ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Mente de Las Células (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Mente de Las Células (wiki) 


wiki


…La policía representa la defensa del pasado.


Pero si MILLONES, no miles, millones de personas se reúnen y ocupan los lugares, totalmente pacificas, sencillamente se reúnen y ocupan, entonces eso va a tener poder.


Pero que no haya violencia: el dejarse llevar por la violencia es regresar al pasado, es estar abierto a todos y cada uno de los enfrentamientos.


No, una ocupación por las masas TODO PODEROSAS EN SU INMOVILIDAD, que impongan su voluntad por el número.


Es meridianamente - no en sus detalles, sino más bien en la dirección del movimiento (de mayo del sesenta y ocho) - , meridianamente la voluntad de terminar con el pasado, de dejar la puerta abierta al futuro.


Es como una suerte de aburrió por el estancamiento, de esta forma es.


Sed de ”algo” que esta delante, que semeja pero lumínico y mejor.


Y de hecho. HAY algo. HAY una contestación.


Hay una Fuerza que desea expresarse.


Y ahora, ¿qué pasará?



El panorama mundial lo conocemos todos. La demografía china termina de lograr los mil millones, mil millones de hombres. Todos los años la India trae al planeta 12 millones pero de tomas. Es una progresión geométrica. No hay medio humano capaz de detener esa marea.


Hemos visto con nuestros ojos cadenas enteras del Himalaya con sus árboles asolados, en veinte años. Da escalofríos. ¿Y quien hablo de Atila?, toda la Tierra esta llena de pequeños Atilas; si bien, realmente, no sabemos realmente bien si se trata de hombres o bien de que, disfrazado bajo una piel de hombre.



Y quizás sea esa la auténtica cuestión: la Tierra esta llena de seres que no son hombres. Que son cabras, ratas o bien conejos, mas no hombres. Pueden estar proveídos de ciencia, de democracia y de religión, mas no son hombres. Son cilindros digestibles muy complejos. No hay especie pero llena de falsificaciones.


Una rata es lo que es, sin intenciones. El hombre no es lo que es, pretende montones de cosas, con una Biblia en la mano y con corbata. El hombre y la patraña van a la par.



Esto es, que aún no somos hombres.



Mas nuestra patraña esta saltándonos a los ojos. No se trata de otro fenómeno. El hombre esta transformándose en lo que es, y lo que no es desaparecerá de la realidad. ¿Y como va a suceder?



Que desaparecerá, no ofrece sitio a dudas.



Mas hay millones y millones de mentirosos, y la patraña esta tan de forma perfecta mezclada con la verdad, que no se sabe realmente bien como seria divinamente posible (si, divinamente, puesto que humanamente…) separar esa mixtura sin extraer lo bueno con lo malo.



Y además de esto, si observamos bien, nos vamos a dar cuenta, con Madre, que “lo mejor no vale pero que lo peor”; es exactamente el mismo lodazal de “algo”… que no es lo que es, ni en lo peor ni en lo mejor.


Evolutivamente hablando, es una cierta amalgama celular – ni buena ni mala – que se ha puesto encima un intelecto, filosofía, microscopios y religión, y un cierto numero de otros ingredientes de los que podemos meditar cuanto queramos, mas lo que pensemos no es de una relevancia terminante para la especie, si bien no nos lo parezca, como tampoco los evangelios o bien las fechorías de unos pececillos tuvieron relevancia para la fabricación de los mamíferos.


¿Y que significa eso de “separar los buenos de los malos”…, El Apocalipsis?...


¿Y quienes son los buenos?


¿Y que “piensa” de todo eso una celulita? Esta es tal vez la auténtica pregunta y la única pregunta.


Quizá aun sea el sitio en el que descubramos lo que es el hombre, sin falsificaciones y sin patraña y sobre todo sin… ¡sobre todo sin “verdad”! la vida clara, como es. Cuando hayamos echado al basurero galáctico todas y cada una nuestras verdades así como todas y cada una nuestras patrañas, entonces, ¡uf, uf!, vamos a respirar mejor.


Pero ahí esta el problema: ¿de qué forma? ¿De qué forma llegar a esa celulita pura, y libre, sin hundir todo la construcción que se ha puesto encima y sin machacar con el la celulita? Es ahí donde precisaríamos de un mago divino. E inclusive sospechamos, con Aristófanes, Moliere y Sri Aurobindo, que ese mago ha de ser un tanto humorista.
Mas pongámonos serios (de momento).


Ahí están esas inquietantes bombas que acumulamos como topos en su orificio.


Las “cosas” tienen una consciencia: las bombas igual que la célula, igual que una brizna de átomo.


En realidad el Cosmos entero es una consciencia y la materia es consciencia – justo lo que no somos.


Nosotros confundimos la consciencia con la inteligencia, y de ahí que con lo que no vemos nada del Cosmos tal como es, vivimos en nuestra idea del cosmos, una idea explosiva, ¿Y quien llevará razón al final, esa idea o bien la consciencia de la materia? Es como una carrera entre las dos. Madre cara esa carrera en su cuerpo, entre esa fuerza de destrucción y la otra.



Y se ha ido, aparentemente



Y Sri Aurobindo asimismo, por exactamente las mismas razones.



¿La resistencia y la negación de los pequeños espiritualistas y de los pequeños materialistas, van a ser pero grandes y pero fuertes que el impulso evolutivo? Puesto que, de que daremos un giro de ciento ochenta grados, de eso no hay duda. Los que creen aún que Sri Aurobindo y madre eran unos “sabios” o bien unos “Santos” o bien pensadores o bien que se, son unos burros no-evolutivos. Unos retrasados de la era Terciaria espiritual. Madre y Sri Aurobindo no han venido a predicar ni a descubrir nada: han venido a HACER.


Y lo que debían hacer lo han hecho.


Han venido para descubrir y liberar en un puñado de materia, en un puñado de substancia celular humana, y pese a – o bien exactamente por – todos y cada uno de los obstáculos, un conjunto de células tal como son, sin sus recubrimientos o bien sus encostramientos evolutivos. Sus cuerpos eran el laboratorio evolutivo.



Lo que han hecho es una operación evolutiva.



¿Y se ha visto alguna vez a la Evolución fallar?



Es lo único que no falla nunca, es lo pero infalible que hay en el mundo; los evangelios pueden fallar, mas no la célula. Cuando se le ha metido algo en la “cabeza”, en su programa genético, ya no lo suelta, hasta el momento en que brote el próximo elemento perturbador evolutivo.



Madre y Sri Aurobindo son unos grandes perturbadores. No hay pero que verlo.



Si bien no vemos nada, como es costumbre, salvo “slogans” y millones de televisiones a través del Planeta que ululan patrañas verdades o bien verdades-patrañas, de las que absolutamente nadie comprende nada, a menos que se tambalean ya desde sus cimientos.


Y Sri Aurobindo:


Si nuestros televisores tienen ese efecto y pueden sembrar el pavor desde Moscú a Belleville en 3 minutos, ¿qué sabemos nosotros de los efectos revolucionarios de un puñado de materia que súbitamente da ese excelente golpe de Estado de tirar por la borda al gobierno mental?


Eso es lo que no alcanzamos a medir, mas día a día se hace pero patente ante nuestros ojos.


Es el gobierno mental del planeta lo que esta vacilando y zozobrando en la incongruencia. Echan alegato, todos, mas tremiendo la Tierra. Esta tremiendo la Materia. Quizás sea preciso que la Tierra se despierte a la realidad del fenómeno antes que a todos y cada uno de los pequeños sombreros – de presidente, de prelados, de biólogo, de yogui o bien de ayatolah - se los lleve el viento sobre los tejados y de las confusas cabezas.



No vivimos un cambio “espiritual” del Planeta, no vamos a mudar de ideas: vamos a mudar de planeta, como los teleósteos en sus charcos resecos. Y nuestros comunismos o bien nuestros marxismos son tas irrisorios como nuestros capitalismos o bien nuestros evangelismos, como todos nuestros posibles pequeños “ismos”.


Estamos viviendo un cambio evolutivo. El sitio de la batalla es el cuerpo, es la célula. Eso es lo que esta mudando, y nada mas: “¡Todos y cada uno de los cuerpos, todos y cada uno de los cuerpos!”, decía ella. Todo lo demás solo son malabarismos cerebrales.



Entonces resulta que llegamos a un extraño cruce entre Apocalipsis y la Biología.



Y de súbito, se fue precisando el inconveniente. Era en mil novecientos sesenta y nueve, tras un experimento que hemos convocado, mas no basta el final… y es ese final lo que nos resulta de interés. Repetimos:


Y agrega Madre:


Y ahí estamos, realmente, en el corazón del inconveniente.


No se trata de separar los “justos” de los “injustos”, sino más bien de salirnos por completo y todos juntos de una misma pecera de irrealidad, y que todas y cada una nuestras maravillas y todas y cada una nuestras verdades, igual que nuestras barbaridades y nuestras patrañas, se desvanezcan en otra cosa…, que lo cambia todo.


El Apocalipsis esta en el corazón de la célula.



No nos queda ya tiempo para aguardar. Ese es el inconveniente.



Pudiésemos meditar que, con el tiempo, ciertos héroes de la Evolución, habiendo comprendido el procedimiento, descenderían al cuerpo, perforarían su camino mediante las capas y liberarían a la célula de su hipnosis atávica y newtoniana, y que entonces la operación se extendería, como la operación mental se extiendo entre los grandes monos.


¡Mas si se esta extendiendo ya, y de forma vertiginosa! Y ese tiempo ya no lo tenemos. Las masas oscuras vienen al ataque. La Tierra chilla. Millones de hombres se preparan para izar anclas. Un candente huracán vira como un torbellino encima de Asia.


¿Y pensamos que , tras las paredes de vidrio de nuestros castillos de cristal intelectual, limpios y educados, vamos a escaparnos de ese torrente candente y también insensato? ¿Quién no ha visto ya las masas levantadas? Un excelente contagio subrepticio esta atravesando nuestras barreras de hormigas. ¿Mas que es? ¿Es el contagio de la vida nueva o bien de la muerte ya muy próxima?


Tras sus muros de algodón, América electroniza y juega con fuego. Tras sus murallas, el Kremlin esta acorralado y treme. Un gato amarillo, atroz y sin ánima observa el juego, teje su trama y espera su hora, al tiempo que una India corrompida, que fue la cuna de la luz, nutre a los demonios en sus ashrams al unísono que prosigue siendo la invisible apuesta de la batalla.


Pues la India es el corazón de la Tierra - pesado, enfangado - , mas el corazón de todas y cada una maneras. ¿Quién ganase esta insensata carrera: la vida nueva o bien la vieja muerte de siempre y en toda circunstancia? Ya no es cuestión de décadas, no, nos quedan unos años…, a penas. Esta a las puertas.



Y esa vida nueva y esa muerte semejan tan de manera estrecha mezcladas no solo en todos y cada continente, sino más bien en todos y cada nación, en todos y cada conjunto, en todos y cada familia, en todos y cada consciencia en un mismo hombre, que no sabemos como seria posible arrancar lo uno sin lo otro. Todas y cada una de las voces ululan y engañan, la verdad forma un mismo bulto con la patraña, la patraña abriga una lucecita de la que se nutre y que la resguarda. No podemos tocar algo sin tocarlo todo.


Es en la célula y en el cuerpo mismo de la Tierra donde el imposible milagro se transformará en el único milagro posible.



Estas 4 reflexiones de madre, si las ponemos una al lado de otra, semejan entregarnos la clave.


Exactamente la descripción de esa “trama” de la psique física, y por otro lado el milagro, todos y cada uno de los “milagros” posibles; o sea, no el “milagro”, sino más bien el cese de nuestra patraña científica y mental: lo natural… ignoto.


Y Madre agregó esto que empezó a abrirnos los ojos:


Entonces empezamos a ver que esa “trama” no es sencillamente tema de unas células individuales: es toda la Tierra de los hombres la que esta cubierta. Una trepidación microscópica y incesante que envuelve al Planeta con su red.



Y después, en 1969:


Y en mil novecientos setenta y uno, de repente, abrimos los ojos de par en par:


Si se te cae un objeto, ¿qué se va a mover allí lejos, en Kamtchatka o bien en Washington? Y tu paso en falso acá, ¿de que microscópica (o bien gigantesca, da lo mismo) vibración va a haber salido en Spitzberg o bien en la calle Montmartre? ¡Todo esta unido!


Es horrible.


¿Entonces que es?


Todas las células y los átomos de la Tierra son un mismo cuerpo progresivo. Y si uno toca acá una celulita, si uno hace un minúsculo orificio en esta malla, en esta microscópica trama “personal”… - mas si no hay nada personal no hay nada individual - ¡no se puede perforar un lugar sin perforarlo todo!


Es lo que Madre y Sri Aurobindo han hecho; han sembrado un irreprimible contagio.


Pero entonces el inconveniente toma una extensión inopinada en la que este microscópico individuo que somos acepta una relevancia desaforada o bien a medida de cualquier cosa sobre el planeta: un seísmo o bien un precioso ademán de ánima que de repente esboza una sonrisa en esta papilla negra de la Tierra tienen exactamente la misma relevancia. Todo es igual.


Solo hay una cuestión: la calidad de la vibración; negra o bien ligera, solar y sonriente o bien pesimista.



Mas, cuidado, no hagamos poesía.



Un día de mil novecientos sesenta y siete, Madre salió de súbito de una larga concentración o bien contemplación, y se puso a charlar en ingles, tal y como si fuera Sri Aurobindo el que hablara (acostumbraba a sucederle de manera frecuente), y con su vocecita lenta y cristalina afirmó esto, de lo que no comprendimos nada, mas que ahora vemos claro:


La rotura de la trama? ¿Desembarcar de súbito en el lado auténtico de la Tierra? Un “de pronto”… de lo pero pasmoso quizás.



Mas, cuidado, no hagamos tampoco ciencia-ficción.



Un año pero tarde era mayo de mil novecientos sesenta y ocho.1


1. Se refiere Sarprem al movimiento espontáneo y revolucionario que por aquellas datas paralizo en Francia a lo largo de días, la terrible trama estatal-industrial. Millones de personas se estremecieron en las calles apreciando la proximidad de "otra cosa"., de "algo", y pintaron en los lugares ocupados como consignas de un futuro: "Se dictamina el estado de dicha permanente", "Hay procedimiento en su insensatez", "Sean realistas, soliciten lo imposible"... Paris fue la cresta de la ola de una marea que atravesó la Tierra entera aquel mil novecientos sesenta y ocho. Todos y cada uno de los viejos poderes tambalearon y se anuncio un Poder Nuevo (N. del T.)


En cuanto madre se entero lo entendió al instante:


Abortada, según parece, tragada por el viejo habito y por todas y cada una de las viejas deformaciones políticas o bien de otra clase, mas había algo allí… que anunciaba un evento terrestre pero general y completo… que nos espera. Pudiésemos decir que fue un “agujero colectivo”, mas momentáneo, en la trama.


El veintidos de mayo madre nos decía:


Y Madre veía de repente a aquellos estudiantes, aquellos jóvenes.


Hay una trama que puede, que desea romperse, si hubiese los bastantes millones de pequeñas vibraciones de esperanza que quisiesen vocear, chillar, ¡No!, a toda esta mentira… irreal.



Y de esta manera nos estamos aproximando al cuento de hadas.



Mas un cuento de hadas muy racional, que tal vez sea la suprema racionalidad del Planeta.



Esa perforación de la trama no es un vano espejismo, es una cosa que todos, o bien muchos de entre nosotros, hemos podido revisar sin saber lo que era – los pequeños, sobre todo - . Los pequeños se caen sobre las piedras de sílex de Fontaineblau sin percatarse siquiera, sin hacerse un arañazo, tal y como si no pasase nada. Y entonces no pasa NADA.


En esos instantes, que podemos llamar de heroísmo o bien de sonambulismo, o bien de cualquier otro “ismo”, en los que de súbito el aire el ligero y el cuerpo danza tal y como si abrazase toda la materia que le circunda, y la mirada es clara como una llama, uno atraviesa cualquier cosa: el fuego, las balas, un accidente, la muerte. Y nada puede tocarte. Se es invulnerable.


Ligero y triunfante. Ni se piensa en ello, es fácil, sencillísimo, evidente y sin historias. El pecho esta como henchido de un aire suave que huele a la primavera de la Tierra, y tan ágil…, todo es diligente y como maleable; basta decir “quiero”, y ya esta, uno esta ahí, en pleno milagro. La falsa materia se deshace, uno esta en el enorme viento que lleva los Mundos d forma tan ligera… Todos conocemos instantes de esos. La trama se afloja.


Todo es diferente.


Todo se nos va a caer de las manos: nuestros bolis, nuestras leyes, nuestra ciencia, nuestro porvenir de emparedados vivos.


Una enorme risa llenará el pecho de la Tierra, ¡y ya está!


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 135 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Mente de Las Células (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas