ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Quimera de la Igualdad (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Quimera de la Igualdad (wiki) 


wiki
por Alberto Medina Méndez


19 Julio 2010


del Lugar Web TeoduloLopezMelendez


wiki



En el alegato político y ciudadano se ha instalado una certidumbre que pretende ser irrebatible.


Se ha constituido en, algo como, un monumento a la verdad inmaculada. Es la obsesión de un fundamentalista objetivo ya no solo retórico, sino más bien de orden práctico, que se plasma diariamente en implementaciones específicas en todo el globo.


Muchos, prácticamente todos, afirman combatir por la igualdad y se ufanan de ello tal y como si el término en si mismo representase un valor incontrovertible.


Se lo mienta tal y como si el palabra tuviese un aura singular, una bendición superior, tal y como si se tratase de una virtud superlativa, de una utopia por la que valiese la pena trabajar infatigablemente.


Habrá que decir, sin vueltas ni tapujos, sin rodeos ni eufemismos, que la igualdad, esa de la que tanto charlan, es el atributo que menos describe a la especie humana.


Los individuos no somos iguales en prácticamente nada.


Si algo nos distingue, son nuestras diferencias, aquello que nos hace naturalmente diferentes.


No nos parecemos ni físicamente, ni en nuestra personalidad, mucho menos en las intransferibles experiencias que nos tocan en suerte. Todo, todo, nos hace seres interminablemente diferentes, y esa desigualdad, si que es un cualidad, una característica única y también inigualable.


Son nuestras diferencias, las que nos hicieron mejorar y subsistir como especie. Es justamente eso lo que nos ha tolerado evolucionar. Esas disparidades, nos hace creativos, competitivos y se transforma en el primordial motor que nos moviliza lo bastante para esforzarnos y superarnos a nosotros mismos.


No es la igualdad, sino más bien justamente su opuesto, la desigualdad, lo que mejor describe nuestros talentos y mayores virtudes. Asimismo es la que identifica meridianamente nuestros peores defectos, y nos permite la chance de ocuparnos de ellos.


No somos iguales, no deberíamos estimar serlo.


Sin embargo, una corriente cada vez mayor, prácticamente unánime, semeja ser el alegato aguardado, el políticamente adecuado, ese que afirma pretender ajustar lo que presenta como desvíos. La sociedad semeja aplaudir, ciertos por el hecho de que suponen que alguien tiene el poder de concederles lo que no tienen, y otros pues no se animan siquiera a decir lo que piensan y proteger lo propio.


Resulta deseable que todos juguemos bajo exactamente las mismas reglas.


Se puede pretender cierta igualdad frente a la ley, en frente de los objetivos criterios que rigen la convivencia humana, mas solo eso, solo esa cuestión de rutina, que es prácticamente una cuestión de los pies en el suelo.


En el resto, va a haber que entender que las diferencias, la desigualdad y nuestras peculiaridades, han de ser bienvenidas. De ahí que, resulta bastante difícil comprender como esa palabra, igualdad, ha pasado a ocupar un sitio de privilegio en los alegatos, y como su implementación eficaz ha significado desposeernos de nuestra peculiaridad.


Y es que la política ha transformado ese culto a la igualdad en una práctica rutinaria consistente en,


...intentando brindar coercitivamente a unos lo que naturalmente no tienen, sin dejar anteriormente de desposeer a otros a fin de que lo precedente suceda.


La redistribución tan mencionada prosigue haciendo estragos.


Bajo esa muletilla que se ha puesto de tendencia, el paradigma de la justicia humana, hace eso, quita a unos y da a otros, discrecional, arbitraria, selectiva y coactivamente.


La sociedad semeja ovacionar la destrucción de su mayor virtud. Supone que se puede igualar a una comunidad, a través de leyes, decretos y reglas. Que sacando a unos y entregando a otros, se nos ayuda a evolucionar.


Nada más distanciado de la realidad.


Esos mecanismos, solo logran desestimular a los talentosos y paradójicamente asimismo a los menos hábiles, en tanto que de este modo, tampoco precisan de incentivos para prosperar, para superarse. Tras todo, algún Mesías, se encargará de darles lo que no son capaces de lograr por si acaso mismos.


Pero en un caso así, con el agravante de tratarlos indignamente como verdaderos inútiles y también inútiles, rebajándolos a la deshonrosa categoría de mendicantes de favores. Desgastan de esta forma su gastadas autoestima para condenarlos eternamente a la débil y también indecorosa situación de parásitos sociales, esos que de ahora en adelante van a depender únicamente de la lismona clientelista del mandamás de turno.


Eso va a ocurrir, claro está, cuando el poderoso decida concederle esa dádiva. Ya antes se encargará de agotar a ciertos, esos que generan y producen riqueza a su alrededor, para poder detallar su espléndida acción popular.


Ese mecanismo, que supuestamente disfruta de una impunidad sin parangón en el planeta, semeja haber venido para quedarse.


Se trata de prácticas que festejan políticos y votantes al tiempo. Diese la sensación, que cierto campo de la humanidad está presto a bajar los brazos claramente, para vivir de lo que otros produzcan, para dejarse vejar por los que se han empeñado en probarle su probada incapacidad, como una foto estática de ese presente inalterable y también inmodificable.


wiki



Ellos, no semejan estar listos para dar la batalla, ese bastante difícil mas indispensable reto para recobrar la fe, de empezar la busca de su dicha y también procurarlo en la satisfacción de identificar sus arraigadas y ignotas fortalezas, esas que todo humano tiene, ese don apreciado que hemos recibido cada uno de ellos de nosotros en forma particular, individual y también indelegable, ese atributo espléndido que nos hace fundamentalmente diferentes y por este motivo únicos y también inimitables.


Extraordinariamente diferentes. Maravillosamente dispares...


Ninguna ley va a funcionar como los políticos y muchos ingenuos ciudadanos suponen. Las reglas van a poder asaltar a unos para obsequiar a otros, mas no van a crear talento allá donde este está ausente o bien sencillamente dormido.


Tampoco producirán inventiva, en ese espacio en el que mismos se encargaron de apagar la voluntad.


Esos atributos,


...no son solo cuestiones innatas.


Las más de ellas se desarrollan y se consiguen solo cuando se atraviesan instantes bastante difíciles, verdaderas crisis, situaciones que precisan de desafíos en frente de los escollos que nos plantea siempre y en todo momento el presente.


La incontable lista de invenciones de la historia humana, esa nómina inacabable que nos hace la especie que pero se ha desarrollado como tal, procede de los mejores. Son y no otros, los que sentaron las bases del progreso.


Si suprimimos las diferencias, si proseguimos adorando la homogeneidad, vamos a estar condenándonos a solicitarle a los que se resaltan, a que ya no lo hagan y a los peores, a desentenderse por la ausencia de habilidades, puesto que algún político, apoyado por la enorme mayoría de ciudadanos, va a poner las cosas en su sitio.


Evidentemente, la humanidad ha comprado esta falsa ilusión de que la igualdad es una meta en si mismo.


La fantasía de la igualdad semeja estar apoderándose de nosotros sin resistencia alguna y con una implícita aprobación civil que explica el alegato de los políticos, que es solo una pura consecuencia y no su auténtica causa...


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 24 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Quimera de la Igualdad (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas