ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Leyenda de las Mujeres que Abandonaron un Castillo Sitiado llevando a Hombros a sus Maridos (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Leyenda de las Mujeres que Abandonaron un Castillo Sitiado llevando a Hombros a sus Maridos (wiki) 


wiki
por Jorge Alvarez
veintitres Marzo 2018


del Lugar Web LaBrujulaVerde


wiki
Las mujeres de Weinsberg


cargando con sus maridos a cuestas


en una ilustración del siglo XVI


(Imagen: dominio público en Wikimedia Commons



A pesar de que durante la Historia han sido los hombres los que han llevado el peso de los episodios bélicos, en ocasiones asimismo el sexo femenino protagonizó alguno y el que veremos el día de hoy es un caso en el que, además de esto, lo de llevar el peso se puede interpretar de forma textual.


Independientemente de que se trate de un hecho real o bien una historia de leyenda, las mujeres de Weinsberg han pasado por esta razón a la posteridad.


Weinsberg es una pequeña urbe situada en el val del río Sulm, en el estado alemán de Baden-Wurtenberg, que está en la parte sur del país.


La zona estuvo habitada desde tiempos prehistóricos, como prueba un vecino campo de túmulos de la cultura Hallstatt, siendo después el sitio de vivienda de los celtas volcas y, más tarde, los romanos, quienes edificaron una calzada y una villa con termas y todo en el siglo II.


En el siglo VI llegaron los francos desplazando a los alamanes, por eso el territorio quedase entonces integrado en el imperio de Carlomagno.


wiki
Las ruinas del castillo


coronando la colina que domina Weinsberg


Imagen: Rosenzweig en Wikimedia Commons



Lo interesante para este artículo comenzó en torno por año mil, cuando se edificó un castillo en lo alto de una colina que dominaba la senda entre Heilbronn y Schwäbisch Hall.


Hoy en día apenas se lo recuerda como un edificio encantado en el que se han registrado supuestos acontencimientos paranormales, quizás debido a que en la Segunda Guerra Mundial se instaló allá el Oflag Va, un campo de presos para oficiales Aliados hasta el momento en que en mil novecientos cuarenta y cinco los bombardeos lo redujeron prácticamente todo a ruinas.


En cualquier caso, produce una corriente de turismo esotérico que le viene de perlas a la economía local de una población que apenas pasa de once mil habitantes.


Ahora bien, el Castillo de Weisenberg se vio inevitablemente inmerso en una guerra muy precedente, la librada entre güelfos y gibelinos, de las que charlamos acá más de una vez.


Esas palabras son una italianización de las germanas welfen y waibinglen, que en la península mediterránea se empleaban para distinguir a los partidarios del Papa y del Emperador en sus respectivas aspiraciones de supervisar sus urbes mas que en tierra alemana mencionaban a los 2 partidos enfrentados por el trono del Sagrado imperio Romano Germánico.


wiki


Corona del Sagrado Imperio


Imagen: David Monniaux en Wikimedia Commons



De esta forma, los welfos apoyaban a la casa de Baviera al paso que los waibinglen lo hacían a la de Hohenstaufen, que era la dueña del castillo.


En el año mil ciento veinticinco murió el emperador Enrique V, cuyo orden fue un enfrentamiento progresivo con los príncipes sajones y turingios aliados del Papa por el hecho de que, entre otras muchas cosas relacionadas con resolver derechos, el obispo le había descomulgado.


Aunque se casó con la princesa Matilde, hija de Enrique I de Inglaterra, no tuvieron hijos, con lo que se transformó en el último de su dinastía, la salia o bien francona, dejando abierto el inconveniente sucesorio.


Los aspirantes a ocupar su puesto eran Lotario, duque de Sajonia, que estaba apoyado por los welfos, y Conrado, sobrino de Enrique y duque de Suabia, protegido por los waibinglen como lícito por haber sido escogido Rey de Romanos.


Al no lograr un pacto, cada facción nombró su emperador:


Las hostilidades acabaron en mil ciento treinta y cinco con el triunfo del primero mas su gobierno fue fugaz pues murió un par de años después y, si bien nombró heredero a Enrique el Orgulloso, los votantes optaron por Conrado, inaugurándose de esta manera la dinastía Hohenstaufen.


wiki


El sepulcro de Lotario II


Imagen: Rabanus Favus en Wikimedia Commons



Ya antes debió vencer la resistencia de los welfos, que se levantaron en armas, y de este modo es de qué forma llegamos al episodio del asedio de Weinsberg.


Las tropas imperiales asediaron el castillo en mil ciento cuarenta y ahí comienza la anécdota que oscila entre historia legendaria y realidad, la que rebautizó popularmente la fortaleza con el nombre de Weibertreu, que significa "Fe de la mujer".


Y es que, conforme cuenta la tradición, los asediados se defendían tan numantinamente que Conrado resolvió desviar el río Sulm para privarles de agua e inclusive impedir que las aves sobrevolaran el sitio para impedirles cazarlas.


Pero tampoco fue suficiente para doblegar su espíritu, con lo que el emperador debió recurrir a medidas radicales.


Así, en las negociaciones dejó claro un ultimátum advirtiendo de que si no entregaban la plaza le prendería fuego con todos dentro. Los defensores apelaron a su benevolencia a fin de que, por lo menos, dejase ir a sus esposas y también hijas, que al fin y a la postre no eran combatientes.


Conrado admitió y asimismo cedió en la solicitud de ellas de llevarse sus recursos más apreciados siempre y cuando los transportaran mismas, sin ayuda de animales o bien carros.


A la mañana siguiente se abrieron las puertas y los soldados atacantes se quedaron atónitos al ver a las mujeres salir cargando a hombros con los hombres, ya fuesen maridos, progenitores, hijos, hermanos…


wiki


Conrado III en la Chronica Regia Coloniensis


Imagen: dominio público en Wikimedia Commons



Conrado supo encajar la jugada con deportividad y dejó que se fuesen, puesto que al fin y al postre aquellas féminas se ajustaban a las condiciones pactadas llevándose lo más querido que tenían y un monarca siempre y en todo momento debe cumplir su palabra.


Por otra parte, asimismo había logrado su objetivo:


Estuvo en el trono hasta su muerte en mil ciento cincuenta y dos, sucediéndole su sobrino Federico I Barbarroja, que sería quien llevara el enfrentamiento güelfos-gibelinos a Italia un par de años después al estimar añadir múltiples territorios septentrionales al Sagrado Imperio.


Sería derrotado en mil ciento setenta y seis por la Liga Lombarda...


¿Qué verosimilitud tiene la historia de las mujeres de Weinsberg? Seguramente no mucha, puesto que leyendas afines las hay en otros castillos alemanes con ligeras variaciones.


Por ejemplo, en el de Gelsterburg, que está ubicado en el estado de Hesse y es del siglo XI (y del que el día de hoy solamente quedan una torre, el foso y un desnivel), se cuenta que la mujer del señor pidió clemencia a las mesnadas que lo asediaban y le concedieron salir con lo que pudiese llevar en el delantal.


Ella se puso una sábana a la cintura y metió dentro a su marido; una roca marca el lugar preciso hasta donde llegó con su carga.


wiki
Un torreón del castillo de Weidelsburg


Imagen: Michael Weiß en Wikimedia Commons



Otro castillo de Hesse, el de Weidelsburg, asimismo tiene una historia semejante...


Allí vivía el caballero Reinhard von Dalwigk, que por sus correrías guerreras se enemistó con el conde Ludwig el Pacífico.


Éste le declaró la guerra y cercó el castillo a lo largo de un buen tiempo hasta el momento en que Agnes, la esposa de Reinhard, salió a parlamentar y acordó la autorización para su marcha y la de sus criadas toda vez que fuera llevando cada una solo lo más apreciado.


Al igual que en los casos precedentes, cargaron con el marido...


Como se ve, además de la geográfica - de todas y cada una maneras común a la zona - la diferencia esencial es numérica:


Por tanto, se infiere que no se trataría más que de un relato legendario concebido probablemente para exaltar la abnegación y la lealtad femeninas.


Algo muy usual en la Edad Media - otro ejemplo insigne es el de Lady Godiva - y eso sí, bien conocido para ser incorporado al anecdotario histórico.



Fuentes


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 120 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Leyenda de las Mujeres que Abandonaron un Castillo Sitiado llevando a Hombros a sus Maridos (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas