ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Muerte del Ego en las Experiencias Psicodélicas y en los Ritos Místicos (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Muerte del Ego en las Experiencias Psicodélicas y en los Ritos Místicos (wiki) 


wiki


La civilización moderna occidental se considera de manera directa heredera del pensamiento grecolatino:

Menos hemos integrado un aspecto que seguramente fue terminante en la conformación intelectual y espiritual de estas culturas:

Por cerca de 2 milenios en estas civilizaciones mediterráneas se festejaron diferentes ritos religiosos secretos, los más conocidos siendo los de Eleusis.

En estos misterios, cifrados por el más alto misterio, se realizaba una suerte de drama psico-galáctico, una enseñanza y una experiencia mística que diferentes estudiosos han tratado de descifrar, sin que verdaderamente se haya llegado a una conclusión terminante.

Sabemos que los misterios estaban ligados al mito del rapto y descenso al inframundo de Perséfone, la busca de su madre Demeter y su siguiente ascenso al planeta superior lo que marca el renacimiento y el florecimiento de las primavera.

En su esencial libro The Eleusinian and Bacchic Mysteries, Thomas Taylor nos afirma que Platón estimaba que,

Cicerón, no podía concederle más alto estima a los misterios:

Interpretaciones como la de Thomas Taylor, el traductor más esencial de filosofía platónica y neoplatónica en la historia de la lengua inglesa, o bien la del erudito de lo esotérico Manly P. Hall, sugieren que los misterios debían generar una experiencia en el novato en la que se le hacía comprender y probar de alguna forma íntima la inmortalidad o bien la noción de que el ánima seguía tras la muerte.

Los helenos, sabemos el día de hoy, contaban con una dramaturgia sagrada y probada por cientos y cientos de años ligada a los aspectos rituales dionisíacos y a la mitología órfica.

Sabemos por otros académicos modernos, como Carl Ruck y Gordon Wasson (quienes escribieron un libro así como el doctor Albert Hofmann sobre Eleusis y la hipótesis de que se ingiriese una forma de LSD natural) que posiblemente los rituales, como una parte de su drama soñador, utilizaran una planta psicodélica.

Ahora bien, si miramos cara las etnias que han empleado plantas sicoactivas en rituales religiosos o bien chamánicos por milenios, hay una incesante en los ritos de provocar una experiencia de muerte y renacimiento, lo que en ocasiones tiene por nombre una muerte simbólica o bien un descenso al inframundo.

La experiencia psicodélica está ligada en su profundidad con la experiencia y el conocimiento de la muerte ("ayahuasca", por poner un ejemplo, significa liana o bien viña de la muerte).

Esto resultó evidente para el doctor Timothy Leary que en los sesenta modeló la experiencia psicodélica alrededor del Libro Tibetano de los Fallecidos, el texto milenario del budismo tibetano que lidia con la navegación por los mundos intermedios (bardos) que siguen a la muerte en la escatología budista, en la que se cree en la continuidad de la psique alén de este plano de realidad.

Leary pensaba que los psicodélicos podían emplearse como una brújula para navegar estos planos sutiles de realidad, que emulaban los mundos intermedios o bien zonas liminales que los místicos habían atravesado ya antes.

La clave de una experiencia psicodélica como de una experiencia mística, sugiere Leary, es la muerte del ego.

Al igual que en Eleusis o bien que en las meditaciones budistas, lo que se puede aprender en una experiencia psicodélica auténtica, es que solamente verdaderamente puede fallecer es el ego, lo que efectivamente no es el fin del planeta, es únicamente el principio de la realidad.

Lo que continúa cuando quitamos el ego, eso es lo real y eso es inmortal, nos afirmarían los místicos de todas y cada una de las edades.

De todo lo precedente podemos elucubrar que tanto la experiencia iniciática ritual como la experiencia psicodélica tienen como primordial orientación y beneficio un conocimiento vivencial de la muerte, así sea con una perturbación sicoactiva - una muestra del mysterium tremendum, un atisbo de la eternidad - que sacude al individuo hasta la medula y proporciona de alguna forma el significado de la muerte en la epifanía psicodélica, así sea con un simulacro numinoso en el que se conduce a la conciencia - cumpliendo la función de Hermes el psicopompo del inframundo que conduce de regreso al planeta superior a Perséfone - a través del gran umbral de la existencia humana y en sus visiones o bien en la educativa del teatro extático de Eleusis se revela el misterio filosófico de la muerte.

De igual forma, esta tecnología del inframundo o bien del supramundo, a través del símbolo, de la experiencia próxima de la muerte o bien de la experiencia psicodélica, detona una transformación.

Esa transformación, creemos, debía acontecer por la belleza y la profundidad de lo que se vivía (y entonces comprendía) en Eleusis:

...escribió el versista Píndaro.

En distintas tradiciones aquel que conoce la muerte, aquel que ha regresado de su dominio o bien que ha sido empezado en los secretos de la muerte, es considerado alguien singular, que lleva la marca del chamán, del místico o bien del profeta.

No es totalmente bastante difícil entender que la muerte proporciona un poder sobre el resto y asimismo sobre la vida misma, quizá pues frente al conocimiento de la inmortalidad se pierde el temor y la ansiedad que caracteriza a los mortales, justamente por pensarse mortales.

Para los platónicos y para los budistas, tener muy presente la muerte es el fundamento de la moral individual, en tanto que la vida halla su significado en la muerte o bien por lo menos la posibilidad de su trascendencia.

En el caso de la filosofía platónica, la muerte, como sugiere Sócrates, es la posibilidad de separar lo impuro de lo puro y elevar el ánima a un estado beato de unidad con los dioses y las Formas de la eternidad - el pensador se aproxima a este estado de pureza contemplando el bien y actuando de conformidad con las nociones más altas que proceden de la idea del Bien.

Para el budista la muerte puede ser la frontera de liberación de la rueda del sufrimiento que es esta vida en la que se ha echado a caminar una inercia kármica.

Así la muerte llama a una conducta de compasión y claridad para dejar de amontonar karma: una loseta que impide volar cara el impersonal vacío brillante del dharma.

Se sabe asimismo que una de las prácticas espirituales de los frailes budistas actualmente es contemplar imágenes de cadáveres, lo que les recuerda que la existencia es impermanente, que el cuerpo es caduco y que tienen una ocasión incalculable de trascender por último la muerte y el sufrimiento asociado.

Si Manly P. Hall está en lo cierto lo que se enseñaba en Eleusis era que el ánima humana era el ave fénix, el enigmático pájaro de fuego que renacía de sus cenizas.

Y de forma simbólica, la enseñanza de que precisamos fallecer para poder acceder a nuestra esencia relumbrante (o bien sencillamente a la realidad) y encaramarnos sobre las mutaciones del tiempo en un trono de fuego inextinguible.

Como escribió San Juan, solo aquel que ha vuelto a nacer va a poder acceder al reino del cielo. Mas para nacer otra vez es preciso estar prestos a fallecer.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 64 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Muerte del Ego en las Experiencias Psicodélicas y en los Ritos Místicos (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas