ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio del Nuevo Orden Mundial (NWO):

ıllı Ocupación estadounidense de la República Dominicana (1965-1966) wiki: historia, libros y películas.

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı Ocupación estadounidense de la República Dominicana (1965-1966) wiki: historia, libros y películas. 


Después de un periodo de inestabilidad a nivel político tras el homicidio del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo en mil novecientos sesenta y uno, el aspirante Juan Bosch, creador del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), fue escogido presidente en el mes de diciembre de mil novecientos sesenta y dos y posesionado en el mes de febrero de mil novecientos sesenta y tres.


Un conjunto de militares conservadores al lado de la poderosa elite de la oligarquía dominicana y la jerarquía católica, descontentos con las medidas tomadas por el nuevo gobierno de Bosch, cuajaron un golpe para derrocar al gobierno que desembocó en una guerra civil.


Al comienzo de la rebelión contra Bosch, el general Wessin y Wessin controlaba el Centro de Adiestramiento de las Fuerzas Armadas conocido por las iniciales CEFA, conjunto elite de unos dos con cero efectivos de infantería enormemente capacitado. Esta organización casi-independiente, originalmente establecida por Ramfis Trujillo, hijo del ex- dictador, se formó para resguardar al gobierno. Estacionados en la Base Aérea de San Isidro, se distinguían de las unidades del ejército regular, por estar pertrechados con tanques, cañones sin retroceso y artillería, como por sus aeroplanos de ataque. Elías Wessin declaró:


Posteriormente, el poder fue entregado a un triunvirato civil. Los nuevos líderes de manera rápida derogaron la nueva constitución, llamada del sesenta y tres. Los un par de años siguientes estuvieron marcados por una fuerte inestabilidad a nivel político con numerosas huelgas y enfrentamientos.


Donald Reid Cabral, quién llegó en un instante a ser cabeza de la junta, fue impopular para la mayor parte de los oficiales de alto rango en el ejército por su intento de recortar sus privilegios. Reid sospechó que ciertos o bien todos de estos oficiales tratarían de deponerlo en la primavera de mil novecientos sesenta y cinco. Con la esperanza de eludir un golpe de Estado, el veinticuatro de abril de mil novecientos sesenta y cinco, mandó a su jefe de Estado mayor, general Marcos Rivera, para anular a 4 oficiales considerados como maquinadores. Estos no se rindieron, sino tomaron un campamento militar al nordoeste de Santo Domingo y atraparon a Rivera.


Inmediatamente, el Partido Revolucionario Dominicano y el Movimiento Revolucionario catorce de Junio pusieron un elevado número de civiles armados en las calles, dando sitio a la creación de los primeros escuadrones de la armada rebelde, que fueron conocidos en general como "Comandos". Estos fueron, en ocasiones, bandas de adolescentes bien armadas. El Movimiento Popular Dominicano distribuyó cócteles molotov a las multitudes y los militares rebeldes establecieron situaciones protectoras en el Puente Duarte.


Los rebeldes pro-Bosch, conocidos como "constitucionalistas" por abogar por la restauración del presidente Bosch y la restauración de la constitución del sesenta y tres, salieron a las calles, apoderándose velozmente del Palacio Nacional y de los medios del gobierno en la capital. Los militares fieles a la junta de Reid y los opositores a los constitucionalistas adoptaron el apodo de "fieles".


El coronel Francisco Alberto Caamaño y el coronel Manuel Ramón Montes Arache, comandante del Cuerpo de Comandos de Hombres Ranas de la Marina de Guerra Dominicana, se formaron en líderes de los constitucionalistas . Reid fue capturado en el palacio presidencial por las fuerzas rebeldes lideradas por Caamaño. Sin embargo, el general Wessin y Wessin, jefe de las Fuerzas Armadas, tomó la situación vacante que había dejado Reid, transformándose en el jefe de hecho del estado.


Bosch, aún en el exilio en Puerto Rico, persuadió a José Rafael Molina Ureña, un líder partidista, a fin de que se transformara en presidente temporal hasta su retorno. En los días que prosiguieron, los constitucionalistas se encararon con agentes de seguridad interna y con los militares de derecha del CEFA. Ya para el veintiseis de abril de mil novecientos sesenta y cinco, los civiles armados, habían superado en número a los regulares militares rebeldes. Radio Santo Domingo, ahora bajo el control total de los rebeldes, empezó a incitar a acciones violentas./P>

Ambas partes estaban con fuerza armadas y muchos civiles quedaron atrapados en el fuego cruzado. El gobierno de Washington empezó los preparativos para la evacuación de sus ciudadanos y otros extranjeros que pudiesen estar deseando salir de la Rep. Dominicana. El grado de participación de los "marxistas", incluyendo el Movimiento Revolucionario catorce de Junio, había sido cuestionada.


El presidente temporal constitucionalista Molina Ureña y el coronel Caamaño solicitaron al embajador de U.S.A. la intervención estadounidense para detener los ataques de la Fuerza Aérea Dominicana a las áreas constitucionalistas. El embajador de EE.UU. se negó. Completamente abatido por este rechazo, Molina Ureña renunció. En la base de San Isidro, los generales fieles de la Fuerza Aérea escogieron el coronel Pedro Bartolomé Benoit para encabezar una nueva junta "lealista".


El veintiocho de abril, la Fuerza Aérea Dominicana reinició el bombardeo en las situaciones rebeldes en Santo Domingo mientras que por otra parte civiles armados rebeldes invadieron una estación de policía y ejecutaron sumariamente a los policías. De los treinta con cero soldados, pilotos y policías dominicanos, al comienzo de la guerra civil, el general Wessin y Wessin acabó teniendo bajo su mando a menos de dos con cuatrocientos soldados y solo doscientos policías nacionales.


Las primeras acciones militares de los USA se limitaron a la evacuación de estadounidenses y otros civiles extranjeros en la urbe de Santo Domingo. Se estableció una zona de aterrizaje en el Hotel Embajador, situado en la periferia occidental de Santo Domingo.


Los "lealistas" fallaron en recobrar el control de Santo Domingo y un desalentado CEFA se retiró a la base en San Isidro, en el lado este del río Ozama. El general Wessin y el último líder del destituido régimen gubernativo, Donald Reid - mejor conocido como "El Americano" - pidieron entonces la intervención de E.U..

Cuartel general de las fuerzas estadounidenses y la IAPF y alojamientos de los servicios de salud a lo largo de la ocupación de Santo Domingo:
1.Cuartel general, fuerzas estadounidenses
dos. Cuartel general, IAPF,
tres. Compañía D, trescientos siete Batallón Médico, en el Instituto María Auxiliadora,
cuatro. Compañía C, estación de liquidación,
cinco. quince Centro de salud de Campaña,
seis. Compañía C en el Camp Randall.Oficiales del Servicio Médico reunidos cerca de Santo Domingo a inicios de mayo de mil novecientos sesenta y cinco.

La resolución de intervenir militarmente en la R. Dominicana fue una resolución personal del presidente de los Estados Unidos' Lyndon Johnson.Este, persuadido de la derrota de las fuerzas fieles y por miedo al surgimiento de "una segunda Cuba" en el Caribe, ordenó a las fuerzas armadas estadounidense la restauración el orden.


Hasta ese instante, todos y cada uno de los aconsejes civiles habían estado contra la intervención inmediata, abrigando la esperanza de que la parte lealista pudiese poner punto y final a la guerra civil. El presidente Johnson, no obstante, prosiguió el consejo de su embajador en Santo Domingo, W. Tapley Bennett, quien arguyó la ineficiencia y la irresolución de los líderes militares dominicanos. Bennett sugirió que los EE.UU. interpusiesen sus fuerzas entre los rebeldes y los de la Junta, y que aplicasen de este modo un alto el fuego. Entonces, los USA solicitaron a la Organización de Estados Americanos la negociación de un pacto político entre las facciones opuestas.


El jefe de Estado Mayor general Wheeler le afirmó al general Palmerde la CINCLANT con relación a la intervención militar:


El veintinueve de abril, bajo el razonamiento oficial de la necesidad de resguardar las vidas de los extranjeros - ninguno de los que había sido fallecido o bien herido- una flota de cuarenta y uno navíos fue mandada para bloquear la isla y así empezó la invasión de infantes de marina y una parte de la 82ª División Aerotransportada. Asimismo, se desplegaron cerca de setenta y cinco miembros de la compañía "Y también" del 7th Special Forces Group. En suma, se acabó por mandar a Santo Domingo un contingente de cuarenta y dos con cero soldados y también infantes de marina . .


El presidente Lyndon B. Johnson declaró esa noche que había dado órdenes para el desembarco de infantes de marina en Santo Domingo con el propósito de resguardar la vida de ciudadanos norteamericanos y que la OEA había sido informada de esa situación. Otras versiones aseveran la invasión se efectuó de forma unilateral y que los encargados de la OEA se enteraron de la invasión por radio y por T.V. después del alegato de Johnson. Sin embargo, poco después, los U.S.A. así como la OEA, formaron una fuerza militar interamericana para la intervención en la Rep. Dominicana.


Las fuerzas constitucionalistas resistieron la invasión. A media tarde del treinta de abril, se negoció un alto al fuego, bajo los auspicios de el nuncio apostólico en el país. El cinco de mayo fue firmado el «Acto de Ley» de Santo Domingo por el coronel Benoit (lealista), el coronel Caamaño (constitucionalista) y el comité singular de la OEA. Este acto procuraba un total cese de fuego, el reconocimiento de una «Zona de Seguridad Internacional», un pacto para asistir a los organismos de auxilio y la inviolabilidad de las misiones diplomáticas. La Ley estableció el marco para futuras negociaciones, mas no pudo detener todos y cada uno de los enfrentamientos. Los francotiradores constitucionalistas siguieron disparando contra las fuerzas de U.S.A., si bien los enfrentamientos entre las facciones dominicanas redujeron por un tiempo.


Ante la imposiblidad de lograr una victoria militar, los rebeldes constitucionalistas escogieron a su líder Francisco Alberto Caamaño como presidente del país. Los oficiales de U.S.A. contrarrestaron está acción declarando al general Antonio Imbert Barrera como presidente. El siete de mayo, Imbert fue jurado como presidente del «Gobierno de Reconstrucción Nacional». El próximo paso en el proceso de "estabilización", conforme lo previsto por el gobierno de Washington y la OEA, fue reparar un pacto entre Caamaño y también Imbert para la capacitación de un gobierno temporal. No obstante, Caamaño se negó a reunirse con Imbert hasta el momento en que múltiples de los oficiales "fieles", incluyendo Wessin y Wessin, fuesen obligados a desamparar el país.


El trece de mayo el general Imbert empezó la «Operación Limpieza», con la que sus fuerzas alcanzaron cierto éxito en la supresión de focos de resistencia rebelde a las afueras del ámbito de Urbe Nueva, y el silencio de Radio Santo Domingo. La operación acabó el veintiuno de mayo.

Corredor de seguridad

El catorce de mayo los estadounidenses establecieron un "corredor de seguridad" que conectaba la Base Aérea de San Isidro y el Puente Duarte con el Hotel Embajador y la Embajada de E.U. en el centro de Santo Domingo, los estadounidenses acordonaron fundamentalmente la zona constitucionalista de Santo Domingo. Se bloquearon las carreteras, establecieron patrullaje de forma continua. Unas seis,500 personas de muchas naciones fueron evacuadas y puestas a salvo. Además de esto, las fuerzas armadas estadounidense proveyó ayuda por vía aérea a una gran parte de nacionales dominicanos.


A mediados de mayo, la mayor parte de la OEA votó en favor de llevar adelante la operación, la reducción de las fuerzas estadounidenses y su substitución por una Fuerza Interamericana de Paz (FIP) la que quedó establecida formalmente el veintitres de mayo. Las tropas fueron mandadas por: Brasil - uno con ciento treinta, Honduras - doscientos cincuenta, Paraguay - ciento ochenta y cuatro, Nicaragua - ciento sesenta, C. Rica - veintiuno policías militares, y El Salvador - tres oficiales de Estado Mayor. El primer contingente en llegar fue una compañía de fusileros de Honduras, que fue apoyada entonces por destacamentos de C. Rica, El Salvador y Nicaragua. Brasil presentó la mayor cantidad de efectivos con un batallón de infantería reforzada. El general brasileiro Hugo Panasco Alvin aceptó el mando de las fuerzas terrestres de la OEA y el veintiseis de mayo las fuerzas armadas de EE.UU. empezaron a retirarse.


Los combates siguieron hasta el treinta y uno de agosto de mil novecientos sesenta y cinco, cuando se declaró una tregua.La mayor parte de las tropas estadounidenses abandonaron poco después y las operaciones de mantenimiento de paz fuesen entregadas a las tropas brasileiras, si bien con una presencia militar de EE.UU. que se sostuvo hasta septiembre de mil novecientos sesenta y seis.


El general de Norteamérica Bruce Palmer y el general brasileiro Hugo Panasco Alvin, comandantes de la FIP, el general John Deane, jefe de la ochenta y dos División Aerotransportada de Estados Unidos, y altos oficiales militares y policiales se reúnen el nueve de septiembre con el general Wessin y Wessin en su casa, cerca del Cachón de la Rubia, para conjurar la crisis liberada por su negativa de salir del país. Mientras que veintiseis helicópteros norteamericanos sobrevuelan en el espacio sobre y cerca de su casa, el general Panasco Alvin le comunica que debe salir del país en calidad de cónsul en la ciudad de Miami.


No obstante, en frente de las continuas amenazas y ataques, incluyendo un ataque particularmente violento en el Hotel Matum en la ciudad de Santiago de los Caballeros, Camaaño admitió un pacto impuesto por el gobierno de E.U. y el nuevo presidente temporal dominicano, García Godoy, mandó al coronel Caamaño como agregado militar en la embajada dominicana frente al R. Unido.


En las elecciones presidenciales festejadas en mil novecientos sesenta y seis y con el apoyo abierto del gobierno estadounidense, la candidatura de Joaquín Balaguer, quien había sido presidente títere a lo largo de la era de Trujillo, resultó ganadora sobre Juan Bosch. Bosch jamás recobró el poder. Este hecho dio sitio a una relativa estabilidad a nivel político aparejada a una fuerte opresión por la parte del gobierno de Balaguer, quien se transformó en una figura preponderante en el menester político dominicano a lo largo de décadas.


La Reunión General del Cuadragésimo-Sexto Periodo Ordinario de Sesiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó el quince de mayo de dos mil dieciseis una declaración de desagravio a la Rep. Dominicana, por el rol desempeñado por el organismo regional, al dar el aval que dejó una intervención militar en el país a lo largo de la Revolución civil-militar de abril de mil novecientos sesenta y cinco.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 131 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ NUEVO ORDEN (NWO) ] > ıllı Ocupación estadounidense de la República Dominicana (1965-1966) wiki: historia, libros y películas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas