior esterilización, a fin de que no sumen más de la cuenta-, a otros humanos a la ignorancia y al subdesarrollo, por el hecho de que la educación y la transmisión de conocimientos debe ser sostenible, o sea, limitada.


El nuevo humanismo predica asimismo el "respeto a la diferencia" buscando el reconocimiento de determinados derechos para los homosexuales, provocando el desazón de los indígenas, que se ven incluidos en exactamente la misma bolsa con esos "diferentes".


Pero en nuevo humanismo le niega "el respeto a la diferencia" a otros humanos que, por servirnos de un ejemplo, desean ser buenos cristianos, viviendo su fe en todo sitio y no solo encerrados en su casa o bien en la iglesia; asimismo se lo niega a una pareja -hombre y mujer; cristianos o bien no- que desee tener una abundante prole; asimismo se lo niega a esos o bien otros progenitores que, ejercitando sus derechos inalienables, desean trasmitir a sus hijos una fe trascendente; y, como es lógico, el nuevo humanismo no ejercita el "respeto por la diferencia" respecto a los médicos que por motivos éticos, no desean ser cómplices del crimen despreciable del aborto.


Toda diferencia que no entre en las diferencias estipuladas por la nueva "nomenklatura" nacional o bien internacional es calificada por los voceros del nuevo orden, de antidemocrática, violenta, totalitaria y fundamentalista.


En la presentación de la Carta de la Tierra sus articulistas aseveraron haber consultado a más de trescientos líderes religiosos. De esta manera, la Carta de la Tierra pretende vestir de una cierta espiritualidad al nuevo orden mundial.


Un proyecto afín en ideología y también pretensiones lo hallamos en el proyecto de Nueva Etica Global, que Hans Kung presentó hace pocos años en el Foro de discusión Económico de Davos, bajo los auspicios de el World Wildlife Found (WWF, Fondo para la Vida Silvestre, del príncipe Felipe de Edimburgo). El ex- teólogo católico afirmó allá que no se puede edificar el nuevo orden mundial sin su nueva moral planetaria. En exactamente la misma línea, Gorbachov se compromete a imponer la Carta de la Tierra en vez de los Diez Mandamientos, por el hecho de que es precisa "una nueva moral para la nueva era".


Algunos han intentado unir estos 2 proyectos y de este modo formar un "único paradigma mundial para la paz y la gobernabilidad global". Entre otras muchas cosas, cabe preguntarse, ¿puede haber diálogo con este nuevo humanismo?, ¿se le puede otorgar alguna buena pretensión a este totalitarismo?, ¿no debemos ir pensando más en de qué forma resistir que en de qué forma charlar con este nuevo orden?.


Fuentes


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 63 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Carta de La Tierra y La Nueva Era (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas