ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Matrix de Donald Trump Simulación (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Matrix de Donald Trump Simulación (wiki) 


wiki
por Alejandro Martínez Gallardo
uno Marzo 2017


del Lugar Web PijamaSurf



wiki


Por métodos poco sutiles,


parece ser que estamos


descubriendo por doquier


que el planeta es una simulación.


Parafraseando a Baudrillard,


"bienvenidos al desierto de lo real".



En ciertos monasterios budistas se habitúa fortalecer su filosofía repitiendo cada tanto "esto es un sueño".


Hoy en día la llamada "realidad" semeja sugerirnos de forma natural esta práctica:


La idea budista de repetirse "esto es un sueño" debe de ver con establecer un proceso de desidentificación y reconocer que los fenómenos que se experimentan no tienen existencia intrínseca o bien separada de la propia psique que los percibe.


Si esto es de esta forma,


La contestación, creo, ha de ser afirmativa...


Pero, si lo es, asimismo sería cierto que hemos soñado de forma colectiva ya antes a Obama, Bush y a George Washington (y a su espectro)... a Napoleón y a Hitler y en cierta manera al Buda, a Jesús, a Mahoma.

Quizás Trump es uno de esos glitches en la Matrix que nos revelan que estamos en un programa informático.


Borges los llamó "intersticios de sinrazón" que revelan que la arquitectura del planeta es sueño:


Nosotros (la indivisa divinidad que opera en nosotros) hemos soñado el planeta. Lo hemos soñado resistente, enigmático, perceptible, omnipresente en el espacio y firme en el tiempo; mas hemos permitido en su arquitectura sutiles y eternos intersticios de sinrazón para saber que es falso.


Adam Gopnik mienta en el New Yorker, tras el fallo en la entrega de la mejor película en los Oscar y del triunfo de Donald Trump,


Y agrega:


Loki es el dios norteño ligado al arquetipo del trickster, el responsable de trastornar lo usual, de romper toda lógica y confort para ponernos en un estado de pavor o bien de conciencia perturbada en el que es posible trascender lo establecido, quizás despertar del sueño con un golpe.


En la religión del Discordianismo se habla del reino de Eris, la diosa del caos, cuyo modus operandi esencialmente es el "mindfuck" (uno de sus textos sagrados reza: "El despropósito puro es la clave de la iniciación").


Uno de los altos jefes de esta religión fabulosa, Robert Anton Wilson, habla del "Cosmic Joker", el que se hace apreciar por trastocar el tejido de la realidad con incongruencias, glitches, sincronicidades, cascarillas de plátano en el piso y demás irregularidades en el programa.


Trump copió el alegato de Bane, el villano de Batman, en su alegato inaugural, mas quizá más atinado sería el parangón con la figura del Bromista (como encarnación de las fuerzas del caos, por lo menos).


Aunque estas deidades podrían parecer atroces, dioses que juegan con nosotros (como afirmara Le Corbusier: "Tras la pared, los dioses juegan, juegan con los números de los que está hecho el cosmos") y se ríen de nuestras catástrofes que son para ellos puras futilezas ("es un imperio eso que se apaga... o bien una luciérnaga"), realmente tienen una función vital en el esquema global, ese estremecimiento o bien shock que nos hace despertar o bien convertirnos por fuerza, la precisa energía de la destrucción.


En este caso, la destrucción no de un sistema económico únicamente, sino más bien de un sistema de percepción:


Por supuesto, Gopnik está bromeando cuando habla de que vivimos en la Matrix.


Aunque la idea de que vivimos en una simulación (en la Matrix, en un holograma, en un sueño) no es ninguna gracieta ontológicamente, por disparatada que parezca para nuestra mentalidad fincada en el objetivismo y en el materialismo que esconden "el desierto de lo real" - es una de las ideas centrales de la filosofía espiritual de la India (maia, lila, samsara, etcétera) y últimamente ha sido discutida por pensadores occidentales como David Chalmers y Nick Bostrom y explorada por físicos.


Recientemente se dieron a conocer aparentes pruebas teóricas de que el cosmos es un holograma. Simulación informática, simulación galáctica y simulación política, el pan fantasmal de día tras día.


Justo tras el triunfo de Trump en el mes de noviembre, Jonathan Zap escribió en Reality Sandwich:


Intentando hallar sentido, Zap cita el poema apocalíptico de Yeats, The Second Coming:


Agrega:


O un gallo furioso de piel naranja-fuego, ufano y también histriónico.


Zap cita la conocida oración de James Joyce que tanto le agradaba a Terence Mckenna y que exactamente el mismo Borges usa en su ensayo sobre el budismo:


Suele suceder en los sueños que el viso mismo de la pesadilla es lo que precipita el despertar.


Pero hay 2 formas de "despertar", salir expulsados del sueño a la vigilia, quizás sencillamente alterados sin mucha conciencia de lo ocurrido, o bien en exactamente el mismo sueño cobrar lucidez, apreciar que lo que supuestamente atenta contra nosotros, la substancia misma de la pesadilla, no es más que una fabricación de nuestra imaginación, que su poder está en nosotros, como un desplazamiento de nuestra mente que se objetifica.


Un diablo al que nutrimos...


Otra cita de Zap, esta vez de Jung (el creador que Trump o bien su escritor espectro alaban en uno de sus libros por su término de la máscara o bien persona):


Sobre Hitler, Jung había dicho:


Trump es la mente estadounidense, y en determinada medida la mente del planeta (y si nos vemos en el espéculo psíquico de Trump tal vez nos entrarán ganas de plañir mas probablemente tras reír).


Jung escribió:


De alguna forma Trump es la acumulación de nuestra fantasía, de nuestras proyecciones, de las pretensiones mentales (cetana) que el budismo conoce como karma.


Bienvenidos al reino de la fantasía (animada por nuestros deseos, temores y esperanzas), encabezado por una rana verde xenofóbica, misogina, fascisto-presumida, por un meme (que lleva por nombre Pepe), por un tulpa.


wiki



En la concepción cíclica del tiempo de la India, se habla de que vivimos en el Kali-Yuga, una era obscura caracterizada por el materialismo y la pérdida de los valores y tradiciones espirituales.


Se afirma en uno de los puranas que el Kali-Yuga va a ser identificado por el hecho de que los reyes van a tener muchos elefantes, esto es, el poder va a estar con los que amontonen riqueza material.


Después de este yuga prosigue el Sathya-Yuga o bien era de la verdad, afín a la temporada de oro de la que se habla en la mitología griega.


Curiosamente últimamente se ha popularizado la idea de que vivimos en la "era de la pues-verdad"; esto desde que se manejase que en la elección presidencial de E.U. y el consumo de noticias ha dejado de tener relevancia que la información sea auténtica.


Si bien hay otros 2 yugas entre el Sathya-Yuga y el Kali-Yuga (Treta-Yuga y Dvapara Yuga), podría decirse que por definición el Kali-Yuga es la era de la pues-verdad, el instante de mayor decadencia y distancia de la verdad.


Si la teoría de ciclos es "auténtica" (en la era de la pues-verdad, solo podemos ponerlo en comillas), entonces lo que prosigue a la máxima ilusoriedad que caracteriza a nuestra temporada es la verdad, aunque vía la crisis y la destrucción.


Por supuesto que sería un exceso meditar que Trump es el enorme emisario del Kali-Yuga, Kalki (el caballista del Apocalipsis indio), mas quizá no sea equivocado decir que es una de las varias señales, una de las intensidades, que nos hacen descubrir el engaño y la irrealidad en la que vivimos.


Ante tal letargo, semeja que precisamos cosas sumamente toscas y groseras que nos hagan identificar al fin que hemos construido un insostenible planeta ilusorio que se va a la goma.


Donald Trump, el millonario (el hombre con muchos elefantes de específico y metal en la grande Babylon) y estrella de Reality TV vuelto presidente (de esta manera cumpliendo el cuento de hadas que refleja el deseo rampante de nuestra sociedad alienada por la fama y el dinero), nos pone en un escenario donde uno no sabe si plañir o bien reír.


O quizá los 2, una tras otro...


Dos conductas auténticamente humanas y precisas en un planeta robótico.


Uno se descubre llorando cuando lúcida de una pesadilla, mas poco después le puede continuar la risa, cuando uno entra en la conciencia de que el monstruo que nos perseguía era una ilusión, una absurda y absurda fabricación de nuestra psique.


El temor se desvanece, uno puede entonces examinar al monstruo (o bien a la situación que nos había sometido al agobio) y contemplarlo tal y como si se tratase de una suerte de representación teatral, un baile de máscaras, un acto de magia.


Uno preferiría un espectáculo más excelente, de mayor logro estético, mas, al fin y al cabo, cualquier cosa que nos saque del sopor en el que estamos sumidos es buena.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 227 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Matrix de Donald Trump Simulación (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas