ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Directorio del Nuevo Orden Mundial (NWO):

ıllı Rafael Landívar wiki: historia, libros y películas.

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı Rafael Landívar wiki: historia, libros y películas. 


Compañía de JesúsIglesia católica en GuatemalaEmblema de la Compañía de Jesús.Tarjeta de graduación del Instituto San Borja de Rafael Landívar. Impresa por Blas de Ávila en mil setecientos cuarenta y seis.

En mil setecientos cuarenta y nueve se trasladó a México para ingresar a la orden religiosa de la Compañía de Jesús y se ordenó sacerdote en mil setecientos cincuenta y cinco. A su regreso a Guatemala, se desempeñó como rector del instituto San Borja.


En mil setecientos sesenta y cinco, con ocasión de los terremotos que afectaron a la urbe de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala en mil setecientos cincuenta y uno, escribió el próximo poema, que sería publicado así como su Rusticatio Mexicana tras la expulsión de los jesuitas de las posesiones españolas en 1767:

Traducción del latín de José Domingo Diéguez
Calendario de la Paz, 1842

¡Salud, salud, o bien dulce Guatemala,
Origen y exquisitez de mi vida!
Deja, preciosa, que traiga a la memoria
Las dotes las ofrendas que convidas:
Tus fuentes, agradables, tus mercados,
Tus templos, tus hogares y tu tiempo.


Ya me da la sensación de que tus altos montes
En la distancia mi vista determina,
Y las praderas y campiñas verdes
Que terna primavera fertilizan.
Cada rato que cercan las ideas
De los torrentes de aguas cristalinas,
Y sus playas techadas de sombríos,
Por donde las corrientes se deslizan:
Los inodoros de ornamentos decorados;
Y los verjeles de las rosas chiprias.


¿Qué fuera, si el lujo recordase
De dorados damascos y cortinas,
Ya de sedas vistosas, ya de lanas
Con la tyria escarlata bien teñidas?


Para mí siempre y en todo momento fueron estas cosas
Un nutrimento, un gusto bien sentido,
Y dulce alivio que auxilia al alma
En los pesares y aflicciones mías.


Me engaño ¡ha! trastornaron mi cabeza
Las ilusiones que el desvarío pinta!
Lo que era poco ha del gran Reino
Urbe capital, soberbia, soberbia,

Ora no es más que restos y montones

Sin casas, plazas,, templos, ni guaridas.
No quedó ya cobijo al vecindario,
Ni escalando del monte la alta cima;
Puesto que los fragmentos eran precipicios
Que Júpiter cuajó para la ruina.


Pero ¡qué digo! Salen ya del polvo
Desde el umbral repuestos, reconstruidos,
Hasta la cima los lujosos templos
Con muy elegante y sólida maestría.
Ya las fuentes se asocian con los ríos:
Ya las plazas exhaustas y vacías
Se hallan ocupadas por la turba
Restablecida a la calma primitiva.


Recobra la urbe rápidamente
De sus estropicios nueva vida,
Quizás más feliz ¡quiéralo el Cielo!
Como otro fénix de inmortal ceniza.


Gózate ya ¡resucitada Madre!
¡Capital de aquel Reino la más rica!
Libre vive desde este momento para siempre
De temblores, de sus y de ruinas;
Y voy a hacer retumbar hasta los astros
El eco tierno de canciones vivas,
Que proclamen el triunfo esclarecido
Que has alcanzado de la muerte impía.


Acepta, en tanto, este ronco plectro,
Treste consuelo de cariñosa rima;
Y que por premio lograr pueda

Tener en ti mi suspirada dicha.

En mil setecientos sesenta y seis pronunció en latín la oración lúgubre del primer arzobispo de Guatemala, Francisco Pardo y Figueredo, cariño a los jesuitas y quien fue enterrado en el templo de la Compañía de Jesús de la Urbe de México.

Expulsión de los jesuitas de España de 1767Rey Carlos III de España, que expulsó a los jesuitas de sus territorios en mil setecientos sesenta y siete.

Cuando llegó al trono el rey Carlos III en mil setecientos cincuenta y nueve la situación se tornó bastante difícil para los jesuitas, en tanto que en contraste a sus 2 predecesores, el nuevo monarca no era conveniente a los jesuitas, influido por su madre la reina Isabel de Farnesio, que «siempre les tuvo prevención», y por el entorno antijesuítico que prevalecía en la corte de Nápoles de donde procedía.


El dos de abril de mil setecientos sesenta y siete fueron expulsados de España dos mil seiscientos cuarenta y uno jesuitas y de las Indias dos mil seiscientos treinta. Los primeros fueron concentrados y embarcados en ciertos puertos, siendo acogidos en un inicio en la isla de Córcega perteneciente entonces a la República de Génova. Mas por año siguiente la isla cayó en poder de la Monarquía de Francia donde la orden estaba prohibida desde mil setecientos sesenta y dos, lo que forzó al papa Clemente XIII a aceptarlos en los Estados Pontificios, a lo que hasta ese momento se había negado. Allá vivieron de la irrelevante pensión que les asignó Carlos III con el dinero logrado de la venta de ciertos de sus recursos.


Los historiadores del siglo veintiuno relacionan la expulsión de la orden con la política regalista llevada a cabo por Carlos III, aprovechando los nuevos poderes que había concedido a la Corona en los temas eclesiásticos el Concordato de mil setecientos cincuenta y tres, firmado a lo largo del reinado de Fernando VI, y que formaría la medida más radical de esa política, dirigida exactamente contra la orden religiosa más vinculada al papa debido a su «cuarto voto» de obediencia absoluta al mismo. De esta forma la expulsión "forma un acto de fuerza y el símbolo del intento de control de la iglesia de España. En ese intento, resulta claro que los primordiales receptores del mensaje eran los miembros del clero regular. La exención de los religiosos era una incesante preocupación del gobierno y intentó eludir la dependencia directa de la ciudad de Roma.


En Guatemala, los jesuitas abandonaron su convento en Santiago de los Caballeros de Guatemala y su ingenio fue subastado y vendido a los dominicos. Por su lado, la iglesia y el instituto San Borja quedaron al cargo del deán de la Catedral. Sus haciendas pasaron a manos privdas y se cree que muchas de las estatuas y pinturas que existían en los oratorios de las haciendas se hallan en compilaciones privadas de los descendientes de quienes adquirieron las haciendas a fines del siglo XVIII.


Landívar, así como el resto de los jesuitas guatemaltecos, marcharon a México primero, y después a Europa, instalándose en Bolonia, Italia.Es allá donde Landívar publicó su libro Rusticatio Mexicana —Por los Campos de México—, en latín, como su «oración fúnebre» en la muerte del prelados Figueredo y Victoria, benefactor de la Compañía de Jesús. La obra alcanzó tal éxito en su primera edición, editada en Módena en mil setecientos ochenta y uno, que se publicó una segunda, en mil setecientos ochenta y dos, esta vez en exactamente la misma Bolonia, constituida por quince libros y un apéndice, con un total de cinco mil trescientos cuarenta y ocho versos. Ciertas de sus otras obras son: A la capital de Guatemala y Riña de gallos.


Murió el veintisiete de septiembre de mil setecientos noventa y tres, en Bolonia, donde fue enterrado en la iglesia de santa María delle Muratelle. En mil novecientos cincuenta sus restos fueron encontrados y repatriados a Guatemala, en donde fue enterrado en un fastuoso mauselo que se halla en Vieja Guatemala.


De pacto al historiador Ramón A. Salazar, su obra Rusticatio Mexicana estaba ya prácticamente olvidada en Guatemala en mil ochocientos noventa y siete pues las ediciones eran extrañas y escasas. Cuando Salazar fue ministro de Relaciones Exteriores del gobierno del general José María Reina Distritos en mil ochocientos noventa y tres, pidió al cónsul de Guatemala en Venecia a fin de que visitara Bolonia y descubriera todo cuanto pudiese sobre Landívar, incluyendo un retrato del fallecido mas fueron poquísimas las referencias que pudo hallar. El cónsul mandó 2 copias de Rusticatio mexicana, una de las que fue traducida al de España por el doctor Antonio Ramírez Fontecha, quien la imprimió en la capital de España, a tiempo para presentarla en la Exposición Centroamericana de 1897; la otra copia fue preservada en la biblioteca del ministerio de Relaciones Exteriores y después entregada al versista Joaquín Yela a fin de que hiciese otra traducción de exactamente la misma.


En mil novecientos cincuenta y seis, tras cooperar con el derrocamiento del gobierno del coronel Jacobo Arbenz Guzmán, el arzobispo guatemalteco Mariano Rossell y Arellano consiguió que en la constitución se incluyese la autorización a la Iglesia Católica de tener propiedades, de que el Estado apoyara la educación católica y de que la iglesia tuviera una universidad, por vez primera desde el instante en que las órdenes regulares fueron expulsadas de Guatemala en mil ochocientos setenta y dos. Merced a esto, hubo un apogeo notable en la creación de institutos católicos y en mil novecientos sesenta y uno se creó la Universidad Rafael Landívar, por la Compañía de Jesús que había retornado a Guatemala en mil novecientos cincuenta y cinco.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 187 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > [ NUEVO ORDEN (NWO) ] > ıllı Rafael Landívar wiki: historia, libros y películas.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas