ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Etapa de los Eufemismos (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Etapa de los Eufemismos (wiki) 


Aunque la política marcha conforme a su matriz, cuando se aproxima la campaña todo se exacerba y, entonces, la necesidad de emplear algunos términos con mayor cuidado se vuelve vital para sus intereses.

En el territorio de lo electoral semeja que la honestidad no produce enormes dividendos y el embuste es considerablemente más apreciado.

Eso se deriva de las patentizas rutinarias y explica pues los líderes prefieren usar oraciones equívocas, palabras que no afirman prácticamente nada y hasta idean un nuevo léxico con tal de no llamar a las cosas por su nombre.

Existe, en esto, una gran responsabilidad de una ciudadanía cobarde que prefiere un lenguaje obscuro a la franqueza como virtud. Quizás sea saludable que la sociedad revise su demasiado frecuente doble estándar.

En su oratoria rutinaria, la que usa en su vida privada, en familia, con amigos o bien en el trabajo, repite hasta el cansancio que su prioridad es la verdad ante cualquier circunstancia, por dolorosa que sea.

Lo es cierto que en frente de la mala nueva, se ofende con sencillez por la carencia de bravura de su interlocutor de turno, que no le anuncio de forma oportuna los hechos, como corresponde, sin rodeos. Mas lo que más lo molesta es que la novedad le impone una acción que no desea emprender.

Aceptarla, implica atravesar una situación bastante difícil que odia, y es allá cuando transforma la verdad en una lista inacabable de sentimientos negativos.

Cuando esas verdades fluyen de una manera claro y también indudable, con energía, y hasta con la atrocidad con la que resulta indispensable que sean explicitadas, entonces opta, enfurecido, por no premiar las adecuadas actitudes, estimulando, sin pudor, a los eternos mercaderes de la patraña.

Los políticos engañan, ya no por convicción, sino más bien por conveniencia.

Ellos comprenden que eso se traduce sin duda en resultados. El líder que explica lo que pasa, que muestra lo que ocurre y que plantea los niveles de responsabilidad que tiene la sociedad en frente de la realidad, no va a ser adecuadamente reconocido y va a ser expulsado del juego electoral.

Las contrariedades jamás son bienvenidas. Nunca se quiere oír sobre la responsabilidad de la gente sobre ellas. Eso forzaría a aceptar cierta culpa sobre lo que pasa.

Es exactamente la misma razón por la que muchos ciudadanos ni tan siquiera pueden reconocer que anteriormente votaron al gobernante actual, o bien al precedente. Eso implicaría hacerse cargo del presente. Realmente, la sociedad no está presta a admitirlo de una forma tan concluyentes.

Pronto empezará esa activa en la que los políticos charlarán de lo que viene y de lo que piensan hacer. Otra vez recurrirán, con mucha sutileza, a las evasivas, a la terminología difusa, apelando a la confusión y, en ocasiones asimismo, a la ignorancia sobre el significado de cada palabra.

Es el instante del proselitismo, y en consecuencia, una renovada ocasión de engañar con descaro.

Ellos saben que deberán tomar resoluciones esenciales, mas no lo aceptarán ahora. Aguardarán que la gente exprese su voluntad y después recién definirán lo que pueden verdaderamente hacer.

No ignoran lo que resulta preciso hacer. Suponerlo sería demasiado ingenuo. Lo saben, mas asimismo tienen conciencia de que importa más no abonar elevados costos políticos, ni perder poder de una forma fugaz.

Su talento no debe ver con saber solucionar inconvenientes, mucho menos incluso con ser los paladines de la defensa de la gente. En cualquier caso, su mayor atributo pasa por entender como marcha el poder, como se lo consigue y, esencialmente, como se lo retiene en forma indefinida.

En estos últimos años ese trágico esquema de patrañas enmascaradas, de planteos turbios, se ha perfeccionado en muchos campos. No solamente la política cayó en esa trampa sino más bien asimismo una ciudadanía cómplice.

La sociedad llama robustos a los gorditos, privados de la libertad a los presos y se refiere al aborto como interrupción del embarazo. La política asimismo hace lo propio creando su léxico. De este modo fue que el reacomodamiento de costos sustituyó a la inflación, la falta de seguridad al exceso de delincuentes y la expansión monetaria a la emisión desmandada y también irresponsable de billetes.

En este contexto de elecciones, todos y cada uno de los líderes saben que la circunstancia no va a ser simple.

Oficialistas y opositores comprenden que heredarán una "bomba de tiempo", mas como estiman que es políticamente incorrecto decirlo, han decidido deambular el sinuoso y insolente camino de reconocer los aciertos del gobierno y solo charlar de asignaturas pendientes o bien de la necesidad de proseguirse en el camino de la profundización de los logros, conforme sea el caso.

El que triunfe en los comicios va a tener la dura labor de conducir la transición. Van a deber adoptar determinaciones radicales haciendo esenciales ajustes a la economía.

Tendrán que reducir ásperamente el gasto estatal, bajar la emisión monetaria hasta anularla, acomodar las tarifas de los servicios públicos a niveles de mercado, recomponer de manera rápida las reservas monetarias, atraer inversiones, recortar los impuestos, reducir aranceles, desregular el comercio exterior, integrarse al planeta, entre otras muchas cosas.

Nada de eso va a ser simple, ni sin coste. Claro que se van a deber abonar los "platos rotos", como siempre y cuando se procura superar un inconveniente en el que se tiene plena responsabilidad en su gestación.

El "médico" tiene claro lo que debe hacer, mas asimismo sabe que deberá engañarle a su "paciente". Es que las reglas políticas que ha impuesto esta sociedad cobarde, incitan a la patraña, invitan a la trampa, aplauden la creación de una jerga que suavice las verdades y hasta consiga esconderlas.

Es esencial saber que se empieza un recorrido sin retorno cara esa patética etapa de los eufemismos.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 115 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Etapa de los Eufemismos (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas