ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Teoria de la Tierra Hueca (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Teoria de la Tierra Hueca (wiki) 



wiki


A inicios de mil novecientos setenta, la Administraci?n del Servicio de Ciencia del Medio Entorno (ESSA), perteneciente al Departamento de Comercio de los U.S.A., proporcion? a la prensa unas fotograf?as del Polo Norte tomadas por el sat?lite ESSA-siete el veintitres de noviembre de mil novecientos sesenta y ocho. Una de las fotograf?as mostraba el Polo Norte cubierto por la habituada capa de nubes; la otra, que mostraba exactamente la misma zona sin nubes, revelaba un enorme orificio donde hubiese debido estar el Polo. El ESSA estaba lejos de sospechar que sus fotografías rutinarias de reconocimiento atmosf?rico iban a contribuir a despertar una de las polémicas m?s fenomenales y c?lebres de la historia de los OVNIS.


En el n?mero de junio de mil novecientos setenta de la gaceta Flying Saucers, el editor y uf?logo Ray Palmer reprodujo las fotografías del sat?lite ESSA-siete así como un art?culo en el que manifestaba que el orificio de la fotografía era real.


Durante bastante tiempo, Ray Palmer y otros uf?logos hab?an cre?do que la Tierra es hueca, y que los OVNIS proceden y regresan a una civilizaci?n de seres superiores que est? oculta en su interior inexplorado. En mil novecientos setenta, merced al apoyo de una fotograf?a en que aparec?a el gran orificio del Polo Norte, Palmer pudo al fin asegurar que la super-raza subterr?nea exist?a y seguramente se pod?a llegar hasta ella a trav?s de los orificios de los polos Norte y Sur.


En los n?meros siguientes de Flying Saucers apoy? su teor?a resucitando otra vieja polémica sobre la "Tierra hueca": la de las conocidas expediciones del vicealmirante Richard Y también. Byrd a los polos Norte y Sur. El vicealmirante Richard Y también. Byrd, cuyas expediciones polares desataron la pol?mica sobre la teor?a de la tierra hueca.


El primer testigo
El vicealmirante Richard Y también. Byrd de la US Navy fue un distinguido aviador vanguardista y explorador polar que sobrevol? el Polo Norte el nueve de mayo de mil novecientos veintiseis y dirigi? numerosas expediciones a la Ant?rtida, incluyendo un vuelo sobre el Polo Sur el veintinueve de noviembre de mil novecientos veintinueve. Entre mil novecientos cuarenta y seis y mil novecientos cuarenta y siete, llev? a cabo la operaci?n a gran escala llamada "High Jump" (Salto Alto), a lo largo de la que descubri? y cartografi? 1.390.000 km² de territorio ant?rtico.


Las conocidas expediciones de Byrd entraron por primera vez en la polémica de la Tierra hueca cuando múltiples art?culos y libros -singularmente Worlds beyond the Poles (Mundos m?s all? de los Polos), de Amadeo Giannini- pretendieron que Byrd hab?a realmente volado no sobre el Polo, sino más bien cara en los grandes orificios que llevan al interior de la Tierra. Ray Palmer, bas?ndose primordialmente en el libro de Giannini, introdujo esta teor?a en el n?mero de diciembre de mil novecientos cincuenta y nueve de su gaceta y, a ra?z de ello, sostuvo una grande correspondencia a este respecto.


wiki


Seg?n Giannini y Palmer, el vicealmirante Byrd anunci? en el mes de febrero de mil novecientos cuarenta y siete, ya antes de un supuesto viaje de dos mil setecientos cincuenta km. a trav?s del Polo Norte:


Giannini y Palmer dec?an tambi?n que, a lo largo de su supuesto vuelo sobre el Polo Norte en mil novecientos cuarenta y siete, el vicealmirante Byrd comunic? por radio que ve?a bajo ?l, no nieve, sino más bien ?reas de tierra con monta?as, bosques, vegetaci?n, lagos y r?os y, entre la maleza, un extra?o animal que parec?a un mastodonte. Tambi?n, siempre y en toda circunstancia seg?n Giannini y Palmer, en el mes de enero de mil novecientos cincuenta y seis, despu?s de dirigir otra expedici?n a la Ant?rtica, el vicealmirante Byrd hab?a manifestado que su expedici?n hab?a explorado tres mil setecientos km. m?s all? del Polo Sur y, adem?s, inmediatamente antes de su muerte, Byrd hab?a dicho de la tierra m?s all? del Polo que era "un continente encantado en el cielo, tierra de misterio permanente". Esa tierra, seg?n otras teor?as, era la legendaria Urbe del Arco Iris, cuna de una fantástica civilizaci?n perdida.


Para Giannini y Palmer, los comentarios atribuidos al vicealmirante Byrd no hac?an m?s que confirmar lo que hab?an previsto siempre: que la Tierra tiene una forma "extra?a" en los Polos, algo semejante a un "donut", con una depresi?n que, o se hunde muchos kil?metros en las entra?as de la Tierra, o bien forma un orificio gigante que pasa a trav?s del eje de la Tierra, de un polo a otro.


Dado que, por razones geogr?ficas, es imposible volar dos mil setecientos cincuenta km. m?s all? del Polo Norte o bien tres mil setecientos km. m?s all? del Polo Sur sin ver agua, es l?gico meditar que el vicealmirante Byrd debe haber volado cara en las inmensas cavidades convexas de los polos, en el Gran Misterio del interior de la Tierra y que, si hubiese seguido adelante, habr?a llegado a la base segrega de los OVNIS que pertenecen a la super-raza oculta, quiz?s la legendaria Urbe del Arco Iris que Byrd habr?a visto reflejada en el cielo.


La posibilidad de que la Tierra sea hueca, de que se pueda entrar en ella a trav?s de los polos Norte y Sur, y de que civilizaciones segregas florezcan en su interior, ha espoleado las imaginaciones desde tiempo inmemorial. As?, el h?roe babilonio Gilgamesh visit? a su ancestro Utnapishtim en las entra?as de la Tierra; en la mitolog?a griega, Orfeo trata de salvar a Eur?dice del averno subterr?neo; se dec?a que los faraones de Egipto se comunicaban con el planeta inferior, al que acced?an a trav?s de t?neles secretos ocultos en las pir?mides; y los budistas cre?an (y creen todav?a) que millones de personas viven en Agharta, un para?so subterr?neo regido por el rey del planeta.


El planeta cient?fico no fue inmune a esta teor?a


Leonard Euler, un genio matem?tico del siglo XVIII dedujo que la Tierra era hueca, que conten?a un sol central y que estaba habitada; y el doctor Edmund Halley, descubridor del cometa Halley y astr?nomo real de Inglaterra en el siglo XVIII tambi?n cre?a que la Tierra era hueca y cobijaba en su interior 3 plantas. Ninguna de estas teor?as estaba sostenida cient?ficamente, mas alternaban con múltiples obras de ficci?n sobre exactamente el mismo tema, las m?s esenciales de las que eran Las Aventuras de Arthur Gordon Pym, de Edgar Allan Poe (mil ochocientos treinta y tres), en la que el h?roe y su compa?ero tienen un terror?fico encuentro con seres del interior de la Tierra; y el Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne (mil ochocientos sesenta y cuatro), en la que un maestro aventurero, su sobrino y un gu?a penetran dentro de la Tierra a trav?s de un volc?n extinguido en Islandia, y hallan nuevos cielos, mares y reptiles enormes y prehist?ricos que bullen en los bosques.


La creencia en una Tierra hueca estaba tan extendida que aun Edgar Rice Burroughs, el c?lebre autor de Tarz?n, se sinti? obligado a redactar Tarz?n en las entra?as de la Tierra (mil novecientos veintinueve), en el que el renombrado hijo de la selva va a Pellucidar, un planeta que se halla en la superficie interior de la Tierra y que est? iluminado por un sol central. La sombra m?s all? del tiempo (mil novecientos treinta y seis) de H.P. Lovecraft transport? el tema a la ?poca actual describiendo una raza vieja y subterr?nea que domin? la Tierra hace ciento cincuenta millones de a?os y que, desde ese momento, en el cobijo de la Tierra interior, ha inventado aeroplanos y veh?culos at?micos, y domina el viaje en el tiempo y la percepci?n extrasensorial.


Estas y otras obras de ficci?n sostuvieron vivo el inter?s por la posibilidad de que la Tierra fuera hueca y de que ocultara otras civilizaciones. As?, cuando se divisaron los primeros 0VNIS en E.U. en mil novecientos cuarenta y siete y la "ufoman?a" azot? el pa?s primero y el planeta despu?s, brotaron 2 teor?as para explicarlos. Los OVNIS deb?an ser o naves extraterrestres de alguna galaxia lejana, o bien pertenec?an a seres avanzad?simos que habitaban dentro de la Tierra. Estas teor?as llevaron a recobrar las leyendas de las civilizaciones "perdidas" de la Atl?ntida y de Thule, en la creencia de que esta ?ltima se encontraba en el ?rtico (no se debe confundir con Dundas, ya antes Thule, el entorno esquimal en Groenlandia, que es el día de hoy una base a?rea de los E.U. y centro de comunicaciones). Sin embargo, se cre?a tambi?n que otra posible fuente de procedencia de los 0VNIS se charlaba en la Ant?rtica.


wiki


Betty y Barney Hill, que a lo largo de su abducci?n fueron informados sobre la existencia de bases Objeto volador no identificado en la tierra, los polos y en los fondos oce?nicos.


Esta teor?a surgi? a ra?z de la publicaci?n del contundente libro de John G. Fuller, El viaje interrumpido (mil novecientos sesenta y seis), en el que el creador narra la historia de Betty y Barney Hill, un matrimonio americano que, a lo largo de un tratamiento psiqui?trico debido a un incomprensible periodo de amnesia, record? bajo hipnosis que hab?an sido raptados por extraterrestres, examinados dentro de un platillo volador y también informados de que los extraterrestres ten?an bases en toda la Tierra, ciertas en el fondo del mar y por lo menos una en la Ant?rtica.


De este modo, cuando Ray Palmer public? su discutida teor?a en mil novecientos setenta, los uf?logos y fieles a la Tierra hueca quedaron a la expectativa. ?Se trataba de las pruebas concluyentes?


Mas los razonamientos que Palmer aduc?a se descubrieron exageradamente enclenques. Todas y cada una de las investigaciones llevadas a cabo desde ese momento no han conseguido confirmar ninguna de las aseveraciones atribuidas por Giannini y Palmer al vicealmirante Byrd; ni tan siquiera se ha confirmado su vuelo sobre el Polo Norte en el mes de febrero de mil novecientos cuarenta y siete (la verdad es que Byrd sobrevol? el Polo Sur en esa data, en el trascurso de la operaci?n High Jump). Aun suponiendo que Byrd hiciese dichos comentarios, es m?s l?gico pensar que "la tierra m?s all? del Polo" y el "Gran Misterio" son formas de mencionar a las zonas a?n inexploradas, m?s que a continentes ocultos dentro de la Tierra, y que el "continente encantado en el cielo" era ?nicamente una descripci?n de un fen?meno corriente en las latitudes ant?rticas: una suerte de espejismo que trae el reflejo de tierras lejanas.


A pesar de que se ha probado la imprecisión del pretendido viaje de Byrd al Polo Norte, existen algunas personas que aseveran haber visto un noticiario sobre tal expedici?n al Polo Norte, en el que se ve?an "sus monta?as, ?rboles, r?os y un enorme animal identificado como un mastodonte". Una mujer escribi? a Ray Palmer sobre este noticiario, asegurando que lo hab?a visto en White Plains, New York, en mil novecientos veintinueve. No obstante, este reportaje no est? registrado en ning?n fichero. ?Se trata quiz? de una artima?a del Gobierno de los E.U.? ?O quiz? esa pel?cula no existi? jamás? Es curioso c?mo ciertas personas creen "rememorar" de buena fe una pel?cula que con prácticamente total certidumbre jamás ha existido -según parece, muchos de nuestros primeros recuerdos son "inventados", y proceden de cosas que nos han contado entonces o bien que hemos imaginado.


Seg?n Byrd, y conforme con su diario:


Asimismo, la historia de leyenda sobre la Urbe del Arco Iris puede derivar de una mala interpretaci?n de las palabras de Byrd: pod?a haberse llamado la Avenida de los Arco Iris Helados. Al este y al Oeste se levantaban grandes monta?as. Ciertas no estaban cubiertas por el hielo; eran negras como el carb?n o bien de un colorado ladrillo. Otras estaban cubiertas de hielo por completo. Estas parec?an cataratas enormes. All? donde el sol tocaba sus picos y laderas, la luz se reflejaba en una gama de colores. Hab?a una mezcla de azules, p?rpuras y verdes tal y como rara vez ha visto el hombre.


Ateni?ndonos a las palabras de Byrd, podemos observar que no vio tierras verdes y frondosas ni mastodontes m?s all? del Polo Sur; la cantidad de dos.750 km. es err?nea o bien exagerada; la Urbe del Arco Iris no tiene otra realidad que lo que Byrd describi? como Arco Iris Helados, un simple fen?meno atmosf?rico.


No obstante, ?podr?a ser hueca la Tierra? Nuevamente, la contestación debe ser negativa. A la inversa de lo que suced?a con los primeros te?ricos de la Tierra hueca, las propiedades f?sicas y la estructura del interior de la Tierra pueden medirse el día de hoy precisamente con sism?grafos y computadoras electr?nicas. Lejos de ser hueca, la Tierra est? compuesta de 4 capas principales: la corteza, el mantón, el n?cleo y el nucl?olo. La corteza de grano y roca bas?ltica tiene un grosor de treinta a cuarenta km. (mucho m?s delgada en las fosas oce?nicas). Bajo la corteza est? el mantón, que se extiende cara abajo a lo largo de dos novecientos km., y es s?lida y compuesta de silicatos de magnesio, hierro, calcio y aluminio. Y bajo esto est? el n?cleo, que se cree ha de estar compuesto primordialmente de hierro en estado de fusi?n.


wiki


Por último, a una profundidad de unos cinco mil noventa km. est? el nucl?olo, que posiblemente sea s?lido a resultas de la congelaci?n del hierro bajo la excepcional presi?n de unas 3.200.000 atm?sferas. Si bien muchos detalles no son m?s que hip?tesis en espera de que los avances de la ciencia nos dejen confirmarlas.


El misterio de la fotografía satelital resuelto
?Y qu? hay del enorme orificio que se pod?a observar en la fotograf?a de las zonas ?rticas? La explicaci?n es rid?culamente simple y se le podr?a haber ocurrido a cualquier ni?o inteligente que supiese algo sobre la rotaci?n diaria de la Tierra. Desgraciadamente, los entusiastas de la teor?a de la Tierra hueca tomaron dicha fotograf?a como "prueba" sin ya antes preguntar con absolutamente nadie m?nimamente especialista en el tema.


La fotograf?a es un mosaico de im?genes de televisi?n tomadas por el sat?lite a lo largo de veinticuatro horas, que muestran la Tierra desde distintos ?ngulos. Las im?genes fueron procesadas por una computadora y unidas de tal modo que formasen una vista total de la Tierra tal y como si el observador se encontrase en un punto de manera directa sobre el Polo. A lo largo de esas veinticuatro horas, todos y cada uno de los puntos en las latitudes ecuatoriales y medias recibieron luz solar a lo largo de alg?n periodo de tiempo, y aparecen alumbrados en la fotograf?a compuesta. Mas las zonas próximas al Polo estaban en ese instante sumidas en la obscuridad permanente del invierno ?rtico. Por esta razón hay una ?rea no alumbrada en el centro de la fotografía.


A?n as?. Seg?n cotilleos, lo que s? han retratado los sat?lites han sido Ovnis entrando y saliendo de los polos. Tal y como si en ellos existiesen puertas. ?A donde? Bajo nuestros pies, se esconden muchos misterios...


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 92 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Teoria de la Tierra Hueca (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas