ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Nueva Política Exterior Británica (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Nueva Política Exterior Británica (wiki) 



wiki
por Thierry Meyssan
cuatro Julio 2016


del Lugar Web RedVoltaire


Versión en ingles


wiki
Isabel II, reina del R. Unido de G. Bretaña y también Irlanda del Norte,


de Vieja y Barbuda, de Australia, de las Bahamas, de Barbados,


de Belice, de Canadá, de Granada, de las islas Salomón,


de Jamaica, de N. Zelanda, de Papúa Nueva Guinea,


de San Cristóbal y Nieves, de San Vicente y las Granadinas,


de santa Lucía y de Tuvalu.



U.S.A. prosigue preocupado por su capacidad para persuadir a la UE de participar activamente en la Organización del Tratado del Atlántico Norte y sobre la voluntad del R. Unido de sostener la coalición militar que edificaron desde mil novecientos cuarenta y uno para dominar el planeta.


La preocupación estadounidense viene del hecho que, a la inversa de lo que aducen los líderes europeos, el Brexit no aísla al R. Unido.


Más bien le deja volverse cara la Commonwealth y establecer contactos con China y Rusia.



El sometimiento de los europeos como miembros de la OTAN

USA y el R. Unido habían previsto empujar los miembros de la UE a anunciar, en la cima de la Organización del Tratado del Atlántico Norte a festejarse en Varsovia el ocho y el nueve de julio, el incremento de sus presupuestos militares a un dos por ciento de su Producto Interior Bruto.


También debería adoptarse en ese encuentro un plan de despliegue de fuerzas a las puertas de Rusia, plan que incluiría la creación de una unidad logística conjunta Organización del Tratado del Atlántico Norte-Unión Europea, para poner en común helicópteros, barcos, drones y satélites.


El R. Unido fue hasta el momento el país de la UE que más aportaba en el campo militar, representando de este modo más de un quince por ciento del presupuesto de defensa de esta.


Estaba además de esto al cargo de la operación Atalanta, destinada a asegurar la seguridad del transporte marítimo a lo largo del Cuerno de África, y había puesto barcos a predisposición de la coalición atlántica en el Mediterráneo.


También estaba previsto que aportaría tropas para la constitución del conjunto de combate de la Unión Europea.


El Brexit viene a cuestionar todos esos compromisos.


Para Washington, la cuestión es saber si Londres admitirá o bien no acrecentar su participación directa en la Organización del Tratado del Atlántico Norte - donde es ya el segundo impositor - como medio de compensar lo que hacía dentro de la UE, mas sin sacar de ello ningún beneficio propio.


Aunque Michael Fallon, el presente ministro de Defensa británico prometió no minar los sacrificios comunes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte y la Unión Europea, absolutamente nadie puede imaginar por qué razón admitiría Londres poner más tropas bajo las órdenes de un mando extranjero.


Por consecuente, Washington se interroga sobre todo sobre la voluntad de la ciudad de Londres de proseguir la coalición militar que U.S.A. había venido edificando con la Corona británica desde mil novecientos cuarenta y uno.


Por supuesto, no se puede excluir la posibilidad de que el Brexit solo sea una maniobra de los británicos para renegociar - en pos de nuevas ventajas - su "relación singular" con los "americanos".


Parece, realmente, considerablemente más probable que el auténtico objetivo de la ciudad de Londres sea ampliar sus relaciones con Beijing y Moscú sin abandonar por esta razón a los beneficios de su acuerdo con Washington.



Las agencias segregas anglosajonas

A lo largo de la Conforme Guerra Mundial, y aun ya antes de entrar en guerra, USA concluyó con el R. Unido un acuerdo que se mienta en la Carta del Atlántico. [1]


El objetivo de los dos países era unirse para asegurar la libre circulación marítima y extender el libre intercambio.


Esta coalición se concretó con el pacto de los "5 ojos", que es hoy en día la base de la colaboración entre diecisiete agencias de inteligencia de cinco Estados diferentes:


Los documentos revelados por Edward Snowden prueban que la red Echelon forma, en su forma actual,


Esto ha tolerado a los "5 ojos" tanto espiar a personalidades como el secretario general de la Organización de la Naciones Unidas y la canciller alemana como sostener una vigilancia de masas contra sus ciudadanos.


Exactamente del mismo modo, U.S.A. y el R. Unido crearon, en mil novecientos cuarenta y ocho, una segunda agencia supranacional:


El maestro Daniele Ganser probó que esa Oficina organizó abundantes golpes de Estado y operaciones terroristas en Europa. [2] [3] Al comienzo se aseveró que la "estrategia de la tensión" apuntaba a eludir que los marxistas consiguieran llegar al poder en Europa por la vía electoral.


Pero entonces resultó que su auténtico objetivo era eminentemente nutrir el odio al comunismo y justificar la protección militar anglosajona. Nuevos documentos desclasificados han tolerado revisar que ese dispositivo existe no solo para Europa sino más bien asimismo para el planeta árabe. [4]


Finalmente, en mil novecientos ochenta y dos, U.S.A., el R. Unido y Australia crearon una tercera agencia supranacional cuya parte perceptible se compone de falsas ONG - la NED (National Endowment for Democraty) y sus 4 filiales:


Esta nueva agencia se especializó en la organización de golpes de Estado disfrazados de "revoluciones".


Si bien hay una increíble cantidad de literatura sobre esos 3 programas, nada se sabe sobre las agencias supranacionales que los dirigen.


La "relación singular"

E.U., que proclamó su independencia y se apartó de la Corona británica en mil setecientos setenta y seis, no se reconcilió con el R. Unido hasta finales del siglo XIX.


Ambos Estados se asociaron a lo largo de la guerra contra España en Cuba y, más tarde, para la explotación de sus dependencias coloniales en China, es decir cuando Washington descubría su vocación imperialista.


En mil novecientos dos se formó un club transatlántico para sellar la nueva amistad entre U.S.A. y el R. Unido. Se trata de la Sociedad de los Peregrinos (The Pilgrims Society), de forma tradicional encabezada por el monarca inglés.


La reconciliación se selló en mil novecientos diecisiete, con el proyecto común de creación de un Estado judío en Palestina, [6] y USA entró en guerra del lado del R. Unido. Desde ese momento, los dos países han venido compartiendo diferentes medios militares, incluyendo la bomba nuclear.


Sin embargo, cuando se creó la Commonwealth, Washington se negó a ser miembro de ella puesto que se consideraba un igual de la ciudad de Londres.


A pesar de ciertos choques de intereses a lo largo de los ataques británicos contra Egipto (Canal de Suez) o bien contra Argentina (guerra de las Malvinas) o bien en el instante de la invasión estadounidense contra la isla de Granada, las 2 superpotencias se han apoyado de manera estrecha.


La Corona británica garantizó el financiamiento del comienzo de la campaña electoral de Barack Obama, en dos mil ocho, haciéndole llegar desprendidas contribuciones a través del traficante de armas británico-iraquí Nadhmi Auchi.


Durante su primer orden, un elevado número de cooperadores directos del flamante presidente Barack Obama eran, en secreto, miembros de la Pilgrims Society, cuya sección estadounidense estaba encabezada en aquel instante por Timothy Geithner.


Pero Obama fue separándose poquito a poco de esos personajes, dando de esta forma a la Corona la impresión de que no recibía ningún género de compensación por su cooperación.


Las cosas empeoraron con las duras declaraciones del presidente estadounidense sobre el primer ministro británico David Cameron, publicadas en The Atlantic [7] y la visita de los Obama a la reina Isabel II, en ocasión de su aniversario, no consiguió prosperar la relación.



La Commonwealth

Al salir de la UE y separarse de E.U., el R. Unido no se aísla sino se pone de nuevo en condiciones de emplear su mejor carta:


Todo el planeta semeja olvidar que, en mil novecientos treinta y seis, Winston Churchill lanzó la idea de agregar los presentes miembros de la UE a la Commonwealth. Su proposición se estrelló entonces contra la agravación de la situación que terminó dando sitio a la Segunda Guerra Mundial.


Sólo tras el fin de ese enfrentamiento, el propio Churchill lanzó de nuevo la idea de los "USA de Europa" [8] y convocó la Conferencia del Movimiento Europeo en La Haya. [9]


La Commonwealth es una organización de cincuenta y tres miembros y sus únicos aspectos políticos son los valores ingleses básicos:


Sin embargo, plantea a sus miembros el desarrollo en materia de negocios y deportes.


Además, pone especialistas en común en todos y cada uno de los campos.


La reina Isabel II, soberana de dieciseis Estados miembros, es simultáneamente la jefe de la Commonwealth (título no hereditario sino más bien sometido a elección).



¿Qué desean los británicos?

Desde la perspectiva de la ciudad de Londres, fue USA quien rompió la "relación singular" al dejarse llevar por la hibris (término heleno que podría definirse como "ausencia de medida") del planeta unipolar y decidiendo solo su política exterior y financiera, exactamente en instantes en que ha perdido el estatus de primera potencia económica mundial y de primera potencia militar en materia de guerra usual.


Emerge de este modo el interés del R. Unido en no poner "todos y cada uno de los huevos en exactamente la misma cesta", por preservar sus intereses comunes con Washington mas apoyándose al unísono en la Commonwealth y estableciendo nuevas relaciones con Beijing y Moscú, así sea de forma directa o bien mediante la Organización de Colaboración de la ciudad de Shangahi (OCS).


Precisamente exactamente el mismo día que los británicos se pronunciaban en las urnas en favor del Brexit, la OCS incorporaba a sus filas 2 miembros de la Commonwealth - la India y Pakistán. [10]


Hasta ahora no había en la OCS ningún miembro de la Commonwealth.


Hasta el instante se ignoran los contactos que el R. Unido ya debe haber establecido con Rusia, mas sí se observan síntomas de su acercamiento a China.


En marzo pasado, el London Stock Exchange, la entidad que administra las bolsas de valores de la City y de Milán, dio a conocer su proyecto de fusión con,


Estaba previsto que las dos partes decidiesen la operación inmediatamente después del referendo sobre el Brexit.


El anuncio resulta más sorprendente todavía si se tiene presente que las reglas europeas prohíben terminantemente esta clase de operación, que equivaldría a la creación de una "situación dominante".


Eso señala que las 2 partes interesadas tenían previsto que el R. Unido saldría de la UE.


El London Stock Exchange anunció además de esto un pacto con el China Foreign Exchange Trade System (CFETS) y se transformó en el primer mes del verano pasado en la primera bolsa del planeta que trabaja con bonos del tesoro chino.


Así que estaba lista la mesa para hacer de la City londinense el caballo de Troya chino en la UE, en menoscabo de la supremacía estadounidense.


Referencias


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 125 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Nueva Política Exterior Británica (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas