ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio del Nuevo Orden Mundial (NWO):

ıllı Pablo Cabrera wiki: historia, libros y películas.

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı Pablo Cabrera wiki: historia, libros y películas. 


Pablo José Segundo Cabrera nació en San Juan el doce de septiembre de mil ochocientos cincuenta y siete, hijo del chileno Pablo José Cabrera Ramírez y la argentina Melitona Mercado Quiroga. Aprendió las primeras letras en la Escuela Sarmiento de San Juan, con el profesor Vicente García Aguilera.


A los doce años decidió proseguir la carrera sacerdotal, y para esto se trasladó a la urbe de Córdoba donde radicaban 3 hermanos de su madre, entre ellos Monseñor Eleuterio del Carmen Mercado, canónigo de la catedral de Córdoba, a cuya repercusión debió una beca en el seminario. Otro tío suyo, Fray Domingo Venancio Mercado, habría fallecido en fragancia de santidad en santa Fe el día 16/02/1896.


En mil ochocientos sesenta y nueve, acompañado de su madre, Cabrera pasó a radicar en Córdoba para ingresar al seminario, si bien debió aguardar un año para lograr la beca. El diecinueve de mayo de mil ochocientos setenta ingresó en el Seminario Conciliar de Loreto, teniendo como maestro al humanista, presbítero Apolinario Argañarás. Fue un genial estudiante. Si bien acabó el estudio de teología en mil ochocientos ochenta, no se ordenó sacerdote hasta marzo de mil ochocientos ochenta y tres. Esos 3 años los transcurrió en Mendoza, con su madre y hermanos domiciliados allá.


Apenas ordenado sacerdote, fue destinado como capellán del Instituto de María, de la Casa Matriz de las Esclavas del Corazón de Jesús, cargo en que se desempeñó de mil ochocientos ochenta y cuatro hasta mil ochocientos noventa y seis. En esos años no se limitó a los servicios religiosos, sino dio impulso a la elevación cultural en el terreno de la música y el teatro.


En mil ochocientos ochenta y ocho, compuso un drama en 3 actos, llamado El Paraíso Perdido. En mil ochocientos ochenta y nueve, otro drama en 4 actos: Mensajera de Luz de Vida, o bien de la Iglesia por medio de las Edades. En mil ochocientos noventa, otro en 2 actos: La Dicha. En mil ochocientos noventa y uno, otro en 4 actos: Cristóbal Colón, y otros (todos para representar y cantar). En esos años, asimismo publicó sus primeros trabajos de clase religiosa y general: Fundamentos de la religión, Liberales de aquende y de allende, ciertos textos elementales para la enseñanza, y otros.


Afuera del Instituto de las Esclavas se empezó a granjear prestigio como orador y también historiador. En mil ochocientos ochenta y siete disertó sobre el General José María Paz; en mil ochocientos noventa y dos, publicó un artículo sobre los sacerdotes que vinieron a América con Cristóbal Colón; en mil ochocientos noventa y tres, defendió a Manuel Belgrano contra Adolfo Saldías, y también historió sobre los orígenes y contrariedades del Centro de salud San Roque.


Fue articulista del diario Los Principios, apenas fundado. Dirigió asimismo el Círculo de Obreros Católicos.


El quince de diciembre de mil ochocientos noventa y seis, Monseñor Reginaldo Toro lo nombraba Cura Sacerdote de la Iglesia del Pilar. Al poco tiempo padecerá un surmenage, con lo que le recomendaron reposo en las sierras de Córdoba, donde descubrirá restos indígenas y petroglifos, dando inicio a su tarea de etnólogo.Mas tarde, se haría cargo de la cátedra de etnografía indígena argentina de la Universidad de Córdoba, proyectada por él mismo.


A fines de mil ochocientos noventa y tres hizo un viaje a Europa, con el propósito de acudir en la ciudad de Roma a las Bodas de Oro Sacerdotales del Papa León XIII. Lo llevó una comisión de Religiosas Esclavas como capellán y consejero. A fines de mil ochocientos noventa y seis pasó a ejercer el curato de la Iglesia del Pilar, practicándolo hasta mil novecientos veintinueve, cumpliendo sus obligaciones con gran empeño. Asimismo por esos años, frecuentaba el Fichero de Tribunales, de la urbe de Córdoba. Su vocación era la historia argentina, y en especial la historia de Córdoba.


En mil ochocientos noventa y siete publicó su primera monografía histórica: La Iglesia y la Fraternidad del Pilar. En mil ochocientos noventa y nueve inauguró con un extenso alegato la Tercera Exposición Artística del Liceo de Córdoba. En mil novecientos tres publicó Los Fastos del episcopado de Trejo; en mil novecientos cuatro, una investigación sobre los descendientes de Juan de Garay en Córdoba: en 1910: Ensayos sobre Etnología Argentina. Ese año, la Universidad de Córdoba lo escogió como uno de sus representantes en el Congreso Científico Internacional en la ciudad de Buenos Aires. Los ensayos que presentó en esa ocasión, le valieron encomios calorosos de distinguidos hombres de ciencia.


También adquirió gran prestigio como orador, dando alegatos que impresionaban a la audiencia. Si entre mil ochocientos ochenta y cuatro y mil ochocientos noventa y siete prevaleció la música y la poesía; entre mil ochocientos noventa y nueve y mil novecientos diez prevaleció la retórica, siendo enorme el prestigio como orador que adquirió en Córdoba, Buenos Aires y el resto del país. En mil novecientos cinco, cesó de dar sermones y alegatos por una afección a la garganta (faringitis), si bien entonces Cabrera declaró que fue por resolución propia el dejar la retórica.<.


Un factor que podría haber distanciado a Pablo Cabrera de su dedicación a la historia, fueron las repetidas ocasiones en que el Senado nacional incluyó su nombre en las ternas de provisión de obispados, si bien no fue elegido para ocupar ninguna sede episcopal en su vida.


Alternaba su tarea parroquial con las visitas de investigación al Fichero de Tribunales de Córdoba, y las frecuentaciones culturales a la universidad. A lo largo de cincuenta años, desde mil ochocientos ochenta y seis hasta mil novecientos treinta y seis fue la Universidad Nacional de Córdoba el Ánima Mater de monseñor Pablo Cabrera.


En su monografía sobre el Padre Muriel, la as más grande que haya alumbrado la universidad de Córdoba, expuso Cabrera el espíritu enteramente humanista, la universalidad que distinguió a los que en los tiempos jesuíticos frecuentaron aquella casa de estudios. Del viejo fichero de la universidad extrajo pormenores de las personas y trabajos de Manuel Antonio Castro, Bartolomé Dávalos, Francisco Javier Echagüe, Julián Navarro, Pedro Alcántara Somellera, Luis José de Tejeda y otros.


Aunque recorrió los primordiales ficheros de Argentina: los de la ciudad de Buenos Aires, santa Fe, La Rioja y Tucumán, solo el Fichero de Tribunales de Córdoba fue su predilecto, y su ciencia histórica fue extraída de aquella inacabable cuanto muy, muy rica mina.


Además, antes de mil novecientos veinticinco había recorrido a caballo o bien a pie, estudiando en detalle regiones del Val de Punilla, Cruz del Eje, Candelaria y otras muchas.


En su modesta casa, aledaña a la Iglesia del Pilar, Cabrera reunió una muy valiosa compilación de esculturas viejas, lonas, cuadros, muebles, mosaicos, muebles, guardarropas, fotografías, libros, mapas y documentos.Su valor estaba calculado en más de dólares americanos cuatrocientos, si bien el gobierno argentino se la adquirió en mil novecientos veinticinco por dólares americanos cien, dinero con el que hizo en frente de sus deudas, después de hurtos y desfalcos de gente de confianza.


Para asistirlo a salir de sus inconvenientes económicos, la universidad nombró a Cabrera Recolector de Documentos en 1911; en mil novecientos dieciseis se le creó el puesto de Jefe de Manuscritos, cargo en el que salvó documentos muy valiosos, inventando y orientando la publicación de la Biblioteca del 3º centenario.


1892 - Publicó un artículo sobre los sacerdotes que vinieron a América con Cristóbal Colón.


1897 - Publicó su primera monografía histórica: La Iglesia y la Fraternidad del Pilar.


1903 - Publicó Los Fastos del episcopado de Trejo.


1904 - Estudio sobre los descendientes de Garay en Córdoba.


1906 - El primitivo obispado de Tucumán y la iglesia de Brinca (en cooperación con P. Toscano); Ensayos sobre etnología argentina.


1910 – Los Lules.


1911 – Nuestra Señora de Copacabana; Tesoros del Pasado, tomo I (educación en la colonia).


1913 a mil novecientos quince – 2 páginas sobre Arte Colonial; estudio sobre la Urbe del Barco; noticias bibliográficas sobre el Padre Muriel; un trabajo sobre Ignacio Duarte y Quirós.


1916 – Tomo de universitarios de Córdoba, integrando la Biblioteca del Tercer Centenario de la Universidad de Córdoba.


1917 – En cooperación con el doctor Enrique Martínez Paz, publicó un volumen de las Coronas Incas.Desde hacía múltiples años atrás había propiciado la fundación del Museo Histórico Provincial en la Casa del Virrey Sobremonte. En mil novecientos diecinueve, Cabrera fue nombrado directivo del mismo, siendo estrenado el dieciseis de mayo de mil novecientos diecinueve.


1920 – Córdoba de la Nueva Andalucía. Noticias etnográficas y también históricas sobre su fundación, un ensayo histórico sobre la fundación de Córdoba, que había sido premiado el año precedente por la municipalidad de Córdoba.


1924 – En el país de los Juríes; Gasta y Llacta en boca de sus aborígenes; Estudios sobre la Navegación del Río Tercero. Creó la Junta de Estudios Históricos de Córdoba, constituida en mil novecientos veinticuatro bajo su presidencia.


1925/1926 - Cultura y beneficencia a lo largo de la colonia (dos tomos). Cabrera dedicó un ejemplar de su “Cultura y Beneficencia” al Fichero de Tribunales de Córdoba, tipificándolo como “campo vastísimo y bellos de mis investigaciones históricas”.


1926 - Tesoros del pasado argentino; Estudios históricos y geográficos de Tucumán.


En mil novecientos veintisiete, la Sociedad de Americanistas de la ciudad de París lo escogió miembro titular, por una sugerencia del etnólogo Paul Rivet. Asimismo ese año, la Universidad Nacional de Córdoba le proporcionó el título de Doctor Honoris Causa por su dilatada y meritoria tarea histórica. Esa resolución se le comunicó en el mes de enero de mil novecientos veintiocho, otorgándosele tal distinción el veintitres de junio de mil novecientos veintiocho.


1929 - Los indígenas del país de Cuyo.


1930 - La segunda imprenta de la Universidad de Córdoba.


1931 - Ensayos sobre etnología argentina. Onomástica indiana de Tucumán (publicado en la ciudad de Buenos Aires).


1934 y mil novecientos treinta y cinco - Introducción a la historia eclesiástica del Tucumán, mil quinientos treinta y cinco-mil quinientos noventa (dos tomos); Universitarios de Córdoba.


1936 - Los del Congreso de Tucumán.


Monseñor Pablo Cabrera murió en la urbe de Córdoba, el veintinueve de enero de mil novecientos treinta y seis. Poco tras su fallecimiento, la Universidad de Córdoba ordenó la creación del Instituto de Estudios Americanistas, dependiente de la Escuela de Historia de la Capacitad de Filosofía y Humanidades, sobre la base de la compilación de libros, documentos y manuscritos de Monseñor Pablo Cabrera.


Los restos de Monseñor Pablo Cabrera fueron trasladados el 1 de noviembre de dos mil trece, desde la Catedral de Córdoba hasta la Iglesia del Pilar, donde descansan en una urna en la Capilla del Muy santo, anexa a la iglesia.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 127 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ NUEVO ORDEN (NWO) ] > ıllı Pablo Cabrera wiki: historia, libros y películas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas