ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La OMS Reconoce Oficialmente el Peligro de Los Teléfonos Móviles (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La OMS Reconoce Oficialmente el Peligro de Los Teléfonos Móviles (wiki) 



wiki
Agosto 2011


del Lugar Web Revitalizare


La OMS (OMS) y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) han decidido - dadas las numerosas patentizas existentes - clasificar las radiaciones electromagnéticas emitidas por los teléfonos móviles de “posiblemente cancerígenos” reconociendo que su empleo acarrea un mayor peligro de tumores cerebrales malignos - gliomas - con lo que aconsejan tomar medidas para reducir al límite su exposición, en especial en el caso de los pequeños.


Advertencia frente a la que inmediatamente reaccionarían la Asociación De España contra el Cáncer (AECC) y la Sociedad De España de Oncología para “tranquilizar” a los ciudadanos y respaldar a las compañías de telefonía. Lamentable.


La Reunión del Consejo de Europa, en cambio, ha aprobado un documento en el que se solicita a todos y cada uno de los gobiernos europeos la adopción de “medidas razonables” para reducir la exposición a las radiaciones electromagnéticas de todos y cada uno de los aparatos que las emiten:


Las radiaciones electromagnéticas emitidas por los teléfonos móviles han quedado incluidas en el llamado Conjunto 2B en el que se encuentran los agentes “posiblemente cancerígenos”, esto es, aquellos de los que se sospecha fundadamente que pueden provocar cáncer mas de los que no hay “suficientes patentizas científicas”.


Una resolución meridianamente política y no científica por el hecho de que a esta altura la aseveración de que no está probado que provoquen cáncer provoca la carcajada en cualquier persona mínimamente informada como nuestros lectores frecuentes bien saben puesto que hemos publicado abundantes textos sobre su peligrosidad en los últimos tiempos.


Claro que uno puede decantarse por no leer lo que se ha publicado o bien por descalificar tan veloz como gratis la información difundida.



Un caso claro es el de la patronal del ámbito agrupado en la Asociación Internacional de la Industria de Telecomunicaciones Inalámbricas (CTIA, por sus iniciales en inglés) que procuró subestimar la resolución - esencial pese a ser claramente deficiente - equiparando las radiaciones electromagnéticas de los móviles con otros de los agentes que integran ese conjunto clasificatorio.


Asumiendo de esta forma una defensa cerrada de los intereses de tipo económico del campo que procura ante todo persuadir a los usuarios de que no hay peligro real - si bien esté claro que existe - y que tiene además de esto como objetivo disuadir de presentar posibles demandas a quienes sufran tumores cerebrales tras utilizar esos teléfonos.


Como del mismo modo se pretende eludir que las autoridades demanden a la industria introducir en los teléfonos mecanismos neutralizadores de semejantes radiaciones. Estrategia esta que le funcionó magníficamente a la industria del tabaco puesto que consiguió que a lo largo de décadas absolutamente nadie admitiera que los cigarros provocan cáncer - y muchas otras nosologías - con el conocido “argumento” de que “no se ha probado científicamente”.


Porque, de la misma manera que ahora, los miles y miles de estudios que probaban la relación causa-efecto se ignoraron o bien se injuriaron quitándoles la relevancia que tenían.



En lo que se refiere a la OMS solo un iluso podía meditar que iba a atreverse a producir un comunicado alertando meridianamente del riesgo real de las radiaciones electromagnéticas.


Primero, pues la industria se ha ocupado de hacer opinar a políticos, cronistas y público por lo general que de veras hay un discute científico sobre la peligrosidad de exactamente las mismas cuando es totalmente falso puesto que lo que existe es un elevado número de estudiosos independientes que aseveran que está suficientemente probado y un grupito pequeño mas influyente al que dan bombo los grandes medios y que está al servicio de la enorme industria que afirma lo que esta les paga por decir.


Luego tal “debate” no existe. Y segundo, pues llevan años asegurando que la peligrosidad no está probada y tener que reconocerlo ahora es un “marrón” que absolutamente nadie se quiere comer.


En suma, la OMS ha actuado como se esperaba:


Nosotros lo venimos diciendo desde hace unos años sin que los medios “serios” se hagan eco:


Y los de la OMS y la IARC son solo los últimos pronunciamientos por el hecho de que hay múltiples organismos internacionales que habían alertado de ello. Otra cosa es que se esconda. En verdad poquísimos medios han informado de que asimismo ha alertado del inconveniente la Reunión del Consejo de Europa.


Sólo unos días ya antes había hecho un llamamiento a todos y cada uno de los gobiernos a fin de que adopten medidas razonables,


Lo cierto en todo caso es que el conjunto de la IARC que tomó su resolución en Lyon (Francia) en la asamblea que se festejó entre el veinticuatro y treinta y uno de mayo pasados estaba integrado por treinta y uno científicos de catorce países; no se trataba puesto que de un conjunto de indocumentados como pareció insinuar con sus sarcásticos comentarios John Walls.


Y lo hizo tras examinar y valorar la literatura libre hasta ese instante sobre los efectos de las,


Y de todos esos estudios el conjunto de trabajo - sin que se sepa todavía por qué razón - manifestó que por el momento solo es suficientemente constatable la asociación entre las emisiones de radiofrecuencia de los teléfonos móviles y la aparición de gliomas y neuromas acústicos.


Sin duda pues uno de los estudios - conforme reconocían - mostraba que tras seguirse a lo largo de diez años a numerosas personas que charlaban de promedio solo treinta minutos al día el peligro de gliomas entre ellas era ¡un cuarenta por ciento superior! Hablando solo ¡media hora día tras día!


¿Infiere el lector el peligro que están asumiendo puesto que quienes charlan el día de hoy con móviles a lo largo de horas?


Bueno, puesto que ese conjunto de trabajo se empeñó en rebajar la gravedad del problema:


En suma, de nuevo endulzando el inconveniente para no alarmar a la población y resguardar a la industria de la telefonía. Sin embargo se trata de un primer paso que hará meditar a bastantes personas cuál va a ser la genuina realidad del riesgo.


De hecho Christopher Wild, directivo del IARC, manifestaría:



TAMBIÉN EL CONSEJO DE EUROPA ALERTA A LA POBLACIÓN

En suma los pronunciamientos de la OMS y de la IARC no hacen sino más bien repercutir en otros muchos llamamientos a la prudencia, el último de ellos - como avanzamos ya antes - el de la Reunión del Consejo de Europa que, reunida en Kiev en Comité Permanente, pidió de todos y cada uno de los gobiernos europeos la adopción de medidas razonables para reducir la exposición a las radiaciones electromagnéticas, especialmente de la proveniente de los teléfonos móviles.


Muy particularmente en el caso de los pequeños y jóvenes ya que son las personas que el día de hoy hacen un mayor empleo de estos aparatos.


El documento critica además el inmovilismo de los gobiernos y demanda su inacción por puros intereses económicos:


En sus Conclusiones el documento aprobado por la Reunión del Consejo de Europa pide por este motivo la aplicación de,


Por lo que se refiere a la tecnología Wi-Fi se aconseja de manera directa,


Cabe añadir que a causa de las propuestas del comunicante - el luxemburgués Jean Huss - la Reunión ha pedido además a los gobiernos que den información de los peligros potenciales para la salud de las plataformas inalámbricas DECT - pues emiten radiaciones semejantes a los teléfonos móviles - los monitores para bebés y otros aparatos familiares que emiten de forma continua ondas electromagnéticas.


Recomendando,


En cuanto al toqueteado razonamiento de la industria de que “cumple con la legalidad” la resolución apunta - como ya hiciese a propósito el Parlamento Europeo - que los gobiernos deben,


Por eso se aconseja,


Recordando asimismo lo que es evidente para todos y cada uno de los que manifiestan un cierto los pies en el suelo no polucionado por intereses inconfesables:


Justo lo que termina de hacer la OMS si bien en su especial lenguaje diplomático y rebajando la gravedad del inconveniente.



Evidentemente se ocupa también del inconveniente de las antenas recomendando,


En suma, un éxito para el comunicante de la resolución, Jean Huss, que fue aprobada poquitos días ya antes del comunicado de la OMS… sin que prácticamente absolutamente nadie se haya hecho eco.


La verdad es que la comunicación de Jean Huss narra de forma muy instructiva de qué forma hemos llegado a la actual situación.


Destacando un dato poco conocido: que los presentes umbrales de seguridad para las frecuencias exageradamente bajas de los campos electromagnéticos y las ondas de alta frecuencia que entonces plantearon la OMS, la Comisión Europea y los gobiernos - España entre ellos - se hizo a propuesta de la International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection (ICNIRP) que conforme Huss se trata de,


Y es que si bien parezca patraña ha sido ciertamente esa organización privada la que ha venido marcando los límites de las emisiones electromagnéticas que entonces los gobiernos han plasmado en sus legislaciones dejando de esta forma a los abogados de las compañías telefónicas ofrecer “argumentos” de “referencia“ toda vez que han sido denunciadas en los tribunales.


Motivo por el que vamos a estudiarla.



VERGÜENZA NACIONAL

Bueno, puesto que tras los comunicados de la OMS y de la IARC los españoles pudimos acudir estupefactos a unas comparecencias totalmente inusuales.


En primer sitio, la Asociación De España Contra el Cáncer (AECC) - entidad privada y no pública - comparecía frente a los medios de comunicación… mas no para manifestar su satisfacción por la resolución de esas organizaciones de alertar a la población del posible efecto carcinogénico de los móviles sino más bien para ¡proteger a las compañías de telefonía y decir que ese peligro no está probado!


De hecho solamente conocerse la resolución solicitaron en público "prudencia en el momento de interpretar" esa información “precisando” que el comunicado de la OMS no se fundamentaba más que en “una revisión de estudios precedentes sin la solidez científica deseable” desdeñando de esta manera el trabajo y la calidad de los treinta y cuatro estudiosos reunidos en Lyon.


Poca diferencia puesto que con la aguardada reacción de la Asociación de la Industria de Telecomunicaciones Celulares (CTIA) - la patronal del ámbito - para la que las conclusiones de la OMS y la IARC se fundamentan en "pruebas limitadas".


Por su parte, el presidente del Comité Técnico de la Asociación De España Contra el Cáncer y jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Centro de salud Clínica de Barna, Albert Biete, declararía que a su juicio la relación entre el móvil y el cáncer es “bastante débil” por el hecho de que,


Mintiendo con total atrevo por el hecho de que como hemos probado extensamente en esta gaceta son muchos - mas muchos - los estudios que prueban esa relación.


Y encima añadiría:


Mintiendo nuevamente.


Baste rememorar - por no refererir nuestros artículos - que en su número de mayo de dos mil uno la Sociedad Científica De España del Médico de Cabecera afirmaba:


Y desde ese momento la información sobre sus efectos se ha ido amontonando.



Lo patético es que el sonrojante posicionamiento de la Asociación De España Contra el Cáncer (AECC) no fue único. Asimismo la Sociedad De España de Oncología Médica (SEOM) iba a aprovechar la ocasión… mas no exactamente para pedir la prohibición de los móviles para los más pequeños como ya se ha hecho en ciertos países europeos, cuando menos mientras que se ahonda en la investigación.


Su presidente, Emilio Alba, prefirió echar del mismo modo una mano a la industria aseverando cosas como que "no existen estudios suficientes", que “el estudio implica un nivel de desconocimiento alto” o bien que “no aporta ninguna información nueva”.


En suma, las dos sociedades han atrevido mantener lo que ni la propia industria se atreve a aseverar.



Y puesto que hay tanta persona desinformada - singularmente entre ciertos autodenominados informadores - no va a estar de más rememorar que solo una semana ya antes del pronunciamiento de la OMS tuvo lugar una asamblea convocada por Environmental Health Trust entre la Sociedad del Cáncer de Turquía y la Universidad de Gazi bajo el título Science Update - Cell Phones and Health (Actualización sobre los teléfonos celulares y la Salud) en la que se dieron a conocer nuevas investigaciones conforme las que las radiaciones de los teléfonos móviles dañan el ADN, el cerebro y el esperma.


La asamblea fue encabezada por la doctora Devra Davis y contó con la participación del maestro Nesrin Seyhan, consultor de laOMS y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte aparte de jefe y creador del Departamento de Biofísica y Biomagnetismo de la Universidad de Gazi, quien presentó un trabajo explicando que bastan 4 horas de exposición a campos electromagnéticos para impedir a las células del cerebro arreglar los genes dañados por las radiaciones.


El maestro Wilhelm Mosgoeller - de la Universidad Médica de Viena - aseveraría por su lado que son ya múltiples los equipos europeos que han probado que las radiofrecuencias inducen rupturas en el ADN.



Bueno, puesto que se prosigue aseverando que no hay pruebas científicas de la peligrosidad de,


Porque por fortuna el riesgo de las torres de alta tensión y de los transformadoresya se reconoce.



Es hora puesto que de llamar sinvergüenzas a los sinvergüenzas.


Nosotros volvemos a recomendar a nuestros lectores que intenten no emplear más que en casos rigurosamente precisos todos esos dispositivos y, sobre todo, que no dejen a sus hijos menores que los utilicen o bien estén sometidos a su repercusión.


Y, lógicamente, que demanden a los responsables de los institutos de sus hijos que retiren de ellos los Wi-Fi o bien los WLAN si los tienen y hagan lo mismo con esos alcaldes ignorantes que los han instalado en espacios públicos poniendo bajo riesgo de forma inaceptable la salud de sus conciudadanos.


Es más, todos deberíamos pelear para impedir los Wi-Fi en las comunidades de vecinos pues es lamentable que quien está mentalizado de su riesgo y no lo emplea deba aguantar las radiaciones que emiten los de sus vecinos más ignorantes.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 94 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La OMS Reconoce Oficialmente el Peligro de Los Teléfonos Móviles (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas