ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Teoría Reptiliana de David Icke (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Teoría Reptiliana de David Icke (wiki) 



wiki
por Wanderer


Enero veintitres, 2013


del Lugar Web Erraticario


wiki


Aunque en nuestros días David Icke es conocido por ser una celebridad de las teorías de la conspiración, su viaje una parte de los movimientos ecologistas y las tendencias espiritualistas propias de los años setenta y ochenta.


Según Michael Barkun, maestro de Ciencias Políticas y autor del libro A culture of Conspiracy, su trayectoria es afín a la de muchos miembros de la contracultura de la temporada que se reconvirtieron a la conspiranoia como procedimiento de escape al sentimiento de frustración surgido tras las promesas de transformación espiritual en que se vivía y que, a la inversa de lo aguardado, decayeron en una espiritualidad hedonista al servicio de los promotores del consumismo.


Esto haría medrar el número de quienes creían que los poderes en la sombra impedían el cambio de conciencia por todos y cada uno de los medios posibles.


En mil novecientos noventa y cuatro, su libro The Robots’ Rebelliontodavía describe un pensamiento afín al de cualquier otro reverendo moderno comprometido con la liberación espiritual de la humanidad, usando los tópicos de la tradición de raíces teosóficas - lo que se ha dado en llamar New Age - que habían ido evolucionado a lo largo del siglo veinte para explicar la historia de la humanidad desde los tiempos de Lemuria, primero, y Atlantis, después, con el añadido de las aportaciones como el cinturón de fotones y cosmogonías afines sobre transformaciones energéticas.


En este libro, todavía se adscribe a la teoría de los viejos astronautas tal como se venía concibiendo desde los años 70:


En este sentido, y sin que sirva de precedente, Icke otorga facilitar la fuente de donde extrae su alegato - aparte de las canalizaciones, claro - Los dioses del Edénde William Bramley, cuya historia de dioses-reyes alienígenas que han estado al frente de todas y cada una de las civilizaciones terrestres prosigue al pie de la letra, mostrándose partidario de la interpretación simbólica de la "víbora":


Esta aceptación del simbolismo cambia radicalmente en su libro de mil novecientos noventa y nueve y enorme éxito internacional, El Mayor Secreto, donde adopta otro género de narrativa más belicosa, la que empieza por la renuncia al convocado simbolismo en sus aspectos, hasta el extremo de hacer propia y estimar real una de las llamadas "leyendas urbanas" propias de los fanzines americanos:


La raza de lagartos a que se refiere entra en la historia legendaria popular tras llevar al extremo la analogía semántica. Conforme afirman, la versión reptiloide aparece en un número de la gaceta Amazing Stories del año 1947:


La nueva original está transcrita por John Rhodes, otro de los grandes divulgadores de la agenda reptiliana desde los años noventa, donde el tal Shufelt habla de la historia de leyenda de la tribu de los lagartos, "The Lizard People".


Y quien busque la historia de leyenda hopi, va a saber que habla del viaje del clan de los lagartos, como acostumbra a ser costumbre de los pueblos con tradición totémica el identificarse con algún animal sagrado.


Las asociaciones mentales dependen siempre y en todo momento de la narrativa interior con que cada uno de ellos evoluciona en la vida, y este caso de asociar la tradición totémica con una transfiguración real - del "clan del lagarto" a la "raza de lagartos" - es lo que le abre a un alegato que conecta, alén de la tendencia new age, con el público "fanzinero" y al esplendor conspiranoico de los años 90:


La Fraternidad de la Víbora de que charlaba Bramley se convierte, por arte de la analogía, en un conjunto literalmente formado por saurópsidos antropoformes.


Pero nada de lo expuesto en el libro es nuevo.


El lector, realmente, se está sumergiendo en el alucinante planeta bizarro de la subcultura estadounidense, por el hecho de que las investigaciones y/o canalizaciones contenidas en El mayor secreto eran vox populi desde mucho hace un tiempo entre los apasionados al fanzine.


wiki


Así, Revelations Awareness, un gaceta "casera" surgida en la década de los setenta, publicaba desde mil novecientos noventa todo cuanto había que saber sobre reptilianos, reptoides y/o drásticos.


En su fichero en línea, la etiqueta "reptilian" ofrece información capaz de saciar al más inquieto, desde las relaciones con los gobiernos terrícolas y el "Nuevo Orden Mundial" hasta los elementos más "íntimos" , como un monográfico sobre sus hábitos, modo de vida y las más vulgares costumbres al día como, por servirnos de un ejemplo, si preferían comerse a los humanos "sangrantes" o bien "muy hechos".


Por exactamente las mismas datas, un tal Val Valerian, conocido en el mundo por una muy larga colección de textos que, bajo el título Matrix, ofrecían información sobre lo humano y lo divino, incluía alusiones al entorno reptiliano en el volumen II de su obra.


Unos pocos años ya antes del bum reptil de los noventa, cara mil novecientos ochenta y siete, se daban a conocer los llamados "Documentos de Dulce".


De pacto a las historias surgidas a inicios de los ochenta, la base militar de Dulce es una instalación segrega subterránea en los límites que apartan Rojo y Nuevo México donde extraterrestres y humanos trabajaban de forma conjunta.


Barkun cuenta en su libro que el primero en charlar de Dulce fue Paul Bennewitz, un hombre de negocios de Albuquerque que en mil novecientos setenta y nueve afirmó haber detenido la señal de comunicaciones de las naves alienígenas que entraban en la base.


Durante los años siguientes, la comunidad ufológica estadounidense tomó cartas en el tema y, a fines de mil novecientos ochenta y siete, se "confirmaron" los cotilleos sobre ensayos terribles con humanos. Entonces vendrían historias sobre un ataque de la Delta Force para terminar con las malas artes de los alienígenas, que habían de estar liándola parda allá abajo, mas eso no nos atañe acá.


A lo que viene esta historia es a que los malos de Dulce eran reptiloides.


wiki


Si nos marchamos un tanto más atrás, a mil novecientos ochenta y tres, nos hallamos con la aplicación televisiva de la agenda reptiliana: V.


En España, solo nombrar la serie daba miedo… claro que eran otros tiempos.


wiki


La estética neonazi de los reptiles no era casualidad:


wiki


Y si la pista de los humanoides con forma de reptil y actitudes poco benignas empeñados en someter al homo sapiens es rastreable mediante los oscuros pasadizos de las series B hasta la década de mil novecientos cuarenta, en mil novecientos treinta y tres nos encontramos con La guerra de las salamandras (War with the Newts), del checo Karel Capek, a quien se atribuye el empleo moderno del término "robot".


La novela es una sátira de ciencia ficción que narra el descubrimiento en el océano Pacífico de una una colonia de salamandras inteligentes.


Al principio, son esclavizadas, mas pronto los bichos superan el conocimiento humano, se sublevan y organizan una revuelta que acaba en una guerra global por el control del planeta.


Nada de lo que aparece en Icke es rigurosamente nuevo, mas su éxito tal vez resida en haber sabido unir tendencias dispares, anteriormente afianzadas en sus respectivos entornos, en una misma línea argumental donde la conspiranoia social y política se abraza a la espiritualidad de corte new age en un marco atrayente que incluya a los amantes del misterio y la ufología:


La identificación del mal con ciertas maneras antropomorfas de animales, en especial insectos y reptiles, responde a la necesidad de expresar los temores atávicos de la especie humana.


Ese Otro sobre el que tomamos distancia para representar todo lo maligno de la existencia y dejar en claro que es parte de una naturaleza extraña, tal y como si quisiéramos eludir cualquier semejante que nos pudiese hacer meditar que asimismo podríamos llegar a representar ese mal absoluto, se reconoce como tal por su identificación con aquellos animales que alguna vez supusieron un riesgo mortal para el homo sapiens y que el día de hoy prosiguen ocasionando fobia en multitud de personas.


Los reptilianos representan a una raza con una conciencia espiritual poco evolucionada, y no faltan en la obra de Icke las alusiones al funcionamiento primitivo del cerebro reptil humano para dejar clara cuál es la situación de esas criaturas en el proceso de evolución.


De esta forma, su comportamiento es de forma fácil asociado por la audiencia con tendencias fascistas y tiránicas, por una parte, y con el pensamiento tecnocrático y exageradamente racional, por otro.


Las primeras son la meta a destruir por la parte de las teóricos de una conspiración que somete a la humanidad; las segundas, el aspecto a superar para cumplir los requisitos del cambio anunciado por la Nueva Era.


Y si bien parezca contradictorio, el marco de referencia ideológico, por otro lado, asimismo deja captar corrientes de la ultraderecha que llevan al extremo la conspiración y la atribuyen a un complot de la raza judía para regir el planeta, algo que le ha valido a Icke ser acusado de antisemita, al considerarse que utiliza el término "reptil" en alusión exclusiva a los judíos.


Sea como sea, se trata de un alegato capaz de reunir a los conjuntos más dispares merced a que cada quien halla en él lo que desea o bien precisa percibir.


Al día de el día de hoy, Icke se ha forjado una "superconspiración" sobre la que sostener sus alegatos, de forma que es absolutamente autorreferente, puesto que las fuentes originales se han ido desvaneciendo con el tiempo y apenas cita a otros en su narrativa, en lo que muchos recién llegados terminarán considerando, irremisiblemente, un cosmos propio surgido de determinada voz interior que, conforme asevera el británico, fue la que le comenzó y le guió.


Esta superconspiración forma, en palabras de Richard Kahn, un mapa cognitivo que sirve de guía a la cultura pop moderna siempre que no se tome literalmente.


Bajo esta idea, Icke ha extendido el semblante arquetípico del mal y proporcionado a un público popular ciertas herramientas de la narrativa mítica para explicar los procesos sociales, políticos y económicos de la globalización, volcando "viejas 'leyendas' de Sumeria" sobre la sociedad capitalista postmoderna.


En este sentido, Kahn contempla que la hipótesis reptiliana tiene muchos ingredientes de la tradición satírica al estilo de Jonathan Swift, al representar el escenario político y económico mundial como una asamblea de lagartos que organizan rituales donde se practica la pederastia y se efectúan sacrificios sanguinolentos de humanos.


Desde la perspectiva cognitiva, si semejantes rasgos se toman solamente como imágenes y no de forma textual, lo que nos ubicaría en un marco de paranoia clínica, resultan en una "paranoia benigna" que ejercita de filtro crítico sobre la situación del planeta, y provocan en el individuo un ejercicio reflexivo frente a la realidad que le puede distanciar de la abulia creativa propia de estos tiempos.


Sin embargo, las pretensiones simbólicas y procesos psicoanáliticos no semejan estar entre las prioridades del espectáculo masivo de las conferencias de Icke…


wiki


Tras múltiples años de ataque fiero al sistema y de destape de las fuerzas demoniacas que lo controlan, Icke ha regresado a su punto de inicio espiritual, centrándose de nuevo en la divulgación del "amor multidimensional".


Este amor es, por otro lado, una "habilidad" propia del humano, mas resulta extraño a la conciencia reptiliana, como se ha dicho ya antes.


Y si bien muchas son las contradicciones con respecto a este tema y no es parte de mi pretensión entrar en ellas, el mensaje más fácil y que por ende más se extiende es que deja claro quiénes son "los buenos" y quiénes "los malos".


Deshumanizar a los líderes globales y situar el mal en criaturas extrañas es un recurso útil en los mitos y leyendas iniciáticas, mas al presentarse como una realidad definitiva y absolutamente externa pierde su contenido transformativo, dejando poco sitio para la autocrítica y para emprender el preciso ejercicio de reconocimiento de las sombras internas en el espéculo que es ese Otro.


Reflexión que deja terminar citando a Carl Sagan quien, en Los dragones del Edén (Dragons of Eden), libro por el que ganó el Pulitzer en mil novecientos setenta y ocho, se preguntaba:


Parte de nosotros mismos… o bien realidad exterior…


Quién sabe.


Más allí de series B, la existencia de inteligencias superiores, aun reptiloides, es algo contemplado por determinados científicos en una posible evolución de los dinosaurios.


En mayo de dos mil doce, la American Chemical Society publicó una investigación que sugería la posibilidad de que existan formas de vida "dinosauroide" en algún sitio de la galaxia…


Los primeros planetas pudieron haberse formado hace ocho mil millones de años al menos o bien, propagando el margen a su límite, aun hace doce millones de años.


Cuántas civilizaciones avanzadas nos llevarían miles y miles de millones de años de ventaja…


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 106 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Teoría Reptiliana de David Icke (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas