ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Directorio de Archivos Secretos del NWO:

ıllı La Utopía de un Gobierno Diáfano (wiki)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La Utopía de un Gobierno Diáfano (wiki) 



wiki


por Alberto Medina Méndez
treinta Agosto 2015


del Lugar Web TeoduloLopezMelendez


wiki


La humanidad ha intentado evolucionar en la articulación de sistemas de convivencia que fuesen superadores, que dejaran dejar a un lado prácticas inadecuadas para sustituirlas por otras mejores.


El primer reto fue desamparar la vigencia de la eterna "ley del más fuerte" como procedimiento único para solucionar enfrentamientos, y eso fue parcialmente conseguido.


Los sistemas de gobierno han ido avanzando en determinados aspectos y deteriorándose, sin disimulo, en otros muchos. El más escandaloso lo protagoniza la carencia de trasparencia en el empleo de los dineros públicos.


Las resoluciones de los gobernantes, el modo perfecto en el que actúan diariamente, son parte de una enorme "caja negra". Solo se conoce el comienzo y el final, mas nada se sabe del proceso por el que se atraviesa para llegar hasta allá.


Mecanismos como esos fueron acumulándose implacablemente en un contexto de desarrollo exponencial del tamaño de los Estados, con más papeles a su cargo y con una desmedida magnitud del gasto.


Esa compleja estructura sirvió de justificación para esconder la cantidad y calidad de ese gasto.


Esos gobernantes han empleado, sin miramientos ni reparos, esta activa para cometer sus más variados delitos. Instrumentaron complicados procedimientos, intencionalmente infestados de infinitos pasos burocráticos, tendientes a producir mayor confusión, con la meta clara de disfrazar sus incontables irregularidades.


Que la ciudadanía conozca en detalle, de qué manera, cuánto, dónde y en qué momento gastan los gobiernos es un derecho inalienable y no exactamente un favor, un ademán o bien una concesión que deban hacer quienes administran el Estado.


En tiempos de tanta tecnología libre, las disculpas ya no sirven. Todo el gasto estatal puede ser transparentado en la medida que exista suficiente voluntad política. Si todavía no se ha avanzado en esta dirección es solo por el hecho de que los gobernantes han tomado la explicita determinación de no hacerlo.


Eso no es casualidad. Es la consecuencia ineludible de una combinación prácticamente mortal.


Por un lado la primacía de políticos corruptos que usan esta obscura ventana para sus dislates, para manejar todo con absoluta discrecionalidad, sin rendirle cuentas a absolutamente nadie. Ellos actúan tal y como si se tratase de su dinero, olvidando que son recursos que han sido anteriormente detraídos de los ciudadanos, vía impuestos, para supuestos loables fines que entonces no se concretan en absoluto.


Pero nada de esto se podría llevar adelante si la sociedad no fuese la primordial cómplice sigilosa de estas aventuras demasiado frecuentes.


La naturalización de determinados rituales de la política, como el ocultamiento premeditado de información vital, debería preocupar, no obstante es parte de una rutina moderna que la gente equivocadamente aprueba.


A no confundirse. Este no es un inconveniente exclusivo de los que rigen 'ahora'.


Los casuales opositores hacen poco a este respecto. Demandas apartadas, cuestionamientos puntuales, son empleados como un ardid político solo para sumar votos. Ellos, asimismo pretenden ocupar exactamente los mismos lugares de poder y, en esa instancia, usar esos fondos con idéntica arbitrariedad.


Si se entiende justamente que el inconveniente de fondo se encuentra en la equivocada conducta de los políticos y de la sociedad, unos ejecutando y otros aguantando pasivamente, puesto que la solución está un tanto más cerca.


No se puede aguardar que la clase política suprima sus privilegios. Jamás destrozarán lo que han desarrollado con esfuerzo. La administración de la caja estatal es su primordial fuente de poder y no piensan ceder su control.


Pedirles un acto de renunciamiento sería ignorar su esencia y caer en un infantilismo demasiado irresponsable. Por ende, el camino para desmontar esta crueldad que medra diariamente, es que la sociedad tome una enérgica postura, diametralmente opuesta a su indiferencia actual.


Muchas organizaciones de la sociedad civil se dedican a elogiables objetivos civiles, desde la difusión de ideas, a la solidaridad, pasando por la defensa de intereses sectoriales, la promoción de buenas conductas y el combate contra diferentes males que aquejan a bastantes personas.


Eso no está nada mal, mas queda claro asimismo que ninguna ha hecho sacrificios suficientes para demandar trasparencia.


No sirve que la protesta se haga de vez en cuando. Se precisa de una acción directa, permanente, perseverante, que se forme en un auténtico límite a fin de que los inescrupulosos de siempre y en toda circunstancia se sientan suficientemente observados.


Ellos no muestran demasiado pudor, mas probablemente tengan algún miedo a ser descubiertos. Saben que no disfrutan de prestigio. Eso no los amedrenta. Su pavor radica en abonar costos políticos elevados y que esas situaciones atenten contra la posibilidad de proseguir con sus fechorías.


Existe una luz de esperanza para aquellos que piensan que los sueños pueden hacerse realidad. Claro que no es moco de pavo ni simple. Nada va a ocurrir sin esmero.


Una eficiente organización de la sociedad y un tenaz activar en el sentido adecuado puede poner ciertas cosas en orden, disuadir a muchos, y tras infatigables luchas, probablemente, consiga inclusive marginar a los peores.


No resulta preciso que toda la sociedad tome ese camino.


Un pequeño, mas decidido, conjunto de entusiastas ciudadanos podría aceptar la responsabilidad de liderar ese proceso exponiendo las felonías rutinarias de la casta política. La intención de contar con funcionarios que administren la cosa pública con trasparencia no es una fantasía si se comienza a recorrer el camino conveniente.


Aunque parezca bastante difícil, bien merece la pena procurar esa batalla para conseguir, cualquier día, la utopia de un gobierno abierto...


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 142 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ ARCHIVOS SECRETOS ] > ıllı La Utopía de un Gobierno Diáfano (wiki)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas