ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Decadencia de EE.UU. y el Fin del Imperio Americano Brzezinski (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Decadencia de EE.UU. y el Fin del Imperio Americano Brzezinski (wiki) 


A partir del once-S, ha sido evidente que el 'imperio americano' vive con tiempo prestado.


En estos últimos años, el ineludible colapso de la hegemonía mundial estadounidense y el planeta unipolar es una cosa que poquísimos observadores informados pueden proseguir ignorando.


Plagada de desempleo masivo, un ejército sobredimensionado, un estado policial arraigado, deterioro de la infraestructura, y la siempre y en todo momento presente amenaza sobre el dólar, no cabe duda de que los U.S.A. no es más que la sombra de lo que fue.


De hecho, en dos mil catorce, el término de primacía estadounidense en un largo plazo es solo una fantasía mantenida por los medios con su incesante reiteración de ideas sin ningún sentido y absurdas sobre las recuperaciones, las intervenciones humanitarias y la seguridad nacional. Estudiosos más creíbles, no obstante, son muy siendo conscientes del hecho de que E.U., como un imperio, como una nación, prosigue el camino de todos y cada uno de los imperios habidos ya antes.


No cabe duda de que USA pronto se va a quedar sin comburente en su marcha a través del planeta y en la opresión en el país mientras que la política económica irresponsable sigue siendo dictada desde los corredores de Wall Street.


Sin embargo, la decadencia de los U.S.A. no es sencillamente el resultado de dos años de fallos estúpidos cometidos por la clase dirigente.


La verdad es que el fin de USA no es más que un punto de referencia en un guion que fue escrito hace un buen tiempo.


Con el fin de conseguir una entendimiento más profunda del nivel en el que la caída de los U.S.A. es un desarrollo orquestado, merece la pena preguntar la obra de Zbigniew Brzezinski, el vil estratega geopolítico, arquitecto técnico de al-Qaeda, ex- funcionario del gobierno de los EE.UU. y actual consultor de Barack Obama. [1]


En particular, es esencial preguntar el libro de Brzezinski, The Grand Chessboard - American Primacy and its Geostrategic Imperatives.


Hay que rememorar que fue en este libro en donde Brzezinski pronunció la conocida oración de que,


El libro, escrito en mil novecientos noventa y siete, parecía lamentar el hecho de que el público no apoyaría tal imperialismo atrevido salvo que verdaderamente viesen que la cruzada estuviese dirigida en su interés inmediato.


Sólo 4 año después, el público recibiría una "amenaza súbita o bien reto" orientado a su "sentir del bienestar interno", como de una "amenaza externa directa extensamente percibida" en la manera de los ataques del once-S (Crossing the Rubicon - The Decline of the American Empire at the End of the Age of Oil).


La caída final de los E.U., no obstante, se trata en el apartado de conclusiones del libro de Brzezinski, que es revelador, titulado "Más Allí de la Última Superpotencia Mundial - Beyond the Last Global Superpower."


Aquí, Brzezinski se abre con el anuncio de que, no solo la hegemonía estadounidense pronto va a llegar a su final, sino jamás va a haber otra superpotencia tan poderosa como los Estados Unido; recordemos que instante de la redacción del libro fue en mil novecientos noventa y siete.


También escribe:


A largo plazo, la política mundial tiene la obligación de distanciarse poco a poco más del término de concentración del poder hegemónico a cargo de un solo estado.


Por lo tanto, América (EE.UU.) no ha sido la primera, sino va a ser la única superpotencia global por el hecho de que probablemente sea la última.


Esto es de este modo no solo pues los Estados-nación se están volviendo poquito a poco poco a poco más permeables, sino más bien asimismo por el hecho de que tanto el conocimiento [información] como el poder cada vez es más difuso, más frecuente, y menos limitado por las fronteras nacionales.


El poder económico asimismo probablemente se disperse.


En los próximos años, ninguna potencia probablemente alcance el nivel del treinta por ciento o bien menos del Producto Interior Bruto mundial que USA sostuvo a lo largo de una gran parte de este siglo, por no charlar del cincuenta por ciento a la que llegó en mil novecientos cuarenta y cinco. [4]


Tenga en cuenta que la naturaleza permeable de los estados nacionales a la que Brzezinski se refiere es el resultado del proceso de globalización de las economías y la armonización de las leyes en el mundo entero, como la globalización de la cultura.


Observe asimismo que Brzezinski apunta que la "concentración de poder hegemónico" no se concentrará en las manos de un solo estado. En verdad, como potencia mundial sencillamente va a pasar de las manos de una percibida entidad nacional a las de una corporación internacional y global.


Brzezinski apunta que la caída del Imperio Americano va a ser debido a razones internas y externas a saber, el fatalismo y la adicción al entretenimiento en el hogar y la sobre-expansión en el extranjero.


Y sigue:


Por otra parte, como E.U. se está transformando en una sociedad poco a poco más pluricultural, es posible que le resulte más bastante difícil formar un acuerdo sobre cuestiones de política exterior, salvo en las circunstancias de una amenaza externa directa realmente masiva y extensamente percibida.


Tal acuerdo general existió a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial, e inclusive a lo largo de la Guerra Fría.



En ausencia de un reto externo, puede resultar considerablemente más bastante difícil que la sociedad estadounidense llegue a un pacto respecto a la política exterior que no estén relacionados directamente con las opiniones centrales y simpatías por etnias étnicas extensamente compartidas, y que todavía requieren un compromiso imperial perdurable y en ocasiones costoso.


En todo caso, 2 puntos de vista muy, muy diferentes sobre las implicaciones de la histórica victoria de E.U. en la Guerra Fría probablemente sean políticamente más atractivos:


Así Brzezinski describe una sociedad que pierde su gusto por la guerra con otras etnias a resultas del incremento de la diversidad en la composición de la opinión pública estadounidense y la carencia de cohesión de lo que ha sido la cultura americana desde inicios del país.


El hecho de que U.S.A. ha ganado exactamente la misma etiqueta del "totalitarismo hostil" que una vez fue impuesta en otros países y gobiernos al fin ha llegado a ser apabulladoramente obvio para esconderlo a muchos estadounidenses.


Brzezinski asimismo identifica la caída de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría como un obstáculo potencial a la unidad para combatir y conquistar todo el planeta. En otras palabras, la carencia de percepción de los resultados de la "amenaza externa directa" se traduce en la carencia de voluntad en las psiques del público por norma general.


Después de todo, la persona promedio no quiere la guerra o bien la gloria del imperio, sino más bien sencillamente la capacidad de valerse por sí solos y vivir en un cierto nivel de confort. [6]


El Imperio es el propósito de los sicópatas.


Aún de esta manera, Brzezinski ve la carencia de la presencia de la Guerra Fría como una disculpa potencial para el sacrificio de la soberanía bajo el disfraz de "genuino multilateralismo internacional" y, evidentemente, la globalización.


Desafortunadamente para los que serán carne de cañón en cualquier aventura en el extranjero, se dispuso que se percibiese esa amenaza externa directa tan necesitada a ellos en forma de radical terrorismo fundamentalista musulmán en dos mil uno y, en dos mil catorce el renacer de la publicidad de la Guerra Fría entre E.U., Rusia, y en menor grado, China.


En este sentido, Brzezinski aparece para eludir la cuestión de la confrontación directa solo para presentar la posibilidad en términos apocalípticos.


Él escribe:


Las naciones más dotadas se hallan limitadas por su mayor capacidad tecnológica para la auto-destrucción, como por el interés propio; la guerra puede haberse transformado en un lujo que solo los pueblos pobres del planeta pueden permitirse.


En el futuro previsible, las depauperadas 2 terceras unas partes de la humanidad no pueden estar motivados por la limitación de las [naciones] privilegiadas. [7]


También podemos destacar que los enfrentamientos y los actos de terrorismo internacionales hasta el instante, han estado carentes de cualquier empleo de armas de destrucción masiva (…)


Pero la disponibilidad cada vez mayor, no solo de los Estados sino más bien asimismo de conjuntos organizados, de los medios para producir bajas masivas - por el empleo de armas nucleares o bien bacteriológicas - asimismo aumenta inevitablemente la probabilidad de su empleo. [8]


Sin embargo, si bien existe meridianamente la perspectiva de una guerra global y la utilización de armas nucleares, otra amenaza, probablemente, aun más peligrosa para el imperio estadounidense es la cultura que se ha creado de manera deliberada para el beneficio de la clase dirigente.


Mientras Brzezinski presenta la crisis cultural de U.S.A. como una amenaza por el simple hecho de su hedonismo y el egoísmo y que se opone a la voluntad de guerrear en el extranjero, su reconocimiento de la existencia de esta crisis está revelando en concepto de de qué manera la cultura estadounidense ha sido manipulada, orientada al egocentrismo y a la adicción del entretenimiento para crear personas que eviten el sacrificio, la síntesis cultural y la identidad.


Y sigue…


De forma más general, el cambio cultural en América asimismo puede ser desapacible para el ejercicio sostenido en el extranjero de la energía auténticamente imperial.


Este ejercicio precisa de un alto grado de motivación doctrinal, el compromiso intelectual, y la gratificación patriótica. No obstante, la cultura dominante del país se ha vuelto poco a poco más ofuscada con la diversión de masas que ha sido con fuerza dominada por temas hedonistas personalmente y socialmente escapistas.


El efecto acumulativo ha hecho poco a poco más bastante difícil movilizar el acuerdo político preciso representando a la producción continua, y asimismo a veces costoso, el liderazgo estadounidense en el extranjero.


La comunicación masiva ha estado jugando un papel particularmente esencial en ese sentido, lo que produce una fuerte repulsión contra todo empleo selectivo de la fuerza que acarrea aun niveles bajos de víctimas.


Además, tanto U.S.A. y Europa occidental han estado encontrando contrariedades para hacer en frente de las consecuencias culturales del hedonismo social y la radical minoración de la centralidad de los valores de base religiosa en la sociedad...


La crisis cultural resultante se ha visto agravada por la propagación de las drogas y, sobre todo en E.U., por su vinculación con la cuestión racial.


Por último, la tasa de desarrollo económico ya no es capaz de sostenerse al día con las crecientes esperanzas materiales, con este último, estimulado por una cultura que hace singular hincapié en el consumo.


No es exagerado aseverar que una sensación de ansiedad histórica, quizá aun de fatalismo, se está transformando en palpable en los campos más locuaces de la sociedad occidental. [9]


Y, ¿qué verdaderamente dice?


Si bien la carencia de motivación para guerrear en el extranjero en el nombre de la clase dirigente es una cosa que ha de ser alentado y alimentado por el hecho de que la carencia de motivación y el deseo de participar en una actividad fuera de uno mismo o bien de las ventajas inmediatos de dicha actividad generan la muerte de cualquier cultura a corto plazo.


Tal cultura engendra la ignorancia, la abulia, la carencia de empatía, y la atrocidad, como la destrucción del potencial para el progreso humano. Este último, no obstante, carece de importancia real para la clase dirigente.


Brzezinski asimismo apunta la capacidad de penetración de las drogas en una cultura que está ofuscada con la gratificación inmediata y el escapismo.


Mezclado con la absurda "guerra contra las drogas" que viola los derechos de todos y cada uno de los estadounidenses de forma inconmensurable, la persistente difusión del consumo de drogas prosigue hasta el punto de representar una parte significativa de la población estadounidense sin empleo y completamente desconectada de la bastante difícil situación de la nación en conjunto o bien sencillamente inútil de tomar medidas eficaces para mudar su situación miserable.


Una cultura del hedonismo, así como una depresión económica y un estado policial arraigado ha producido, indudablemente, lo que Brzezinski considera un,


Brzezinski escribe que este fatalismo o bien "falta de confianza",


Y, ¿qué comprende brzezinski de "las cosas que parecían pertenecer al pasado"?


Es una referencia del historiador Hans Kohn, quien definió esas,


Tenga en cuenta, no obstante, que el análisis de Brzezinski no prevé un imperio estadounidense indefinido. Los E.U. van a perder su imperio, como la poca riqueza interna que tiene.


Por lo tanto, cualquiera que sea el optimismo que se dé al público, puede estar seguro que va a ser falso y temporal...


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 20 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Decadencia de EE.UU. y el Fin del Imperio Americano Brzezinski (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas