ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio del Nuevo Orden Mundial (NWO):

ıllı Karl Wolff wiki: historia, libros y películas.

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı Karl Wolff wiki: historia, libros y películas. 


Wolff nació en Darmstadt, Alemania y se unió al Ejércitoalemán a lo largo de la Primera Guerra Mundial, saliendo retirado como Teniente. En mil novecientos treinta y uno, Wolff se unió al NSDAP con el número de ficha: seiscientos noventa y cinco mil ciento treinta y uno, y en mil novecientos treinta y dos a las SS, con el número: catorce y doscientos treinta y cinco. Wolff fue asignado al Estado Mayor, particularmente a la Oficina Primordial de Personal del Reichsführer SS en mil novecientos treinta y tres. En este cargo, trabajó cercanamente con Heinrich Himmler, y llegó a establecer una relación de confianza con este. En su correspondencia personal cara Himmler, Wolff firmaba sus cartas Wolffchen, juego con las palabras entre Wolff y Wolfchen (lobato). Desde febrero hasta octubre de mil novecientos cuarenta y tres, sirvió como Gobernante militar en Italia del Norte. Desde mil novecientos treinta y nueve hasta mil novecientos cuarenta y tres, asimismo fue es el link entre Himmler y el Cuartel General del Führer, y en mil novecientos cuarenta y tres hasta el final de la guerra continúa en Italia como Jefe de las SS y la Gestapo. Acompañó a Himmler a lo largo de su visita oficial a España, en mil novecientos cuarenta.


Un reporte reciente del periódico italiana "Avvenire" sugiere que Hitler ordenó a Wolff raptar al Papa Pío XII, a lo que se negó.


Operación Amanecer

Karl Wolff, segundo por la derecha, tras Heinrich Himmler en una visita de inspección al Campo de concentración de Mauthausen en el mes de abril de mil novecientos cuarenta y uno.

El seis de febrero de mil novecientos cuarenta y cinco, Wolff se reunió con Hitler en Berlín, y le comunicó que había establecido múltiples contactos para procurar lograr un armisticio con los Aliados occidentales, o sea, E.U. y el R. Unido, dejando por fuera a la Unión Soviética. Entre estos contactos mentó al CardenalAlfredo Ildefonso Schuster, arzobispo de Milán y amigo próximo del Papa Pío XII. Hitler no hizo comentario alguno a lo largo de la presentación de Wolff, y este interpretó esta falta de reacción como una aprobación al plan. Joachim von Ribbentrop, quien se hallaba presente, coincidió con Wolff, y partió a Suecia para procurar lograr un armisticio afín mas sin ayuda de Wolff o bien Himmler, en tanto que rivalizaba con este último. Ocasionalmente, el plan de Wolff fue mudando, al caer en la cuenta que era poco probable que la coalición anglo-soviética se quebrara pronto. Por último, decidió negociar la rendición del Frente de Italia a las tropas angloparlantes, puesto que deseaba eludir el norte de Italia fuera liberado por los partisanos italianos, yugoslavos y franceses, de tendencia marxista.


El ocho de marzo, Wolff consiguió reunirse en Suiza con Allen Dulles, de la Oficina de Servicios Estratégicos estadounidense. Primero, Dulles había pedido a Wolff la liberación de Ferruccio Parri, partisano italiano, como una muestra de buena voluntad. Wolff aseguró ser capaz de rendir el norte de Italia a los estadounidenses, previniendo la atrapa de este territorio por los marxistas. Además de esto, se comprometió a procurar implicar al Mariscal Albert Kesselring, con la meta de que rindiera sus tropas, y predijo que otros generales proseguirían su ejemplo. No obstante, al retornar a Italia, Wolff descubrió que Kesselring terminaba de ser trasladado al Frente occidental, y había sido sustituido por el Coronel GeneralHeinrich von Vietinghoff.


El diecinueve de marzo, Wolff se reunió nuevamente con Dulles, esta vez en Ascona. Después de informar a sus superiores, Dulles había recibido a 2 generales, el estadounidense Lyman Lemnitzer y el británico Terence Airey, quienes entraron a Suiza bajo falsas identidades. Los soviéticos ya se habían enterado de esta asamblea, y habían pedido participar en exactamente la misma, mas los estadounidenses se habían negado. En esta asamblea Wolff se comprometió a comunicar el plan a Kesselring, con la esperanza de que lo aprobara y persuadiese a Vietinghoff de rendir Italia. Wolff asimismo aseguró que se negaría a ejecutar a los presos políticos, caso de que le dieran la orden.


Poco después, los soviéticos acusaron a los Aliados occidentales de efectuar negociaciones a sus espaldas. Además de esto, la busca de paz paralela que Ribbentrop hacía en Suecia fracasó, y Hitler montó en cólera al enterarse, asegurando no haber sido informado de esta. Esto causó que Himmler entrase en pavor, y acusará a Wolff de ser tonto. Conforme Himmler, espías de Ernst Kaltenbrunner lo habían puesto al tanto de las negociaciones, y temía que si se lo contaba a Hitler, este los ejecutaría a todos. Kaltenbrunner ya había emitido un decreto prohibiendo que la esposa de Wolff abandonara la vivienda oficial. Cuando Wolff sugirió contarle la verdad a Hitler ya antes que Kaltenbrunner, Himmler lo desautorizó. No obstante, Wolff siguió trabajando en la operación Amanecer, como habían sido llamadas las negociaciones por los estadounidenses.


El trece de abril, Himmler descubrió que Wolff lo había desacatado y le ordenó que se presentara en Berlín. Desatendiendo el consejo de Dulles, Wolff viajó a Berlín 3 días después. Allá, se reunió con Kaltenbrunner y Himmler, con los que tuvo una seria discusión. Por último, Wolff los conminó con ir donde Hitler y contarle toda la verdad, incriminándolos a ellos asimismo. Himmler reculó, mas Kaltenbrunner llevó a Wolff cara la Cancillería del Reich. A lo largo del viaje, Wolff conminó a Kaltenbrunner:


Kaltenbrunner charló primero en solitario con Hitler. Cuando le llegó el turno a Wolff, Hitler lo acusó de ignorar el panórama político total, y negó haberlo autorizado alguna vez a fin de que comenzase las negociaciones con Dulles. Wolff se defendió, aduciendo que si bien Hitler jamás lo autorizó verbalmente, el hecho de que no haya pronunciado palabra a lo largo de la asamblea del seis de febrero fue una autorización tácita. Wolff aseguró que las negociaciones habían sido triunfantes y que había podido establecer un contacto hasta el Presidente estadounidense Harry Truman, el Primer Ministro británico sir Winston Churchill y el Mariscal británico Harold Alexander. En este punto, conforme a Wolff, Hitler declaró:


Si esta aseveración de Wolff es cierta, quiere decir que Hitler había autorizado el viaje que Rudolf Hess efectuó a Escocia en mil novecientos cuarenta y uno.Esto daría bases a una teoría que asevera que Hitler y Hess fueron engañados por el Servicio Secreto británico, a fin de que creyesen que la caída del gobierno de Churchill era inminente y que un nuevo gobierno británico procuraría terminar la guerra con Alemania. Conforme a esta teoría, el propósito era catalizar la invasión alemana de la Unión Soviética, y Hess habría viajado a Escocia pensando que se iba a reunir con líderes del futuro gobierno británico. El gobierno británico ha negado esta teoría y, en su instante, Hitler declaró que Hess se había vuelto ido y había viajado a Escocia sin su permiso. Como es natural, asimismo posiblemente Hitler estuviera mintiendo a Wolff.


Aunque Wolff consiguió aliviar a Hitler, no pudo persuadirlo de estimar la rendición de Italia. Hitler estaba seguro que en cuestión de semanas la coalición anglo-soviética se quebraría, y que Alemania podría subsistir ofertando sus fuerzas al mejor pujador. Al acabar la asamblea, Hitler le dejó seguir las negociaciones, mas le solicitó que consiguiese mejores condiciones, aclarando que una rendición incondicional era prematura.


El veinte de abril, Wolff retornó a Italia y consiguió persuadir al General Heinrich von Vietinghoff que participase en las negociaciones de la rendición. No obstante, para ese instante, las quejas soviéticas habían alterado la opinión de Truman y Churchill, que ahora estimaban que Vietinghoff no tenía pretensiones de rendirse. Ese día, el Gral. Alexander ordenó que la Operación Amanecer fuera anulada.


Cuando Wolff se enteró de la cancelación, se hallaba en Suiza, con los emisarios de Vietinghoff. Wolff pasó la noche allá, aguardando que los Aliados cambiasen de opinión. Al día después recibió una orden de Himmler de desamparar las negociaciones, y que retornase a Italia inmediatamente. Al tiempo, el Cardenal Schuster lo llamó para informarle que los partisanos marxistas lo aguardaban en Milán para negociar la rendición. El religioso había estado realizando negociaciones de paz con los partisanos por órdenes de Wolff, mas este no tenía pretensiones de rendirse ante ellos, y únicamente procuraba ganar tiempo para poder acabar las negociaciones con los estadounidenses.

Autorización de rendición entregada por el Mariscal Rodolfo Graziani a Karl Wolff.

Después de aguardar en balde a lo largo de múltiples días la contestación aliada, Wolff retornó a Italia, mas fue rodeado por los partisanos en una pequeña villa el veintiseis de abril. Allá se halló con el Mariscal Rodolfo Graziani, quien le entregó una carta autorizando la rendición del ejército italiano fiel a Mussolini. Max Waibel, oficial suizo que estaba asistiendo en las negociaciones de Wolff y Dulles, consiguió persuadir a un oficial estadounidense, que tenía contacto con los partisanos, que entrase a la villa y liberara a Wolff. Después de ser salvado, Wolff ordenó a las SS en Milán que dejaran de combatir a los partisanos.


El veintisiete de abril, Wolff retornó a los Cuarteles Generales de las SS en Bolzano. Allá se le notificó que los estadounidenses habían alterado de opinión nuevamente, y deseaban reanudar las negociaciones. Frente a la presión de Alexander, Wolff prometió que la rendición se haría ya antes del mediodía del dos de mayo. No obstante, Kesselring terminaba de tomar el mando de todas y cada una de las fuerzas alemanas en Italia y había eliminado a Vietinghoff de su cargo. Su remplazo, General Friedrich Schulz, se negó a cooperar con Wolff, y Kesselring se negó a estimar la rendición. Entonces Wolff detuvo a Schulz, y después persuadió al General Traugott Herr, comandante del 10º Ejército, que rindiera sus tropas. Poco tras aprobar a Alexander que la rendición se haría el dos de mayo, Wolff fue informado que Hitler se había suicidado en Berlín. Tras una violenta discusión con Kesselring, Wolff consiguió persuadirlo de que ordenase a Schulz la rendición de todas y cada una de las fuerzas alemanas en Italia.


Procesos judiciales tras la guerra


Wolff fue detenido en mayo de mil novecientos cuarenta y cinco por tropas norteamericanas. Fue transferido a custodia de los británicos en Alemania, juzgado por una Corte alemana y sentenciado a 5 años de cárcel en el mes de noviembre de mil novecientos cuarenta y ocho debido a su pertenencia a las SS. 7 meses después su sentencia fue reducida a 4 años y quedó en libertad. En mil novecientos sesenta y dos, Wolff es detenido de nuevo y convicto por la complicidad en la deportación de trescientos cero judíos de Varsovia cara el campo de exterminio de Treblinka en el verano de mil novecientos cuarenta y dos, y condenado a quince años de cárcel. Wolff solo cumplió una parte de su sentencia y salió en libertad en mil novecientos sesenta y nueve, por razones de salud.


Wolff ha sido una figura discutida por su presunta participación y conocimiento del Holocaustojudío por la parte de la SS, alén de lo que se sabía de él. De hecho, Wolff declaró no saber nada sobre los campos de exterminio nazis, pese a ser un general de alto rango de la SS. No obstante, claramente aceptó en un reportaje de T.V. llamado El planeta en guerra que había sido testigo de la ejecución de presos judíos al lado de Heinrich Himmler, describiendo aun que una parte de la masa encefálica de un preso fue a parar al abrigo de Himmler.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 54 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ NUEVO ORDEN (NWO) ] > ıllı Karl Wolff wiki: historia, libros y películas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas