ıllı Nuevo Orden Mundial (NWO) y Conspiranoias (2018)

NEW WORLD ORDER - ILUMINATIS - BILDERBERG - EXTRATERRESTRES - REPTILOIDES - APOCALISIS ZOMBIES - ANONYMOUS

ıllı Informes sobre Reptilianos y Reptiloides Humanos:

ıllı Pensamientos y cerebros reptilianos (Wikinfo)

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

planeta tierra

salud  ıllı Pensamientos y cerebros reptilianos (Wikinfo) 


Juan José Sobrado Ch.

La NTVS (National Television Violence Study) es una investigación independiente sobre las peculiaridades y los efectos de la violencia en la T.V., que la National Cable Television Association de USA, encargó a 4 universidades de U.S.A. (California, North Carolina, Texas, Wisconsin), y a un equipo de más de doscientos especialistas. Esa investigación duró más de 3 años y examinó el inconveniente de manera directa, y por revisión de lo investigado a este respecto a lo largo de más de cuarenta años de estudios.

Los resultados, últimamente publicados, son horripilantes y coinciden con lo dicho previamente a este respecto por la American Psychological Association, American Medical Association, el Surgeon General's Advisory Committe on Television and Behavior, y el National Institute of Mental Health. Esto es, que las más autorizadas autoridades en la materia de E.U. son respondas a este respecto.

Estados Unidos tiene un nivel alto de violencia en el delito, en especial, en la participación de pequeños y adolescentes. Cada 5 minutos, un pequeño es detenido por un crimen violento y cada 3 horas es asesinado un pequeño por crímenes con armas. Día tras día 100 mil pequeños llevan armas a la escuela y los adolescentes participan en el veinticuatro por ciento de todos y cada uno de los arrestos por crímenes violentos, porcentaje que está al alza, mientras que reduce el pertinente a los mayores de treinta y cinco años.

En lo que se refiere a las personas de quince a veinticuatro años, el asesinato es la segunda causa de muerte. Un pequeño que se cría en la ciudad de Chicago tiene 15 veces más probabilidades de ser asesinado, que un pequeño de Irlanda del Norte. USA tiene la tasa de homicidios más alta en el planeta desarrollado y la tercera de arriba para abajo en el campo mundial.

Aunque distintos factores como las bandas, las drogas, la disponibilidad de armas, la pobreza y el racismo contribuyen a estas preocupantes cifras, existe "clara patentiza", como lo determina el estudio, de que "la exposición de la violencia en los medios, contribuye de forma significativa a la violencia en la sociedad". Efectivamente que la violencia es multifacética y que "todos estos factores pueden conjuntarse en forma independiente y también interactiva para producir comportamiento antisocial", mas se reconoce por todos que la exposición de la violencia en los medios es un esencial factor, y que al unísono es el más simple de atenuar. Para ese efecto, el estudio identifica cuáles géneros de material violento son los más conflictivos, y cuáles géneros de violencia existen en la T.V..

El estudio establece como un hecho probado la relación entre la violencia en la TV y el comportamiento beligerante, en todas y cada una de las coordenadas de tiempo, sitio y demografía, y en todos y cada uno de los géneros y variedades de espectáculos televisivos. Los hábitos violentos se aprenden temprano en la vida y forman la base del comportamiento siguiente. Los pequeños violentos tienen más inconvenientes en la escuela y tienden a ver más T.V.. La violencia que ven fortalece de este modo su tendencia a la agresión. Los hábitos violentos una vez establecidos son resistentes al cambio, y adelantan una seria conducta adulta antisocial. "Si la observación infantil de la violencia en los medios fomenta el aprendizaje de hábitos beligerantes, puede tener consecuencias perjudiciales para siempre". Es decir, que el comportamiento televisivo infantil es un factor que fomenta la delincuencia adulta.

Además de acrecentar el comportamiento violento cara otros, por aprendizaje y también imitación, la exposición de la violencia en la TV afecta a todos pues desensibiliza emotivamente cara la violencia del planeta real y sus víctimas, y aumenta el temor a ser víctima de la violencia y también acrecienta los comportamientos de falta de confianza y autoprotección.

Para que semejantes efectos perjudiciales se generen, el contexto en que se presenta la violencia resulta esencial. El estudio apunta 9 factores de semejante contexto: la naturaleza del perpetrador, de la víctima, la razón de la violencia, la presencia de armas, la extensión y el carácter gráfico, el grado de realismo, si la violencia es gratificada o bien castigada, las consecuencias de la violencia, y si se presenta o bien no como chiste. El estudio apunta un nivel alto de violencia perjudicial en prácticamente todo el fantasma de los espectáculos televisivos, en cuenta en los dirigidos a los pequeños.

La cuestión de la violencia en la T.V., y por extensión en los otros espectáculos, pasa de esta forma a ser un problema médico pública y de prevención delincuente, que nada debe ver con la cuestión jurídica sobre la libertad de pensamiento y de expresión.

Además de que la violencia delincuente se aprende por imitación de modelos, en especial en la edad infantil, como está establecido por los especialistas, sus bases biológicas de generación conductual lo hacen ver todavía con más claridad. En el cerebro humano se aprecian 3 niveles: el de los instintos esenciales, en cuenta la agresividad como mecanismo protector, establecido en el bulbo raquídeo, que compartimos con los vertebrados primitivos, de ahí que lleva por nombre "cerebro reptílico o reptiliano"; el del cerebelo, o bien de la coordinación muscular y otras funciones; y el de la conciencia, el pensamiento, la voluntad y los cariños superiores como el amor, establecido en la corteza cerebral. El estímulo a la violencia se dirige de manera directa al "cerebro reptílico", y nada debe ver con el pensamiento, salvo manipularlo con el despertar de fuerzas primitivas, con lo que es un atentado contra la libertad de pensamiento y de determinación. La libertad de pensamiento y su expresión, garantizada constitucionalmente, y contra la que no cabe la censura o bien control anterior, es la de la corteza cerebral, y no las actuaciones de la parte "reptiliana", que no son pensamiento, sino más bien mecanismos de base que los humanos deben poder manejar de forma libre, sin jaulas o bien coerciones que, propósitos comerciales manipulan con descaro su parte reptílica.

Por eso, la cuestión tan cara de la libertad de pensamiento y de determinación tiene otro enfoque que no ha sido advertido, por quienes a nombre de la libertad, se oponen a una regulación de los espectáculos públicos, dirigida no a su pensamiento, sino más bien a su manipulación irresponsable y también interesada del "cerebro reptílico".


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion

  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Nuevo Orden Mundial 

autoayuda.es   BUSCADOR NOM (NWO)    

 

USUARIOS:

Hay 344 invitados y ningún miembro en línea

nuevo orden mundial

nuevo orden mundial

 

WEBs AMIGAS:

anonymous

 

Está aquí: Inicio > Reptilianos (Reptiloides) > ıllı Pensamientos y cerebros reptilianos (Wikinfo)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas