ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio del Nuevo Orden Mundial (NWO):

ıllı La gran impostura wiki: historia, libros y películas.

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı La gran impostura wiki: historia, libros y películas. 


Crítica general


Las tesis o bien hipótesis presentadas en el libro son muy discutidas y su contenido general puede ser visto, singularmente por quienes han sido perjudicados directa o bien de forma indirecta por los atentados, como muy chocantes. Otras familias de víctimas, por contra, ven en el libro una investigación admisible que las ha conducido a entablar procesos contra la administración Bush (casos pleiteados por Philip Berg en la ciudad de Nueva York)


Un ámbito de los especialistas minimiza el análisis de Thierry Meyssan, del que impugnan la verosimilitud, hablando de «teoría del complot», expresión que, no obstante, no tiene exactamente el mismo sentido para todos. En Europa hace referencia a la teoría del complot judío desarrollada por los nazis para construirse un chivo expiatorio y que condujo a la Shoah. En los USA a una corriente política conforme la que el gobierno federal persigue objetivos ocultos y no deja de manipular a la opinión.


Para el diario Le Monde, el éxito de Thierry Meyssan se debe ante todo al inteligente empleo de Internet que le ha tolerado presentarse como cronista y llegar a un amplio público liberándose de las reglas elementales de la profesión (editorial del veintiuno de marzo de dos mil dos). No obstante, es respetado por una extensa red de cronistas y medios internacionales alternativos, cuya postura escapa de las esferas de los grandes medios internacionales.


En cuanto a los cronistas, Guillaume Dasquié y Jean Guisnel, irritados con lo que consideran una estafa intelectual, publicaron el libro L'Effroyable mensonge: thèses et foutaises sur le once septembre (La horrible mentira: tesis y estupideces sobre el once de septiembre) en el que atribuyen una contradicción a Thierry Meyssan, acusándolo de ligereza, patraña y falta total de profesionalismo. Fiammetta Venner, ensayista, escribió L'Effroyable imposteur, quelques vérités sur Thierry Meyssan (El horrible farsante, ciertas verdades sobre Thierry Meyssan), una obra muy crítica sobre Thierry Meyssan, mas que, al seleccionar el ataque personal, puede hacer m en lo bastante difícil de rebatir sus teorías. La cadena de T.V. franco-alemana Arte dedicó un programa singular a denunciar el antinorteamericanismo de Thierry Meyssan y de sus lectores en los medios extremistas tanto de derecha como de izquierda. Uno de los reportajes presentados en tal programa dio sitio al libro de Antoine Vitkine, Los nuevos farsantes.


No puede negarse que los E.U. tienen serios contrincantes en el planeta y pretender que los atentados se deben a un complot interno le resulta exageradamente perjudicial. El FBI, el Departamento de Defensa y el Departamento de Estado, uno tras otro, publicaron comunicados oficiales, e inclusive un folleto, en los que condenaban el trabajo de Thierry Meyssan.


La tesis de Thierry Meyssan sigue teniendo adeptos. En España, El País encomió La Gran Farsa, cuya versión en castellano fue publicada por El Planeta. En Inglaterra, el ex- ministro de Ecología, Michael Maecher, se hizo eco de la tesis. En Alemania, el ex- ministro de Investigación, Andreas von Bülow, asimismo le dedicó un libro, entre otros muchos.


Sin embargo, es sobre todo en el planeta árabe donde las tesis de Thierry Meyssan han encontrado un eco conveniente. Una edición árabe de La Gran Farsa fue publicada por el jeque Zayed (presidente de los EAU) y ofrecida a cinco cero grandes líderes de opinión árabes. Su difusión contó con el apoyo de la Liga Árabe y del Consejo de Colaboración del Golfo. Además, en Rusia la TV estatal dedicó una serie de programas a exponer las teorías de Thierry Meyssan. El general Leonid Ivashov, quien era jefe del Estado Mayor de los ejércitos rusos el once de septiembre, le ofreció su decidido apoyo al pasar a retiro.


En los U.S.A., el hecho de que la Comisión Estudiosa oficial se haya negado a oír a Thierry Meyssan y a contestar a sus razonamientos estimuló a los seguidores de Meyssan. Entre ellos, no debe dejar de citarse al millonario Jimmy Walter, al maestro de filosofía David Ray Griffin e inclusive a un ex- consultor del presidente George Bush, Morgan Reynolds.


Es de indicar que, dependiendo de los países, la polémica se ha ubicado en diferentes pasajes del libro. En Europa y en E.U., es sobre todo el capítulo dedicado al Pentágono el que ha sido criticado, si bien solo le tocan dieciseis páginas de la obra. En el planeta árabe, es la cuestión de saber si Bin Laden es un islamista independiente o bien un agente de la CIA la que se discute, al paso que en Rusia y en Latinoamérica la atención se centra en la evolución de E.U. cara un posible régimen militar expansionista, apoyado por los procesos históricos de apoyo imperialista a los gobiernos de hecho entre los años sesenta y ochenta en toda la zona.


Según estadísticas del Departamento de Seguridad de la Patria, de junio de dos mil cinco, más de tres cero obras habrían sido publicadas en el planeta para discutir las tesis de Thierry Meyssan, de las que, 2 terceras partes le merecen críticas convenientes.


Acerca del atentado al Pentágono


En La Gran Farsa, el creador se restringe a aseverar, desde múltiples patentizas, que la versión oficial del aeroplano secuestrado y que se estrelló contra la construcción sería absurda. La explicación de lo sucedido, no obstante, se desarrolla con mayor profundidad en otra obra de su autoría: Le Pentagate, en la que asevera que el atentado fue efectuado con un misil.


Le semeja imposible que:



  • a) Los sistemas de intercepción aérea no hayan tenido tiempo de intervenir.
  • b) Los sistemas automatizados de defensa antiaérea del Pentágono no hayan sido accionados.
  • c) La trayectoria del aparato sugiere que avanzó a ras de suelo por medio de quinientos km.
  • d) Ningún resto del aparato, ni tan siquiera los reactores, haya sido encontrado en el exterior del edificio a pesar de las fotografías existentes de tales restos.
  • e) Los bomberos no hayan encontrado ningún elemento relacionado con un Boeing.
  • f) Sobre todo, el agujero que abrió la aeronave al impactar el Pentágono es demasiado estrecho para el fuselaje de un Boeing y ni que decir de las alas y turbinas.

Para llenar esta tesis, quedaría explicar la desaparición del aeroplano que, conforme la tesis oficial de Norteamérica, se estrelló en el Pentágono. En cuanto al resto, la tesis oficial es refutada por la FAA (Federación de Aviación Civil), para la que el aeroplano desapareció sobre una reserva natural a quinientos km de Washington, sin jamás más resurgir en las pantallas de los radares.


Siempre conforme Thierry Meyssan, es ininteligible que las autoridades no hayan proporcionado un vídeo, siendo que el Pentágono está rodeado de cámaras de videovigilancia. Solo un par de meses después, y presionado por la prensa de Norteamérica, el FBI entregó una grabación de pésima calidad a la CNN (el vídeo es tomado lateralmente) en el que no se ve ningún aeroplano, sino más bien solamente un veloz haz lumínico y después una explosión del edificio.


Según los oficiales, el aeroplano se desintegró totalmente, lo que deja a Meyssan ironizar sobre una «desmaterialización» de ciencia ficción. Ni caja negra ni ningún otro elemento del aparato habrían sido recuperados. Al contrario, en el piso de arriba del Pentágono, precisamente sobre el sitio donde se estrelló el aparato, se ven diferentes materiales de oficina íntegros, como asientos, libros o bien buroes. Conforme sus observaciones, el césped del Pentágono aparece íntegro tras la explosión.


Según un "especialista" anónimo convocado por Le Monde, todo ello es de forma perfecta explicable: «El impacto se generó con extrema energía, lo que provocó la pulverización del aparato y que ardiese de forma inmediata. En contraste a los autos, los aeroplanos se componen esencialmente de aluminio, cuyo punto de fusión es en torno a los 600º C, por eso las estructuras del aparato pudiesen fundirse» («Un avión a bel et bien frappé le Pentagone», Le Monde, veintiuno de marzo de dos mil dos). No obstante, no existen registros de un aeroplano pulverizado y, además de esto, quedaría todavía por explicar que sucedió con la gran masa de aluminio derretido, y con las grandes piezas de titanio y acero que componen los motores.


Acerca del World Trade Center


Según Thierry Meyssan, es extraño el caiga de forma perfecta vertical de las Torres Gemelas (Torres 1 y dos) y de la Torre siete, puesto que los bomberos testimonian que las explotes se generaron en cadena. Este género de caiga no se ha producido jamás en el caso de torres por el único efecto de las llamas, lo que le hace m en un trabajo de ingenieros enormemente expertos en destrucción de torres a través de explosivos.


En enero de dos mil cuatro, Larry Silverstein, inquilino del World Trade Center, explicó a la T.V. que la Torre siete del WTC fue destruida de manera voluntaria por miedo a agudizar los daños ya notables del World Trade Center.


Algunos días ya antes de los atentados, grandes sumas apostaron por la caída de las acciones de las aerolíneas en la bolsa de Wall Street...


En la gaceta The Open Chemical Physics Journal, dos mil nueve, dos, se ha publicado en el mes de abril del año vigente un artículo titulado: “ Active Thermitic Material Discovered in Dust from the 9/11 World Trade Center Castastrophe ” (algo de esta manera como: “Material de thermita activa descubierto en el polvo de la catástrofe del WTC del once-S”). En él se explica que, tras un año y medio de investigaciones en el laboratorio, se han encontrado partículas de un explosivo llamado “nano-thermite” en 4 muestras del polvo generado por el hundimiento de las edificaciones del World Trade Center, recogidas en 4 puntos diferentes de Manhattan inmediatamente después de los atentados. El artículo va acompañado de fotografías de las partículas de los explosivos, ciertas cuales son de un milímetro de tamaño y, por consiguiente, observables a simple vista. El trabajo está firmado por un equipo de 9 científicos dirigidos por Niels H. Harrit., maestro del Departamento de Química de la Universidad de Copenhague. Su publicación ocasionó un enorme revuelo en Dinamarca.


Alrededor de la política de George W. Bush


En una entrevista al diario saudí Al Watan, Meyssan llegó a equiparar el once de septiembre con el Incendio del Reichstag por los nazis, lo que dejó a Hitler designar a los marxistas búlgaros como los chivos expiatorios y también instituir una dictadura bajo el pretexto de la defensa de la democracia frente al terrorismo.


En un dossier del semanario mexicano Proceso, retomado en el Capítulo ocho de La Gran Farsa, Meyssan acusa a la familia Bush de tener abundantes negocios en común con la familia Bin Laden y de que las finanzas de las dos familias son administrados por el Carlyle Group, imputación que es retomada en el Congreso de los U.S.A. por Cynthia McKiney, representante negra por Georgia. Desde ese momento, la familia Bin Laden ha publicado abundantes comunicados para deslindarse de Osama y para dar a conocer que abandonaba el Carlyle Group.


El realizador Michael Moore se inspiró de La Gran Farsa para efectuar su película Fahrenheit 9/11. No obstante, los dos autores, difieren extensamente en lo que se refiere a la interpretación del papel de los sauditas que Moore considera implicados en la realización de los atentados.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 115 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ NUEVO ORDEN (NWO) ] > ıllı La gran impostura wiki: historia, libros y películas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas