ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Sombra de un Cometa (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Sombra de un Cometa (wiki) 



wiki


por John Kaminski
nueve Marzo 2012


del Lugar Web DarkMoon


traducción de Editorial-Streicher


10 Mayo 2016


del Lugar Web Editorial-Streicher


Versión original en ingles


wiki



La Sombra de un Cometa


A fin de ver meridianamente nuestro porvenir, debemos ver meridianamente nuestro pasado. Tal y como está ahora, nuestro pasado colectivo desaparece en una confusa bruma de distorsionadas leyendas que aseveran todas y cada una ser la verdad última.


Los reverendos de todos esos mitos tienen una cosa en común:


En algún punto, para la calma de la psique, nos vemos todos obligados a admitir la verdad última de nuestras vidas en la fe (aprendiendo de guías en las que hemos decidido confiar) o bien a padecer la desgastante disfunción de la duda.


Cada vez más de forma regular el planeta aprende - a través de revelaciones incesantes de degeneraciones sexuales y financieras - que las doctrinas y los dogmas sobre los que fundamentamos nuestros principios morales están repletos de falsedades, hipocresías y una comprobable desinformación.


La opción para todos quienes intentan librarse de esa patológica perversión de sus pensamientos es emprender el duro viaje del auto-conocimiento, para descubrir quiénes somos y por qué razón escogemos el camino que hemos elegido.


En el instante en que decidimos hacer eso, entendemos que la Sagrada Escritura fue escrita para encubrir la auténtica historia de la sociedad humana.


Yahvé es convocado diciendo a sus compañeros Elohim, cuando confundieron las lenguas de la Humanidad en la Torre de Babel,


Aunque los sacerdotes de la posteridad edificaron leyendas divinas alrededor de ellos, realmente Yahvé y su cuadrilla eran descendientes de una tribu mundial de marineros saqueadores que llevaron la civilización a tribus incultas con la magia del lenguaje y la ciencia, todo hecho, como es natural, mientras que calmaban a los nativos primitivos de sus objetos de valor.


Las leyendas prehistóricas de Viracocha, Toth, Hermes y Odín sin variación describen a gigantes blancos de pelo colorado quienes - mientras que no mataban a oponentes inútiles - trabajaban en metales y plantaban siembras, que eran maravillas tecnológicas miles y miles de años ya antes del tiempo de Cristo.


Con un agradecido miedo y un servicial sorprendo, los nativos neolíticos de quienes descendemos los llamaron "dioses".


Uno de los últimos ensayos de Platón [Critias] cuenta la historia de una tierra occidental, una civilización superior que fue destruida por un cataclismo en la Historia exageradamente vieja.


Una esencial industria filosófica ha surgido en torno a la historia legendaria de la Atlántida, mas el tema en conjunto ha sido en una gran parte excluido de la Historia predominante, cortado de la psique del hombre cuando fue borrado de la corriente primordial por el establishment del supuesto Hijo de Dios de la ciudad de Roma.


Aquello ocurrió cuando la Humanidad fue engañada a fin de que adorase a una manipulada abstracción destinada al control totalitario de las masas, que tuvo éxito alén de las peores pesadillas de alguien.


Pero ya antes que todo eso sucediese, la civilización humana tenía una historia antiquísima, de un par de veces la distancia en el tiempo desde el auge de la ciudad de Roma hasta nuestro actual status al filo de la Tercera Guerra Mundial.


Toda esa historia es lo que los desquiciantes cristianos quemaron en la Biblioteca de Alejandría o bien ocultaron en la Biblioteca del Vaticano.


La historia de leyenda de Platón de la Atlántida está repleta de detalles concretos de la civilización minoica en la isla mediterránea de Creta que fue destruida por el enorme volcán Thera c. mil quinientos a.C., exactamente en el instante en que las tradiciones más viejas de Egipto, Babilonia y las leyendas jónicas empezaban a ser registradas.


En ese entonces, Creta y los marineros fenicios controlaban el planeta conocido. Las conocidas invasiones de los Pueblos del Mar fueron lo que destrozó a Egipto; el abecedario que empleamos el día de hoy procede de los fenicios; todos y cada uno de los dioses helenos se derivaron de Creta.


Pero Platón insistió en que la enorme civilización de la isla estaba localizada alén de las Columnas de Hércules, esto es, en el Océano Atlántico. Si bien pueda ser, no obstante, el fallo de un transcriptor, Platón puso el evento de la enorme destrucción planetaria diez mil años ya antes.


Y acá es donde la erudición relativa a la Atlántida cambiará por siempre el modo perfecto en que piensa sobre la historia vieja de sus ancestros. Este es el enorme secreto que han enmascarado todos estos siglos, y seguramente es la base de la mayoría de las sociedades segregas del planeta de el día de hoy.


Durante un periodo de más o menos veinte años hasta finales de los años '40, un respetado editor de periódicos británico llamado William ComynsBeaumont fomentó su teoría de que los fragmentos de un enorme cometa destrozaron la fantástica civilización de los hiperbóreos, que encontró en algún lugar entre Escocia y Escandinavia.


En su épica obra "El Misterio de la G. Bretaña Prehistórica" (The Riddle of Prehistoric Britain, mil novecientos cuarenta y seis), Comyns Beaumont hace la pasmosa afirmación de que los registros escritos de la civilización humana - Egipto, Sumer, la Grecia micénica, el subcontinente indio y Sudamérica - fueron todos primero establecidos por gigantes blancos norteños, marineros asilados del gran cometa que destrozó su hogar en mil trescientos treinta y dos a.C.


El trabajo de Beaumont forma la base de todo lo escrito por Immanuel Velikovsky ("La Humanidad bajo Amnesia - Mankind in Amnesia") y Michael Tsarion ("Los Orígenes Irlandeses de la Civilización - The Irish Origins of Civilization"), como por docenas de otros eruditos suprimidos y olvidados (Gerald Massey) que generaron versiones excepcionalmente incontaminadas de la Historia vieja experimental.


Beaumont escribe sobre la catástrofe en el Norte que mandó a los supervivientes a navegar por su seguridad por todo el planeta.


Él halla la auténtica historia en una versión sorprendentemente tardía de una historia muy antigua: en las leyendas islandesas.


Cuando Odín y sus dioses fueron desde Asgard a Escandinavia, enseñaron todo a los nativos.


Ellos aun jugaron al ajedrez.


El razonamiento del autor - y la opinión de muchos que han seguido su fenomenal investigación - es que el viejo mito heleno de Faetón, quien voló demasiado cerca del Sol y se estrelló, es el cuento que ha perpetuado la historia del cometa que destrozó la civilización famosa como Atlántida.


La tinterillada académica famosa como la Edad del Hielo es destruida por Comyns Beaumont:


También ello hizo la órbita de la Tierra 5¼ días más larga.


Las leyendas irlandesas coinciden con las islandesas. Los atenienses escribieron sobre la guerra entre los Dioses del Olimpo y los Colosos. Una versión siguiente del cuento es la historia bíblica de los ángeles caídos en el Libro de Enoc.


Curiosamente, justo una vez que leí la obra de Beaumont sobre la auténtica Historia vieja, por pura suerte abrí un libro titulado "Una Historia del Dragón Colorado" (Carl Lofmark, A History of the Red Dragon, mil novecientos noventa y cinco).


A medida que lo leía y que el creador se preguntaba qué género de bestia mitológica podría haber representado seguramente el dragón, proseguí diciendo en voz alta:


Pero este autor jamás hizo la conexión con el cometa viejo que cambió todo y bloqueó la vista del Sol ya antes de destruir grandes unas partes del planeta, que cambió la órbita de la Tierra de tal modo que los astrólogos debieron reordenar sus cálculos, que destrozó numerosas vidas y civilizaciones y también incrustó un terror en las psiques de todos y cada uno de los que vivieron aquello, hasta este día, y que jamás nos ha descuidado totalmente.*


* Human Memories of the Doomsday Comet



El dragón es el cometa, y el cometa es el dios furioso de cada religión alguna vez inventada en el planeta Tierra.


Los Nephilim son actores primordiales en el Viejo Testamento.


Ellos eran los Gigantes de otrora.


La Biblia y los Rollos del Mar Fallecido muestran una sucesión de gente enorme que gradualmente se hizo más pequeña con el tiempo, conforme los genes del gigantismo fueron diluidos por último.


Otros gigantes son citados en esos textos asimismo, como Goliat (dos Sam. 21:19), un gigante con 12 dedos en las manos y 12 en los pies que es citado como uno de los Rephaim (dos Sam. 21:20), y un alto egipcio (1 Crón. 11:23).


El pasaje de Números 13:26-treinta y tres habla sobre un Nephal [singular de Nephilim] de Canaán que vieron Josué y los otros espías hebreos.


Además, conforme el folclore judío, uno de los Nephilim, Arba, edificó una urbe, Kiriath Arba, que fue nombrada desde su constructor y que es famosa ahora como Hebrón.


Aquí está asimismo aquella falsa versión oficial de la historia otra vez.


Oh, se mataron unos a otros una vez que un ángel fue a verlos. Habituales estupideces bíblicas. Suena mucho como lo que Hillary Clinton afirma cuando va a Pakistán. Cualquier similar con la táctica política actual no es coincidencia.


En los textos bíblicos históricos, los amorreos son en muchas ocasiones citados con relación a los Nephilim y las tribus basadas en los Nephilim. Sayce, entre otros muchos historiadores, ha descubierto referencias históricas a los Nephilim relacionados con los amorreos como siendo de tez clara, de ojos azules y teniendo rasgos dolicocéfalos ("de cabeza alargada").


Las leyendas norteñas están repletas de historias sobre gigantes, mas todas y cada una viran alrededor del Crepúsculo de los Dioses y el Armagedón ocasionado por el cometa llamado Surtur, que es primordialmente conocido en el siglo veintiuno como un desalmado personaje de libro de historietas con una espada candente.


Las conclusiones de Comyns Beaumont y la gran cantidad de investigación sobre exactamente el mismo tema que ha seguido en su estela todas y cada una apuntan a ese evento como el eslabón crítico para los fundamentos de nuestra civilización.


En primer sitio, esto explica de qué manera todas y cada una de las civilizaciones viejas llegan a la Historia escrita absolutamente formadas en sus instituciones, prácticas y logros.


Reflexione por un momento, si desea, en que toda la Historia que ha aprendido alguna vez es falsa y que, conforme Beaumont, la civilización no llegó a Europa desde el Oriente:


Y esto nos conduce a una pregunta todavía más trascendental sobre el origen de las rivalidades que condujeron a guerras sobre este planeta.


Si los gigantes blancos que escaparon de la ira del gran cometa hace todos aquellos años crearon o bien guiaron a todas y cada una de las civilizaciones viejas en sus prácticas y rituales,


Los gigantes blancos con armas impresionantes y un lenguaje inescrutablemente complejo simularon ser los benefactores de los menos ilustrados con todo género de atracciones tecnológicas, mas ¿por qué razón siempre y en toda circunstancia esos países son saqueados y reducidos a restos? Desde el alba de los tiempos.


¿Qué extraño sería si fuera , un cronista serio de las depredaciones judías mediante toda la Historia, quien eximiera a los judíos de su culpa colectiva por los crímenes que prosiguen cometiendo, pues descubrí que todas y cada una de las religiones del planeta tienen sus raíces en los genes y las enseñanzas de los enormes druidas salvajes blancos de Escocia que colonizaron el planeta entero antes que algo fuera escrito alguna vez?.


En mi vida, 2 de las personas que más respeto han discrepado las dos conmigo en lo que se refiere a la inculpación de los judíos por la condición del planeta.


Richard D. Willing, autor de "Dinero: La Religión N.º doce y Final" (Money: the 12th and Final Religion, dos mil ocho), trató de decirme que eran los ingleses los que manejaban a los judíos, mas no había leído a Beaumont.


Y cuando le pregunté a Eustace Mullins, el primordial cronista de la perfidia judía en la Historia mundial, si era el Sanedrín o bien la Reina quien verdaderamente dirigía todo, respondió sin vacilar:


Pero Eustace Mullins no había leído a Manetón, el historiador egipcio que revela la invasión hebrea del viejo Egipto, ni tampoco sabía sobre el cometa.


¿Qué extraño sería si Willing y Mullins llevaran razón por los motivos equivocados, por el hecho de que la base de todas y cada una de las etnias del planeta fue sembrada hace mucho tiempo por los gigantes blancos de tiempos prehistóricos tan vivamente descritos en las leyendas islandesas?


Tal vez alguien en algún sitio imprimirá esta historia y la archivará en un cajón que de alguna forma acabará en una gruta siglos después en el futuro, que va a explicar precisamente lo que nos ocurrió como especie y ocasionó lo que está a puntito de sucedernos ahora, si sucede de alguna manera. (¿Contestación corta? Los sacerdotes...)


Los dioses que bajaron del cielo eran verdaderamente fragmentos de un cometa que destrozó partes significativas del planeta.


Eso es lo que primero hizo que la gente analizara el cielo, y leyese vaticinios humanos en sus actividades, y por último fantaseara con deidades cuyo carácter furioso regía las vidas de los hombres.


Aquellos que subsistieron a ese cataclismo empezaron la civilización que conocemos el día de hoy, tal y como aquellos que subsistan a los muchos cataclismos artificiales que se aproximan a nosotros ahora, de una forma similarmente azaroso, empezarán la civilización de mañana.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 35 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Sombra de un Cometa (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas